Cañada Real defendió su derecho a la luz en Sol

Varias manifestantes se tapan la cara con carteles en la protesta. Foto: J. Arguedas

Por Redacción

Alrededor de 500 personas, entre ellos vecinos y sobre todo vecinas de Cañada Real, se concentraron frente a la Puerta del Sol, sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid, el jueves 3 de diciembre, de 11 a 13 horas, para exigir una solución al corte de luz que llevan sufriendo en sus hogares y en sus calles más de 1.300 familias de la antigua vía pecuaria desde hace 65 días. Siete autobuses llegaron al Centro de la capital con población los sectores 5 y 6 de Cañada en una concentración organizada por las asociaciones vecinales Al-shorok y del sector 5, por las asociaciones Tabadol y AMAL (Asociación de Mujeres Árabes Luchadoras) y por Comisión por la Luz Sector 6.

‘Queremos pagar la luz. Solución ya’, ‘Hartos de sobrevivir, queremos vivir’, ‘Algo falla en la humanidad cuando gritamos por nuestros derechos’ o ‘La Cañada no es droga’ fueron algunos de los lemas que los carteles y pancartas que portaron los manifestantes para reclamar la vuelta del suministro eléctrico de forma continua y permanente. En el epicentro de la ciudad, gritaron con fuerza y rabia que son “gente trabajadora que está enfermando”. Además, recordaron que mientras llega el desmantelamiento del sector 6, el Pacto Regional por la Cañada establece que se tienen que garantizar los suministros básicos

Los manifestantes. frente a la Puerta del Sol. Foto: J. Arguedas

«Hemos tocado la puerta de Naturgy, ninguna explicación. Hemos tocado la puerta del Comisionado de la Comunidad, ninguna explicación. En el Ayuntamiento, igual. Con el Defensor del Pueblo, ninguna explicación», aseguró una de las vecinas afectadas. «Somos un barrio más, nos sentimos como todo el mundo, con derecho a tener suministro eléctrico en casa. Conocemos que en el Sector 6 se vende droga, pero sólo está en un kilómetro, en los 5 restante somos gente normal y corriente, trabajadora, que nos estamos enfermando», añadió.

Haciendo hogueras

«Los niños se están poniendo malos de bronquiolitis. Hay gente enferma que empeora, que están ingresando. Hay gente diabética que no puede ponerse insulina porque tenemos la luz apagada. Tenemos que estar haciendo hogueras para los niños. Somos personas y tenemos derecho, como cualquier persona de España, porque estamos en España», enfatizó esta vecina de Cañada.

Una niña enseña su cartel hecho en con trozo de cartón. Foto: J. Arguedas

Por último, adelantó que Cañada «va a seguir luchando, cueste lo que cueste, hasta que devuelvan el suministro eléctrico». «Hay gente que lleva viviendo ahí 40 años, ¿qué pasa ahora? ¿qué quieren de nosotros?, ¿que nos vayamos? No nos vamos a ir, es nuestro barrio, es mi hogar, es mi casa, no me la ha dado nadie. Queremos una solución para hoy, no para mañana», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 4 + 6 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.