Un proyecto solidario de reparación de ordenadores

Varios jóvenes, a la entrada de la Asociación Cultural Gandalf

Se trata de una de las acciones del Itinerario de Inserción Sociolaboral en el perfil de Microinformática que desarrolla la Asociación La Kalle con la colaboración de Fundación Montemadrid y Bankia

Por Redacción

“Me ayuda mucho, sobre todo, en mi personalidad y a ganar confianza a la hora de trabajar en el campo de la Informática”, dice uno de los alumnos del proyecto solidario de reparación de ordenadores que está desarrollando la Asociación Cultural La Kalle en la Asociación Cultural Gandalf de Puente de Vallecas, dentro su Itinerario de Inserción Sociolaboral en el perfil de Microinformática que cuenta con la colaboración de Fundación Montemadrid y Bankia. “A mí, me servirá porque es una formación más que tendré y también para el trabajo. Además, conozco más gente que es otra cosa buena”, añade uno de sus compañeros mientras desmonta una computadora.

La que habla ahora es otra de las alumnas. “Aprendí a desmontar un ordenador, señalar y definir sus partes y se me ha quitado el miedo que tenía a estas máquinas para saber repararlas”. En la misma línea, se manifiesta otro de los jóvenes que participa en esta iniciativa: “He aprendido a montar y a desmontar ordenadores, a darles mantenimiento y a repararlos”, asegura. “Estar en la asociación me ha ayudado a ser una persona más puntual y más solidaria”, reconoce otra de las jóvenes que recibe formación en La Kalle.

Los alumnos y alumnas, trabajando con los ordenadores

La Asociación Cultural La Kalle, amparada en la experiencia que le avala en el desarrollo de proyectos tanto socioeducativos como sociolaborales, propone realizar este itinerario en el que los participantes se familiarizan con los ordenadores, tanto dentro como por fuera, ya que, por un lado, el perfil es motivador para los y las jóvenes y se encuentra dentro de sus “centros de interés”; y por otro, la ocupación de Técnico en Sistemas Microinformático aparece en el “catálogo de ocupaciones de difícil cobertura”.

“Dentro de todo lo que es el proyecto en sí, destacamos una acción denominada proyecto solidario, que consiste básicamente en aprovechar que las participantes van adquiriendo ciertos conocimientos técnicos para motivarles a continuar a través de la ayuda a una organización que lo necesite”, explican desde este colectivo que tiene su sede en la calle de Javier de Miguel 92.

De esta manera aseguran que se cumplen varios objetivos, como que los participantes puedan poner en práctica los conocimientos que van adquiriendo y se enfrenten a una serie de dificultades con las que se encontrarán en la vida real. Además, La Kalle quiere que su paso por la entidad no sólo sea para adquirir conocimientos técnicos, sino otros que tienen que ver con la adquisición de competencias claves, con contenidos más bien académicos y de alfabetización digital, y con la puesta en práctica de la solidaridad, ayudando con sus conocimientos a otras personas y aumentando así su satisfacción con respecto a su formación.

Acciones

El punto de partida de este proyecto solidario es la asamblea, una reunión donde se ponen en común los conceptos de lo que se va a desarrollar y con quién. A los alumnos y alumnas se les cuenta que van a ir a una entidad similar a La Kalle, que necesita reparaciones en sus equipos informáticos y que serán ellas y ellos las personas encargadas de ayudarles. Posteriormente, los responsables de esta iniciativa van con la chavalería a la Asociación Cultural Gandalf. Allí se les cuenta el funcionamiento de esta organización, a qué se dedica y con quienes trabajan. Más adelante, ven los equipos que hay que reparar, se hace un diagnóstico rápido y se trasladan al taller que hay en La Kalle.

Luego da comienzo el proceso de reparación que durará varios días, donde los jóvenes trabajarán de la mano de la técnica, incorporando nuevos conocimientos y reflexionando acerca de la utilidad de sus aprendizajes y de su valía social. Una vez finalizado el trabajo, se llevarán los equipos de vuelta a Gandalf.

El punto final será una nueva asamblea donde se evaluará el trabajo realizado, los aprendizajes obtenidos, así como el nivel cualitativo/emocional del desarrollo del proyecto solidario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 15 + = 19

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.