Vallecas frena el desalojo de la familia de Manuela

La PAH de Vallekas puso diferentes carteles denunciando el intento de desahucio. Foto: PAH Vallekas

La Comisión judicial encargada de supervisar el desahucio no pudo cumplir con su cometido al encontrarse con 50 personas impidiendo la entrada a la vivienda

Por Guillermo Belinchón

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Vallekas (PAH) organizó una concentración en la mañana del día 2 de julio en la calle de Sierra Salvada para detener el desahucio de la vivienda en la que llevan residiendo Manuela, Jesús y sus cuatro hijos desde hace 7 año, programado por la Comisión Judicial.

“Por problemas económicos nosotros hemos tenido que okupar esta vivienda que es de Bankia. Llevamos aquí 7 años. Intenté llegar un acuerdo con ellos para que me pusieran un alquiler social, pero ellos nunca contestaron. Hace 5 años la vendieron a un fondo de inversión y han sido ellos lo que nos han denunciado y los que nos quieren desahuciar”, explicó Manuela a Vallecas VA.

Manuela pidió un aplazamiento del desalojo para después del día 9 de agosto, pero al llamar al juzgado le respondieron que no tenían constancia de ese aplazamiento, que podría ser un error, pero que el desahucio estaba fijado para la fecha actual.

“Este es el típico caso de un banco vendiendo un activo con gente dentro, en este caso la vivienda de Manuela. Lo que exigimos es un alquiler social, es decir, un contrato de alquiler para que la familia pueda regular su situación”, aseguró Pablo, integrante de PAH Vallekas.

Desde las 7 y 30 de la mañana, asociaciones, vecinos e incluso personas de otros barrios quisieron acercarse y apoyar lo que ellos ven como una injusticia. Entre estos grupos se podían distinguir a la Coordinadora de Desahucios de Madrid, a Somos Tribu VK, a la Asociación Caminar, a Bukaneros, a Comando Moratalaz, y a personas de Usera y de Parla, entre otros.

Los vecinos, a las puertas del portal de Manuela. Foto: PAH Vallekas

La hora fijada para proceder al desalojo eran las 9 y 30 de la mañana, y los cerrajeros ya se encontraban en las inmediaciones para entrar por la fuerza. Con la llegada de la Policía Nacional y de la comisión se produjo el intento de acceder a la casa, pero sin éxito. Las más de 50 personas impidiendo realizar la acción provocaron que la comisión decidiera retirarse a la acera paralela de la calle de Pedro Laborde.

“Han venido muchas personas a apoyar, incluso había algunos vecinos que pasaban por la calle y se dirigían a la comisión pidiendo que dejaran a Manuela conservar su casa. Se ha creado un ambiente de barrio muy bonito y eso no siempre pasa”, añadió Pablo.

Al ver que era imposible desalojar la casa, se suspendió el desahucio y se fijó una nueva fecha, el día 14 de julio, cuando la comisión venga acompañada de la Unidad de Intervención Policial (UIP) para asegurar el desalojo. La PAH de Vallekas hizo un llamamiento a los vecinos para volver a reunirse en las puertas de la casa de Manuela ese día y frenar este tercer intento que, según ellos, es completamente injusto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

86 − = 83

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.