Un abril de espiritualidad en el confinamiento en Cañada Real

La joven Dyaa Ezzerouali, vecina del sector 6, junto a su mesa en el Iftar, la ruptura del ayuno en la puesta de sol

Por Proyecto ICI-Cañada Real

En el pasado mes de abril se ha dado también una circunstancia excepcional no sólo por la pandemia COVID-19, sino porque han coincidido varias conmemoraciones y celebraciones que nos unen en diferentes espiritualidades y confesiones religiosas como la cristiana ya sea evangélica, ortodoxa o católica y la musulmana.

A continuación, se presentan varios testimonios de esas celebraciones y cómo se han vivido no sólo en Cañada Real, también en otros barrios de la ciudad.

Día del Pueblo Gitano

Día del Pueblo Gitano- 8 de abril, por Adelaida Carrasco Arenillas, técnica de intervención del Equipo Comunitario, Proyecto ICI-Cañada Real

“El Día Internacional del Pueblo Gitano se conmemora el 8 de abril. Esta fecha recuerda el Primer Congreso Mundial romaní/gitano celebrado en Londres el 8 de abril de 1971 en el que se instituyó la bandera y el himno gitano. Todos los gitanos y gitanas lo conmemoramos, ya que es un día de mucho dolor, en memoria de todos los gitanos, rumanos, judíos… que fueron exterminados en las cámaras gas. Queremos a dar voz a todas estas personas que murieron sin saber cuál fue su castigo en el holocausto nazi. Este año ha sido bastante triste, ya que no podíamos salir a la calle, con nuestras banderas en el río, ya que el río significa mucho para los gitanos/as el poder arrojar nuestros pétalos de rosas en muestra de nuestro respeto. Tanto familias, como amigos asociaciones de gitanos nos hemos felicitado y los que no son gitanos también. En estos momentos que estamos viviendo tan duros, yo personalmente mando mis respetos y mis pétalos a todas las familias que haya perdido a un ser querido. También van para ellos”.

Semana Santa

La celebración de la Semana Santa que siguió en la semana del 9 al 12 de abril empezó el Viernes de Dolores, el 3 de abril, siguió con el domingo 5 de abril, Domingo de Ramos, con el Triduo del Jueves Santo con la Misa de la Cena del Señor y la Hora Santa, con el Viernes Santo del Vía Crucis (y las 14 estaciones de la Pasión) y de la Pasión de Nuestro Señor, el Sábado Santo con la Vigilia Pascual para finalizar el Domingo de Resurrección celebrando la vida por la Resurrección de Jesucristo. Este año se hecho a través del canal de Youtube que se abrió cuando empezamos con el confinamiento para las misas de los domingos juntando las dos eucaristías de las dos parroquias que están unidas por el cura Agustín Rodríguez Teso, la Parroquia de Santo Domingo de la Calzada del sector 6 de Cañada Real y la Parroquia de San Fermín en el distrito de Usera. Estas celebraciones han sido seguidas por las personas de Cañada Real, vecinos y vecinas y profesionales afines a la Parroquia de Santo Domingo de la Calzada que vienen acudiendo en los últimos años al Vía Crucis de Viernes Santo, pero está vez desde el confinamiento en sus hogares unidos por el mismo corazón de celebración católica.

Pascua Ortodoxa

La Pascua Ortodoxa (con testimonios de Mihaela Romana Preoteasa del Equipo Comunitario del Proyecto ICI-Cañada Real y de muchos vecinos y vecinas rumanos gitanos y no gitanos de Cañada Real). “El día 19 de abril se ha celebrado la Pascua Ortodoxa. En esta fecha se conmemora la resurrección de Jesús y marca el final de la Cuaresma. Más de 200 millones de cristianos ortodoxos utilizan un calendario litúrgico diferente al de la Iglesia católica. Esto es debido a que la Iglesia ortodoxa se guía por el antiguo calendario juliano, en vez de por el gregoriano. También hay que mencionar que hay unas diferencias entre el rito ortodoxo de la iglesia rusa y el de la iglesia griega. Rumania se rige por la tradición griega.

El jueves antes de la Resurrección, algunos huevos se pintan completamente de rojo, símbolo de la sangre de Jesús Cristo Crucificado. Algunos huevos se pintan de colores y pueden llevar símbolos o dibujos como: cruces, soles, lunas, flores, animales o bien dibujos filigranas de gran precisión y belleza con elementos ornamentales típicos rumanos. La decoración de los huevos es una tradición antigua y un arte preciado en Rumanía.

La noche anterior al Domingo de Pascua la gente acude a las iglesias con velas para escuchar la misa. A las 12 de la noche, el sacerdote enciende las velas de los fieles que vuelven a sus casas (“la luz sagrada” de la tumba de Jesús), iluminando las calles con ellas, y luego el hogar. Es una imagen muy bonita y además hay una fusión y una conexión entre la gente, dado que la luz se tiene que mantener viva y se comparte en el momento que a una persona se le apaga, porque no se puede llegar a casa sin luz. En este momento, empieza la parte festiva en las casas, chocando los huevos pintados, con la exclamación “Hristos a Înviat!” (¡Cristo ha resucitado!) y la respuesta “Adevărat a Înviat” (¡En verdad ha resucitado!).

Al día siguiente, el Domingo de Pascua, se prepara un gran banquete donde no puede faltar el cordero y los dulces típicos: el cozonac relleno de pasas, nueces, cacao, o delicias turcas y la “Pascua” de queso dulce con pasas. Es momento de celebración en familia, pero también de muchas visitas a familiares y amigos.

En Cañada, este año, la Pascua se ha celebrado en confinamiento, pero se ha intentado que, por lo menos, los huevos pintados no falten, y para ello, los rumanos y las rumanas, han comprado los tintes especiales en las tiendas rumanas de Rivas. Según las posibilidades de cada uno, se han provisto de los diferentes dulces, como el cozonac y la “Pascua”. También en sus casas han elaborado el pan y los “sarmale” (rollitos de hojas de parra o repollo con arroz y carne picada). No se han podido reunir como en todos los años en una celebración colectiva, al aire libre, alrededor de una mesa grande, donde vecinos y vecinas, ponían en común los diferentes platos típicos, ni han podido compartir “la luz sagrada” de la iglesia. La celebración se ha vivido en casa, algunos, por desgracia, en soledad…La única esperanza y alegría han sido compartir, a través de las redes sociales, con todos los colectivos de Cañada, algunos de otros ritos y creencias religiosas, fotos y mensajes de celebración de la Pascua Rumana”.

Ramadán

Y para finalizar, Houda Akrikez Essaty, presidenta de la Asociación Cultural Tabadol, del sector 6 de Cañada Real, nos acerca a la celebración del mes sagrado del Ramadán, como el Quinto Pilar del Islam. Nos cuenta que, en el caso musulmán, todo el mes del Ramadán, el noveno del calendario lunar árabe, es la celebración del acontecimiento más especial de todos.

“Se festeja el descenso a la tierra de la palabra de Dios, el Corán. Durante el Ramadán las puertas del cielo se abren más que nunca. Así como bajó la palabra de Dios, la palabra de los que rezan le llega de manera más eficaz que en cualquier otro momento. Es el mes de purificación del alma de cualquier musulmán. Para recibir las bendiciones del Ramadán, las mujeres y los hombres que estén en buen estado físico deben ayunar a lo largo del mes, al mismo modo que los jóvenes de ambos sexos que hayan llegado a la edad de la pubertad.

Como prescribe el Corán, el ayuno diario empieza antes del amanecer y termina con la puesta de sol. El Ramadán es más que abstenerse de comer o beber durante el día. De este modo, este mes sagrado tiene, además de una función religiosa, una sanitaria (purifica el cuerpo), mental (fortalece la voluntad) y moral (hacer comprender lo que sufren las personas privadas del alimento), según explican desde la Unión de Comunidades Islámicas de España (Ucide). La rutina durante los días de ayuno debe de ser prácticamente la misma que la del resto del año. De ahí el sacrificio con el que deben cumplir los y las musulmanas. Se romperá el ayuno-Iftar en la puesta del sol y con la llamada al rezo y es costumbre tomar un pequeño tentempié antes de la cena.

Este mes sagrado tiene dos noches cumbre: ‘laylato algadr’, en la cual nuestro profeta Mohamed (salallah alyh WA Salem) recibió la primera revelación del Corán y así comenzó su misión como profeta y mensajero de Alá. Por sí solo, este hecho causa gran regocijo entre los musulmanes. Y ‘aid el fitr’, día en el que finaliza el ayuno y se celebra una gran fiesta. Ojalá cambie todo y volvamos a ser humanos después de esta pandemia. Ramadán Moubarak a todos los musulmanes del Universo y, en especial, a los y las musulmanas de Cañada Real y desde aquí decimos: Ramadán en casa es cumplir con lo decretado en Corán, juntos y juntas podremos con esta pandemia. En este año se celebra el Ramadán desde el 24 de abril al 23 de mayo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 85 − = 80

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.