Se acabó el sueño copero

Una de las ocasiones del conjunto de Andoni Iraola. Foto: Rayo Vallecano

Por Raúl González

El Rayo Vallecano perdió por la mínima ante el FC Barcelona (1-2) en el Estadio de Vallecas en la tarde noche del 27 de enero. El partido correspondiente a los octavos de final de la Copa del Rey se saldó con un triunfo blaugrana, que tuvo que remontar el tanto inicial de Fran García, gracias a los goles de Messi y De Jong.

El conjunto franjirrojo salió al terreno de juego con determinación y confianza. Andoni Iraola introdujo una presión muy adelantada que dificultó la salida de balón al equipo culé. Es por ello que los primeros minutos de partido tuvieron un dominio alterno entre los dos equipos.

Sin embargo, esto iba a cambiar con el paso de los minutos. El conjunto blaugrana comenzó a tener más posesión en el encuentro y, fruto de ello, a generar más ocasiones. Estos se toparon con el poste de la portería de Dimitrievski en dos ocasiones antes de terminar la primera mitad. Con el empate a cero en el resultado, se llegó al descanso.

El FC Barcelona siguió la misma dinámica con la que terminó la primera mitad. Estos se acercaban a la portería local continuamente y, cada vez, lo hacían con más y más peligro. Es más, Messi estrelló otro tiro más al larguero.

La entrada de Álvaro García para el Rayo fue determinante. Su desequilibrio y su desparpajo sirvieron para dar una nueva cara a los de la franja. Éste fue el encargado de asistir a Fran García en e l tanto rayista, tras una gran acción individual y un extraordinario centro que dejó solo al lateral franjirrojo, a la hora de partido.

Fran García empuja el balón al fondo de la red casi en la misma línea de gol. Foto: Rayo Vallecano

Remontada barcelonista

Ronald Koeman introdujo varios cambios en su once inicial, pues no le estaba gustando su equipo. Minutos después de estas sustituciones, Messi ponía la igualada en el marcador tras un mano a mano con el cancerbero vallecano.

El Rayo intentó aguantar el resultado para ir a prórroga, pero no fue posible. Un tanto de Frenkie De Jong a servicio de Jordi Alba, que se convirtió en un auténtico puñal por la banda izquierda, truncó el sueño copero del Rayo Vallecano.

Los de Iraola se medirán ante el Espanyol el fin de semana, en un partido vital para las aspiraciones de los franjirrojos en la temporada. No cabe duda de que será un partido ‘de cuatro puntos’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.