Una radiografía del sector 6 de Cañada Real

1
158

Redacción / Vallecas VA /

Seis estudiantes de diferentes carreras y universidades españolas han llevado a cabo para la Escuela de Liderazgo Universitario de la Universidad Francisco de Vitoria y el Banco Santander ‘Invisibles’, un informe que analiza la situación del sector 6 de la Cañada Real Galiana. Aseguran que los principales problemas son de ámbito económico, social, educativo, legal, sanitario, de infraestructuras y de falta de transporte público.

En su análisis alertan de que existe, supuestamente, una inmigración no regularizada acrecentada por la ausencia de registros oficiales. Sus datos arrojan que los extranjeros, independientemente de su situación administrativa, forman un tercio de la población y son de mayoría marroquí. En este contexto, consideran que la economía de subsistencia y sumergida, es la principal actividad laboral en el sector 6, un hecho que, a su juicio, parte de la falta de recursos económicos y de los altos índices de desempleo. Entra en juego entonces la venta de droga que invade de manera no adecuada la principal forma de sustento (el mercado de la droga es de 1 km y medio y de los 100 puntos de venta que había en 2010 actualmente quedan 40).

En este punto desvelan que, alrededor de la droga, existe una serie de empleos relacionados, según cuentan voluntarios de la zona. “Algunos residentes se dedican a la consecución de jeringuillas, otros a su desinfección, a servir a las familias vendedoras de droga y algunas mujeres, a la prostitución. La moneda de cambio en el día a día es la dosis de droga”, describen. Al respecto, añaden que dentro del propio mercado de la droga existe “una desigualdad social abismal” entre los ricos y poderosos vendedores y los más de 180 drogodependientes que viven allí. “Quedan así condenados a su marginalidad”, concluyen.

El trabajo universitario establece que esta marginalidad, derivada de la falta de recursos y empleo (34,8%), es consecuencia a su vez de la falta de educación y guetificación de la zona desde edades tempranas y de la estigmatización que supone ser residente de la Cañada Real. “A pesar de esta circunstancia son cada vez más las oportunidades que se abren en materia de educación, siendo cada vez más los y las estudiantes que finalizan estudios medios o superiores y siendo más los encuentros vecinales como cabalgata de Reyes, carnavales, días deportivos o campamentos urbanos”, afirman las entidades que trabajan en la zona.

 

Vivienda precaria

En cuanto a las infraestructuras, dicen que el sector 6 vive problemas muy graves de vivienda, dificultad de acceso a servicios públicos y mala comunicación con otros núcleos urbanos. “Sus construcciones ilegales actúan como puntos de venta de droga, pero normalmente también como residencia. Las casas suelen carecer de agua corriente, calefacción y otros servicios, como la electricidad. A ello se suma, que están hechas con materiales inadecuados que producen goteras, humedades y plagas”, argumentan. Además, a su entender, una de las razones de esta situación es su localización junto al vertedero de Valdemingómez, cuya insalubridad dificulta vivir ahí. Consideran que esta circunstancia afecta, a su vez, a los centros educativos, sanitarios y culturales y favorece su aislamiento social. 

 

Problemas de salud

Los universitarios explican que la acumulación de residuos, aguas estancadas y la falta de alcantarillado, entre otros, producen problemas de salud, sobre todo en los 3 últimos kilómetros conocidos como la Cañada sin asfaltar. “Las enfermedades respiratorias, como infecciones pulmonares y neumonía, son de las más recurrentes. A ellas se suman las digestivas, como la gastritis o gastroenteritis, a causa del tipo de comida y sus condiciones. Los trastornos cardiovasculares, los dolores crónicos, las enfermedades infecciosas y los trastornos psiquiátricos también son habituales”, relatan.

Sin embargo, presentan la drogadicción como el mayor problema de salud en una zona donde se acumula el 95% de la droga de Madrid. Al respecto, dicen que la cocaína y la heroína son las sustancias más consumidas, especialmente adictivas, con alto síndrome de abstinencia y consecuencias nocivas en la salud. 

“Desde 2007 y, por causas ajenas a los habitantes de finales de los años 50, su vida cotidiana se vio alterada por la llegada de este mercado de la droga. Esta circunstancia afecta a parte de su población y al resto de la sociedad, ya que se venden 12.000 dosis diarias cuando en Cañada sólo viven 180 residentes consumidores/as activos”, destacan los colectivos que trabajan en la antigua vía pecuaria.

 

Educación

El análisis estima, por otro lado, que solo alrededor de un 20% de niños entre 3 y 6 años están escolarizados, mientras que entre los de 12 y los de 16 años son únicamente un 24%. “Este problema deriva precisamente del cosmos que se ha creado, que dificulta la mejora del absentismo, cuando los menores ven dinero fácil desde su infancia y son animados por sus padres a continuar el legado”, justifican los responsables del estudio. Para ellos a esta situación contribuye también la ausencia de transporte para llegar a las escuelas con un número importante de fracaso y abandono escolar lo cual les lleva a convertirse en la población futura del sector 6. Aún así, cada vez son más los y las niñas que llegan a sus centros educativos con 24 rutas escolares que van, principalmente a Villa de Vallecas y también a Rivas Vaciamadrid y Perales del Río con alrededor de 1296 desplazamientos diarios.

 

Clasismo y división social

Por último, determinan que el contexto social está “marcado por el clasismo, por la falta de comunidad y por el aislamiento con el resto de la sociedad”. Al respecto, argumentan que el día a día en este sector viene condicionado por la separación entre los habitantes ajenos al mundo de la droga y aquellos que participan del mercado existiendo plena desconexión entre ellos. 

El sector 6 de la Cañada Real Galiana pertenece casi por completo al municipio de Madrid y parte al de Getafe. Habitan en él diferentes familias en su mayoría de etnia gitana (casi el 50%), además de payos y de un importante número de inmigrantes de Marruecos, Rumanía, Bulgaria, Bolivia, Portugal. La mayoría de los habitantes del sector se instalaron para llevar a cabo una vida corriente. Sin embargo, la labor contra Las Barranquillas acabó convirtiendo la última parte de la Cañada en, dicen diversas fuentes, el mayor mercado de la droga de Europa Occidental. Familias vendedoras de estas sustancias y unos 180 drogodependientes que viven permanentemente en la zona son sus protagonistas.

Para contribuir a mejorar esta situación se creó en 2011 la Red Entidades sector 6 y también se ha fortalecido el tejido social vecinal que ha pasado de tener una única asociación vecinal en 1980 a tener ahora dos más, constituidas entre 2011 y 2015. Además, actualmente se están articulando dos grupos comunitarios vecinales en este sector.

1 Comentario

  1. Enhorabuena por la informacion…. o mas bien DES INFORMACIÓN dada es esta noticia. Queda bien claro que cualquiera sin conocer la realidad puede escribir lo que le viene en gana porque sí. Un saludo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.