Victoria en el partido interminable

Los jugadores rayistas celebran el primer tanto del encuentro. Foto: Rayo Vallecano

Por Raúl González

El Rayo Vallecano ganó con solvencia (2-0) en el ‘partido interminable’ ante el Elche C. F., disputado del 16 de enero, y se clasificó para los octavos de final de la Copa del Rey. Catena y Bebé fueron los protagonistas de la gélida noche y sus goles permitieron al conjunto franjirrojo pasar de ronda tumbando a todo un Primera División.
El partido se jugó finalmente a las 22 horas en la Ciudad Deportiva de Las Rozas, tras haberse aplazado en dos ocasiones en dos escenarios totalmente diferentes. Un estadio, completamente nevado, dio la bienvenida a ambos equipos en estos 1/16 del Torneo del K.O.

Los de Vallecas salieron al partido con determinación y confianza. Fruto de ello, fue el gol del extremo rayista Bebé, tras un gran disparo de falta directa ante el que nada pudo hacer el guardameta ilicitano. Los franjirrojos siguieron mandando en el terreno de juego y buscaron ampliar la ventaja en repetidas ocasiones, pero el resultado no se movió más hasta el descanso.

Iraola introdujo variantes en el once inicial, para dar una nueva cara a su equipo. Esto sirvió al conjunto vallecano para continuar con el dominio del duelo y mantener la posesión del balón. Los siguientes minutos siguieron la misma dinámica que llevaba el partido, hecho que aprovechó Catena para ampliar la ventaja a la salida de un córner. Los compases finales sirvieron para dar oportunidades a los menos habituales y para que Manu Navarro, mediocentro del filial rayista, debutase con el primer equipo.

El Rayo Vallecano tendrá que esperar al sorteo para conocer a su próximo rival.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 7 + 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.