Un camino de escombros y basura abandonado a su suerte

Un tramo del camino, jalonada de escombros / Foto: isa Mendi

El vertido incontrolado hace de La Magdalena un paisaje de desolación a escasos kilómetros del Centro de la capital

Por Isa Mendi / Vallecas VA

No está ni en Siria, ni en Afganistán, ni siquiera en Irak o en cualquier país en guerra que haya podido sufrir los efectos de la destrucción. Tampoco es consecuencia del último temporal que a peor ‘Gloria’ ha devastado el litoral levantino, balear y catalán provocando cuantiosos daños materiales y la muerte de más de una decena de personas. Este paisaje de desolación y devastación se encuentra a escasos kilómetros del Centro de la capital, en pleno distrito de Villa de Vallecas y cerca del río Manzanares. Se trata del Camino de la Magdalena, un recorrido de apenas 5 kilómetros paralelo al antiguo arroyo de la Gavia que une el Parque de la Gavia con el cauce fluvial y que, desde hace tiempo, es presa del continuo vertido, con impunidad y sin control, de escombros y de un sinfín de enseres de dudosa toxicidad.

Vallecas VA ha recorrido esta senda abandonada por las administraciones y víctima de incivismo donde ha podido comprobar un penoso estado que incluso se puede apreciar a golpe de ratón a través del Google maps. El catálogo de desperdicios es extenso: sacos de obra, ladrillos, azulejos, restos de frigoríficos, neumáticos, puertas, tableros, sillones, cristales, lunas de coches e incluso los restos de un dormitorio infantil con fotografías antiguas, peluches y hasta una traje de la comunión. Todo al alcance de cualquiera que transite por el camino. 

 

Estado actual del túnel  / Foto: Isa Mendi

Nada más abandonar el Parque de la Gavia, el viandante parece entrar en un silencioso inframundo agravado por el necesario cruce por el oscuro túnel que discurre bajo la M-31. La senda luego zizaguea y pasa junto a varias explotaciones ganaderas antes de llegar a los aledaños de la EDAR (Estación Depuradora de Aguas Residuales) La Gavia donde las vías del tren ponen fin a la Magdalena.

Los colectivos vecinales de Villa de Vallecas han intentado de forma infructuosa durante los últimos años que se pongan en marcha medidas que pongan freno al vertido incontrolado y permitan la recuperación de este entorno natural degradado. En sus dos marchas reivindicativas por la conexión de Vallecas con el Manzanares, la última en octubre del pasado año, solicitaron su desescombrado y limpieza, así como su adecuación con un camino peatonal y un carril bici, más la recuperación del curso del arroyo de la Gavia.

Un poco de historia

“Desde siempre el camino de la Magdalena fue la ruta natural entre el Pueblo de Vallecas y el río Manzanares. Por este camino se llegaba también a las huertas que regaba el arroyo de la Gavia, donde muchos vecinos cultivaban sus hortalizas y legumbres. El camino toma su nombre de la Cueva de la Magdalena, que está en el cantil yesífero que hay justo antes de la desembocadura del arroyo”, explican desde la Asociación Vecinal PAU Ensanche de Vallecas.

“Sin embargo, desde hace años el camino se ha ido abandonando, primero por el surgimiento del poblado de las Barranquillas, que expulsó a quienes cuidaban de sus huertas, después con su desmantelamiento, que dejó toda la zona llena de escombros para que no se volviera a levantar y más recientemente porque a lo que ya había se ha sumado desde hace algunos años el vertido ilegal de escombros y toda clase de residuos, estando en la actualidad la zona en un estado lamentable”, concluyen desde este colectivo.

A nivel político, el grupo socialista en el Ayuntamiento de la capital denunció ante el Seprona la situación de esta zona en enero del pasado año y solicitó en octubre su limpieza al Consistorio madrileño sin ningún resultado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 80 − 79 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.