Raúl Estévez y la fiesta del Wushu

Raúl Estévez en una posición de Whusu. Foto: Archivo personal del deportista.

Escribe: Valentina Lara.

Gracias a sus habilidades, Raúl Estévez, fue uno de los deportistas que representó a España en los Juegos Olímpicos de Beijing en 2008. Este vecino del Ensanche de Vallecas es cuarto Dan en el arte marcial chino Wushu y a sus 34 años ha sido cuatro veces Campeón de Europa, 3ro del Mundo y Campeón de España desde 1996 hasta 2008. Rindiendo homenaje a través de él a los deportistas, le preguntamos sobre su trayectoria y su experiencia en los Olímpicos.

¿Cómo empezaste a practicar Whusu?
Se daba como actividad extra escolar, lo escogí porque me llamaban la atención los saltos, las armas, sus formas. Empecé a los 7 años y hasta ahora he seguido practicando, mis maestros decían que tenía muchas facultades y fui evolucionando rápido.

¿Cuándo se convirtió en una carrera profesional?
Los resultados me lo fueron dando, empecé a ser Campeón de España año tras año hasta que salte al Campeonato de Europa. Poco a poco a través del trabajo me profesionalice, cada verano iba a China a entrenar, unas veces becado por la Comunidad de Madrid otras por mí cuenta.

¿Cómo describirías el Wushu?
La palabra Wushu significa arte de la guerra, es un arte marcial milenario chino que con la revolución cultural se llevo a las escuelas y universidades. Para practicarlo se requiere un acondicionamiento físico y mental, pero sobre todo disciplina.

¿Cómo fue la experiencia en los Olímpicos?
Es algo increíble estar rodeado en la Villa Olímpica de atletas de todo el mundo y de todas las disciplinas deportivas, además de participar en la primera competición de exhibición de Wushu que se realizaba en este certamen. Disfrute al 100 por ciento, haciendo mi trabajo en esta gran fiesta del Wushu, sabía que era algo único y que no había mejor colofón en mi carrera para dejar la competición.

Estévez en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. Foto: Archivo personal del deportista.

¿Cuál es la proyección en España?
Aquí lo practican alrededor de 3 mil personas, poco a poco se están formando nuevos profesores, abriendo clases en colegios y centros deportivos para alimentar una nueva cantera del Wushu.

¿Actualmente te dedicas a la enseñanza?
Sí, me dedico a la enseñanza en la Escuela de Wushu Nanbei, en la que se imparten clases por las tardes a 150 estudiantes de diferentes edades y niveles.

¿Dónde se encuentra el Wushu en Vallecas?
En Vallecas esta la Escuela de Wushu de mi compañero Javier López, con la que en mayo organizamos en el Pabellón del Colegio Público El Quijote una exhibición y un campeonato en el que invitamos a los estudiantes de las escuelas de Madrid, evento que esperamos volver a organizar este año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 79 + = 81

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.