La mayor huelga de la historia de Telefónica, silenciada

Huelga Telefónica

REDACCIÓN.

Al cierre de esta edición, el personal de instalación y mantenimiento de Telefónica lleva 56 días de huelga indefinida a nivel nacional. Las protestas comenzaron el 28 de marzo cuando los técnicos de la multinacional en Madrid decidieron paralizar los servicios y reclamaron que se revocara el actual contrato por baremos y que se impusiera una jornada laboral de 8 horas.

Los motivos que los llevan a la huelga son las condiciones precarias que deben soportar a diario. Los empleados tienen una jornada laboral de 10 y 12 horas, cuando sus contratos reflejan solo 4, y con un sueldo que ronda los 600-800€. Están sujetos a un tipo de convenio que puntúa sus actuaciones, y en función de ese baremo se establece su salario. Telefónica ha reducido en un 50% dicha puntuación en los últimos 6 años, por lo que los técnicos deben trabajar muchas más horas para cobrar un sueldo no superior a los 800€.

También denuncian que no se les pagan los desplazamientos cada vez que acuden a algún servicio. “Debemos usar nuestro propio coche y pagar la gasolina, y a veces hasta las herramientas” asegura Holguer Peña, trabajador de Cotronic, subcontrata de Movistar. Según los empleados, la empresa tampoco cumple con la normativa relativa a riesgos laborales. “El EPI (Equipo de Protección Individual) brilla por su ausencia”, asevera uno de los técnicos  de Telefónica, al mismo tiempo que recuerda cómo un compañero se desprendió de un poste por no contar con el cinturón de agarre. Asegura que el material de protección, como el cinto de escalada, gafas, guantes y demás herramientas, lo han costeado de su propio bolsillo. “Encima, si viene la inspección y no tienes el material, la multa no es para Telefónica ni para la subcontrata, sino para el técnico”, protesta.

Peña señala que la situación se agrava con los autónomos, porque realizan las mismas funciones que cualquier empleado pero con la desprotección que supone ser trabajador por cuenta propia: “Movistar mira para otro lado cuando se le plantea la situación”.

El parón se traduce en que todas las averías de los clientes de Telefónica, Vodafone, Orange y Jazztel no se solventarán hasta que se resuelva el conflicto entre la empresa y los trabajadores. Lo sorprendente es que ninguno de los grandes medios de comunicación ha informado a la población de este grave suceso. ¿Será por cuestiones publicitarias?

 

Más información en:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 10 + = 15

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.