Tomar las riendas de nuestro barrio

Un momento de la marcha vallecana por la Sanidad Pública del 22 de noviembre. Foto: G. Belinchón

Diciembre, mes para valorar un año. Diciembre de 2020, imprescindible valorar el año de la COVID-19. Por primera vez en la historia del ser humano, el mundo se ha sentido unido. Un bichito invisible y una mascarilla nos ha dicho con total claridad que ya no existen continentes, ni países. Que el mundo es uno y lo que pase en un pequeño pueblecito puede afectar al resto de seres humanos en todo el planeta. El mundo ha cambiado y tal vez no nos hayamos dado cuenta de ello.

Ante la COVID-19, ha habido mucha torpeza por parte de las administraciones en todos sus niveles. Mucho desacierto e irresponsabilidad en cómo se está entendiendo y tratando la cuestión y todas sus consecuencias. ¿Es que no hay vida más allá de la COVID? ¿Acaso lo más importante es vivir o lo realmente importante es que todos vivamos en condiciones dignas y no cada vez peor, como está pasando?

Hablando de nuestro Vallecas y de otros aspectos, ¿cómo se les ocurre pensar que podrían sacar La San Silvestre de Vallecas?. Son muy torpes, ¿qué piensan, que nos íbamos a quedar con los brazos cruzados ante tanto atropello y desprecio?, ¿qué piensan, que el mundo, que el barrio, es suyo y pueden hacer lo que se les antoje? Si eso es lo que ingenuamente pensaron, que se vayan agarrando los machos.

Retomando con el editorial del mes pasado, Cañada Real sigue sin luz, con más de un mes en el sector 5 y más de dos en el sector 6 (perteneciente a Villa de Vallecas). Después de movilizaciones sin descanso y sin una respuesta convincente por parte de nadie, solo queda seguir presionando en la calle, buscar la solidaridad del resto de vecinos de Vallecas y de Madrid de manera que a “los políticos” de todas las administraciones involucradas se les haga insostenible mantener este maltrato, este desprecio hacia más de 1.300 familias.

Y para terminar, necesitamos mayor responsabilidad y profundidad de cada uno de nosotros a la respuesta a esta permanente pregunta: ¿qué necesitamos hacer o dejar de hacer como barrio para que de verdad los vecinos podamos imprimir la dirección hacia el barrio que queremos?. Cada uno decidirá si responderse o no, pero indudablemente acercarnos hacia el barrio que queremos pasa por una verdadera unión de todos los vecinos de buen corazón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 54 + = 58

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.