Todos somos parte de los que fueron

Hacemos nuestro y lo ponemos como titular de este editorial, uno de los lemas de las actividades del ‘III Festival Robert Capa estuvo aquí’ (toda la información en la página 14), “todos somos parte de los que fueron”. Esta frase podría dar mucho de sí y un muy buen ejemplo lo encontramos en las páginas de este número.

Tal vez el más evidente por su cercanía y relevancia es el legado que Juan Luis Ruiz-Giménez, médico de Puente de Vallecas, del Vicente Soldevilla, dejó en sus “100.000 hijos”. Uno de ellos, Dani, también doctor del mismo centro de salud, nos cuenta con una exquisita y hermosa redacción lo que para él y para tantos otros supuso convivir y compartir con Juan Luis (página 3).

Otros ejemplos los encontramos en nuestra vecina familia de Pablo Neruda (página 8) que alza su voz y cuenta su vivencia para alertar de todos los nuevos retos que la medicina y la justicia han de enfrentar; en las dinamizadoras vecinales que empujan para que la vida comunitaria siga abriéndose paso día a día; en Adriana Sarriés, vecina y enfermera jubilada de Villa de Vallecas, que nos cuenta desde el corazón el agradecimiento a nuestros abuelos que recientemente partieron en condiciones inhumanas; en la memoria del Paseo Homenaje a la Escuela de Vallecas; y en unos cuantos más.

Necesitamos volver a mirar nuestro pasado y el de nuestros seres queridos. Aprovechemos la oportunidad que nos dan los amigos del ‘Festival Robert Capa estuvo aquí’, vayamos a nuestras carpetas y cajones de fotos familiares, del barrio, de nuestros abuelos, y aportémoslas para hacer entre todos el mejor álbum de la historia de Vallecas. Seguro que lo mejor de quienes nos precedieron, quedará reflejado en los miles de imágenes que se podrán recoger en este mes de noviembre. Y ojalá que todo esto nos sirva para reforzar nuestro compromiso a la hora de contribuir a la construcción de nuestro futuro cercano.

Todos y cada uno de nosotros valemos muchísimo. Somos un nota sagrada, única e irrepetible ubicada en un pedazo de esta divina melodía, danza, que es la vida. Lanzada por los dioses a este rincón del universo que es la tierra y a este rinconcito del rincón, que es Vallecas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha + 81 = 84

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.