La Marea ‘ahoga’ a la privatización de la sanidad

Marea Blanca
Foto Marea Blanca
Marea Blanca
/Foto Marea Blanca

[three_fourth last=»no»]

ROBERTO BLANCO TOMÁS

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, anunciaba el 28 de enero la paralización del proceso privatizador de la atención médica en los seis nuevos hospitales públicos —Infanta Leonor (Vallecas), Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes), Infanta Cristina (Parla), Hospital del Henares (Coslada), Hospital del Sureste (Arganda) y Hospital del Tajo (Aranjuez)—. “El Gobierno ha decidido dejar sin efecto el proceso de la externalización de la gestión sanitaria a la vista de la resolución dictada por los tribunales”, declaraba en la rueda de prensa convocada a tal efecto. Dicha decisión ha tenido otra consecuencia inmediata: la dimisión del consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, tras desactivarse uno de los proyectos “insignia” de su gestión. “He decidido dejar el cargo de consejero porque yo fui quien propuse este proyecto, lo puse en marcha y las circunstancias lo han hecho imposible”, señalaba.

La resolución judicial a la que ha aludido González es la decisión del pleno de la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de devolver a sus juzgados de origen los siete recursos presentados en contra del proyecto privatizador. Los 43 magistrados presentes en el mismo tomaban esta decisión por mayoría el 9 de enero, lo que de hecho suponía un varapalo más a los planes de la CAM.

Recordemos que, en septiembre, la sección tercera del TSJM ordenaba paralizar dicho proceso de privatización para poder estudiarlo más a fondo. En el auto se apuntaba a posibles irregularidades en la adjudicación y a que, una vez puestos en práctica los planes de la CAM, los cambios que éstos suponen podrían resultar “irreversibles”, motivo por el cual resultaba de todo punto necesario dicho estudio a fondo del proceso. El caso había sido avocado al pleno por Gerardo Martínez Tristán, ex-presidente de la sala de lo Contencioso-Administrativo y ahora vocal del Consejo General del Poder Judicial a propuesta del PP, por considerar que las dos secciones que se ocupaban de los recursos presentados habían tomado decisiones que “resultan o pueden resultar contradictorias”. Sus antiguos compañeros no lo vieron como él, no encontrando contradicción alguna. La vuelta de los recursos a los juzgados de origen habría tenido como consecuencia que los planes de la CAM siguieran congelados, como poco, durante muchos meses. La misma mañana en que González hacía su anuncio, el TSJM acababa de desestimar el recurso de la CAM contra esta decisión, confirmando la suspensión cautelar del proceso, por lo que finalmente el Gobierno autonómico ha decidido “tirar la toalla”.

Toma de posesión del nuevo Consejero de Sanidad, Francisco J. Rodríguez.
Toma de posesión del nuevo Consejero de Sanidad, Francisco J. Rodríguez. /Foto: Prensa CAM.

Aunque todo este caso parece una maraña de decisiones políticas y resoluciones judiciales, es imposible obviar que la historia hubiera sido muy otra sin las movilizaciones de trabajadores y usuarios de la sanidad, en el marco de lo que se conoce como “Marea Blanca”. La creciente sucesión de manifestaciones y acciones de protesta de todo tipo ha conseguido hacer visible la imagen de que todo el mundo —excepto los agentes implicados en el proceso— está en contra de la privatización de la sanidad pública madrileña. Y sin duda esta imagen ha estado en el ánimo de todos y ha tenido una influencia decisiva en todas las actuaciones políticas y judiciales que han contribuido de alguna manera a “derribar” el proyecto de la CAM. De ello cabe extraer, al menos, una conclusión muy importante: protestar y movilizarse contra lo que no nos gusta sí sirve, y esta victoria de la movilización ciudadana nos lo demuestra. Los eslóganes de “Sí se puede” y “Juntos podemos”, coreados hoy por doquier, no andaban errados.

Optimismo ‘sin bajar la guardia’ desde Vallecas

La noticia de la paralización del proceso privatizador ha sido recibida con alegría por los colectivos en defensa de la sanidad de todo Madrid. María José García, de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Vallecas nos confesaba su “optimismo, porque se puede. Estamos en un momento en el que podemos respirar, porque saliendo a la calle, luchando y estando juntos, sí se puede”, explicaba. María José aprovechaba para “felicitar a la ciudadanía por el éxito que hemos conseguido”, aunque advertía: “hemos conseguido parar la privatización de los hospitales, pero no bajemos la guardia. La privatización está dentro de sus objetivos, y a través de las derivaciones también están privatizando… Si no seguimos presentando batalla, podrían conseguirlo”.

 

[/three_fourth]

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

55 − 46 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.