Puerto VK: el fútbol femenino llega a Vallecas para quedarse

El nuevo club cuenta ya con casi un centenar de socias que han puesto su granito de arena para que el proyecto siga adelante

Foto de familia de las jugadoras del club con parte de sus seguidores

Por Christian Rodríguez

Los tiempos cambian y la sociedad evoluciona. Y el mundo necesita de personas que impulsen esos cambios. Eso es lo que pensaron las socias y fundadoras del Puerto de Vallekas, un grupo de mujeres con la intención de crear un espacio seguro para practicar el deporte que aman (el fútbol) y, a la vez, poder posicionarse contra el machismo, el racismo, el ‘bullying’ y la lgtbifobia. Problemas que, aunque cueste creer en pleno siglo XXI, siguen estando tristemente a las órdenes del día.

Aunque resulte sumamente difícil conseguir estos propósitos, esta es la utopía de las integrantes del nuevo equipo femenino de Puente de Vallecas, el Puerto VK, que trabajan para hacer realidad sus sueños creando nuevas redes de apoyo en el barrio que les ayuden a remar en la misma dirección que lo hacen ellas.

Defender el fútbol femenino y desmarcarse de toda aquella violencia, tanto verbal como no verbal, en los que se ve involucrado en algunas ocasiones este deporte. Esa es la meta a la que quiere llegar la gente que forma el Puerto de Vallekas.

Alrededor de 20 personas son las encargadas de organizar el funcionamiento de este nuevo club. Y ya son casi un centenar de socias las que han decidido aportar su granito de arena para que este proyecto siga adelante. Por ahora, un proyecto muy reciente en el cual aseguran estar trabajando en un gran número de eventos e ideas de las que ahora no pueden hablar pero que, de llegar a salir adelante, garantizan que mantendrán al tanto a todos los interesados a través de sus redes sociales. Además de ofrecer una serie de nuevos y futuros beneficios para sus socias.

Sus integrantes afirman que los procesos para sacar a la luz todas las ideas que tienen, no son del todo sencillos. Los trámites burocráticos, como encontrar la concesión de un campo de fútbol donde poder disputar los partidos del equipo, son las principales dificultades que se están encontrando por resultar ser un equipo totalmente nuevo. De ahí que todo el apoyo con el que puedan contar ahora, será de gran ayuda para darse a conocer en Vallecas y, por qué no, en todo Madrid. El resto de infortunios, bastantes leves. Las propias jugadoras aseguran que cada vez son menos los insultos machistas que reciben cuando disputan sus partidos, por no decir nulos. Aunque sí que se siguen encontrando con cierto trato condescendiente o paternalista por parte de algunos árbitros o entrenadores rivales, por el simple hecho de ser mujeres. Un trato que ojalá desaparezca en un futuro muy cercano. “Se debería tratar igual, sin discriminación, a todos los deportes, independientemente de quién lo practique. El deporte es el mismo, lo único diferente es la categoría o la competición. Pero el deporte es de todos y de todas por igual”, afirma Elena Galindo, jugadora y socia del Puerto de Vallekas.

Las futbolistas del Puerto VK celebran un gol

Actualmente, el Puerto de Vallekas es un equipo de fútbol 11 senior femenino, que compite en el grupo 4 de la Primera Regional de la Comunidad de Madrid. En un futuro cercano, les gustaría contar con la posibilidad de tener categorías inferiores para que las niñas vallecanas amantes del fútbol puedan formarse en el Puerto de Vallekas. Pero esta idea, por el momento, resulta inviable ya que no cuentan con un campo propio para el club. El Campo Municipal Wilfred Agbonavbare, situado en la calle de Reguera de Tomateros 39B, es por ahora el escenario de estas nuevas luchadoras vallecanas para desarrollar sus entrenamientos y jugar sus partidos.

Colaboraciones

Aparte de promover y unificar el fútbol femenino en el barrio, este colectivo de mujeres también apoya y colabora con distintas campañas y asociaciones de la Comunidad de Madrid. Han realizado y participado en distintos eventos con RQTR (Erre Que Te Erre), asociación LGTBI de la Universidad Complutense de Madrid; con Vallecas Rugby Unión, que cuenta con un equipo senior femenino de rugby en el barrio; o con la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca) de Vallecas, en la celebración del décimo aniversario de la recuperación del bloque de viviendas de la calle Sierra de Llerena 24, que tuvo lugar el pasado 10 de junio en Puente de Vallecas.

Próximamente también tienen planeado colaborar con la Despensa Solidaria de La Villana de Vallekas, centro social referente en el barrio que lucha por los derechos de los ciudadanos vallecanos y del cual este nuevo equipo de fútbol femenino forma parte junto con otros muchos colectivos. Sus responsables afirman que esto es una forma de agradecer a La Villana su apoyo incondicional desde el inicio del proyecto, el cual fue de suma importancia para la fundación del Puerto de Vallekas.

Una jugadora vallecana saluda a los aficionados

Son muchas las ideas que pasan por la cabeza de las jugadoras y de las personas de la comisión social del club para que las jóvenes del barrio puedan realizar actividades cercanas al mundo del fútbol de una manera totalmente normal y segura.

Primer objetivo

De momento, el principal objetivo del Puerto de Vallekas es la de asentarse como club de fútbol femenino en el barrio y seguir creando comunidad con otros colectivos de la zona que compartan sus ideas. Como metas a largo plazo, la existencia de muchas ideas y sueños por cumplir. Pero lo más importante para ellas es el seguir creciendo en lo deportivo y seguir prestando su ayuda a todas aquellas personas que, dentro del ámbito social, la requieran. Eso sí, manteniendo los mismos ideales y los mismos valores con los que nació este proyecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha − 5 = 1

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.