«Cazamos» a la Pedroche

Sobre estas líneas, Cristina Pedroche con el autor de Rayolandia. Foto: Dani Velasco

Como si trabajáramos para un programa del corazón, uno de esos que tanto persigue en el suyo Cristina Pedroche. Así fue como gracias a un “soplo” y a nuestra labor de “investigación”, conseguimos localizar en la grada del Estadio de Vallecas a la reportera de “Sé Lo Que Hicisteis” (LaSexta), pese a sus enormes gafas de sol y a la bufanda del Rayo con que se camuflaba. Subimos a su asiento, compartimos un ejemplar de VallecasVA con su foto en la portada, y después de eso se acabó la tranquilidad para ella.
Una vez “identificada”, no tuvo más remedio que hacerse unas cuantas fotos con sus admiradores. Lo sentimos, Cristi Pedroche, la vida del «famoseo» es así…

Operación Kapirote
Entre las actividades organizadas por los aficionados del Rayo para protestar por la situación de la entidad, hubo un “regalo” especial para la familia Ruiz-Mateos. Conocedores de su admiración por los actos religiosos, varios aficionados rayistas, ataviados con la tradicional indumentaria de nazareno, se presentaron en casa de doña Teresa Rivero, en Somosaguas, para procesionar como Dios manda. Posteriormente, y afectados por las penurias que la Familia está pasando, hicieron lo propio en Aravaca, donde frente al “hogar” de Javier Ruiz-Mateos arrojaron harina y huevos. Todo un detalle, pues son alimentos que ayudan a combatir la malnutrición en personas con graves problemas económicos.

El Komando Brocha
De la noche a la mañana, el interior del Estadio de Vallecas apareció con todos los anuncios de empresas de Nueva Rumasa tachados. Alguien, seguramente aficionado al arte, pintó de negro las vallas publicitarias e incluso en alguna de ellas mostró su desacuerdo con los propietarios del Club. La operación pudo costarles cara a los autores, ya que son muchos los anuncios que había que tachar y la pintura tampoco es que esté barata. Ni los banquillos, ni el marcador electrónico, se salvaron de los brochazos. Todos: chocolates, batidos, salsas de tomate y leche, resultaron eliminados
a golpe de brocha y rodillo. ¡Vaya forma de hacer desaparecer un holding! Ni Boyer lo hubiera hecho mejor…

Peleles en el palco
Para paliar la ausencia de directivos en los partidos, alguien tuvo la idea de colocar en su lugar unos peleles de trapo vestidos de presidiarios. Así, en el partido frente a la U.D. Las Palmas, dos peleles con las caras de Javier Ruiz-Mateos y doña Teresa Rivero fueron descolgados desde la tribuna superior de la calle del Arroyo del Olivar, para terminar “sentados” en la zona del palco. ¿Qué cómo consiguieron meterlos en el estadio? Un aficionado, provisto de dos abonos libres, pasó llevándolos agarrados de la mano al grito de “¡Son mis primos, y este es su abono!”. Parece una broma, pero fue real: así pasaron y así lograron colocarlos en el palco. Quien siga empeñado en no venir a Vallecas, se está perdiendo todo esto…

Bromitas las justas
A los problemas económicos y de toda índole que sufre el club, se añaden las maniobras de “intoxicación” difundidas por algunos medios de comunicación. Sandoval convocó una rueda de Prensa para denunciarlo y mostró papeles que desmontaban las informaciones publicadas por el Marca. Casado con su mujer, Sandoval no se casa con nadie más. Pues sólo faltaba…

Precios de saldo
No me digan que no es sospechoso que ya estén de rebajas en la Tienda Oficial del Rayo Vallecano. Oímos a diario que el Club pretenden desmantelarlo, que a los futbolistas los quieren vender a precio de saldo, y ahora nos salen con esto. De seguir así lo próximo qué será ¿cambiar el nombre del campo y llamarle Nuevo Estadio de Vallecas?

No se arrodillan
Una de las mejores enseñanzas que nos está dejando esta temporada es que no hay que arrodillarse ante las adversidades. Al “para atrás, ni para coger impulso” habrá que añadir el “Vallecas no se arrodilla”. Ni equipo ni afición se han dejado impresionar por las noticias de la venta y ahí siguen, de pie y con la cabeza bien alta.

La vida pirata
Cada vez es más habitual que tras acabar el partido, los jugadores vuelvan a salir al campo a agradecer a los aficionados su apoyo, y que terminen cantando con ellos “La vida pirata”, que es la vida mejor como todos bien sabemos…. Con el estadio casi vacío, resulta grandioso. Se lo pierden esos nerviosos que salen corriendo porque no llegan a tiempo para ver el partido del Madrid, o del Atleti. Pardillos…

Sois grandes, pequeños
Los pequeños accionistas del Rayo han demostrado que aún teniendo un porcentaje muy pequeño dentro del capital de la entidad, su valor emocional representa el 100 por cien de lo que vale el Club, lo que sentimentalmente les convierte en sus auténticos dueños. Eso demuestra que, afortunadamente, el dinero no lo es todo en el fútbol. Hace 20 años invirtieron parte de sus ahorros y ahora cuentan con el respeto de la afición.

En pelotas…
Con la excusa de que “LOS RUIZ-MATEOS DEJAN AL RAYISMO DESNUDO” los aficionados montaron un “full monty” y se quedaron en bolas durante unos minutos. ¡Una vergüenza!, seguro que fue idea de cuatro melenudos de esos…

…Y hasta las pelotas
Como quejarse una vez no sirve de mucho, volvieron las protestas contra los Ruiz-Mateos, en esta ocasión lanzando varios balones al campo mientras sobre él se disputaba un partido. La grada lo manifestaba con una pancarta: “ESTAMOS HASTA LAS PELOTAS”. Nosotros también, y no vamos tirando ejemplares de VallecasVA desde la tribuna…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha + 51 = 59

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.