Máxima calidad al mejor precio

Lorena considera muy importante ofrecer productos de primera calidad. Foto: L. Herrera

Escribe: L.Herrera.

Siempre se ha considerado que la relación entre la calidad y el precio es la base del éxito para cualquier negocio. En el caso de Persianas Leo, Lorena, trabajadora del local, no tiene duda de que esto debe ser así, pero dejando claro que la calidad debe cumplir unos mínimos para que el cliente encuentre siempre un producto que cubra todas sus expectativas. Con ella hablamos en la tienda del barrio de San Diego.

 ¿Qué ofreces a los clientes que entran en la tienda?
Sobre todo calidad y atención personalizada, porque en muchas ocasiones no saben muy bien qué necesitan poner en sus casas. Lo que hacemos es asesorarles, decirles qué es lo que mejor les conviene, e intentar adecuarnos siempre a su poder adquisitivo.

¿Vuestro fuerte son las persianas?
Aunque nos dedicamos a la reparación e instalación de todo tipo de persianas, también lo hacemos con toldos, estores, ventanas… Y algo muy importante: también vendemos herrajes para que el cliente pueda reparar él mismo sus persianas, ventanas, toldos o estores…

¿Cuál es la peor competencia que tenéis actualmente?
Las grandes superficies, que tienen de todo un poco. El problema es que la gente llega allí, compra algo que a veces ni se adapta a las medidas, y luego no sabe instalarlo, en fin… Nos quitan clientes que luego quedan descontentos. Igual sucede con los bazares, donde generalmente venden productos de muy mala calidad.

Vuestros productos ¿dónde se fabrican?
En la carpintería de aluminio por ejemplo todos los productos son nacionales, están homologados a la serie europea, por lo que cualquier mecanismo y herraje que lleven mis ventanas se puede localizar sin problemas en cualquier fábrica de aluminio. Con las persianas, toldos y estores sucede lo mismo, son marcas muy conocidas, que fabrican con materiales de primera calidad. Me gustaría recordar que el sol se lo come todo, y que no se puede fabricar con plásticos de mala calidad que no sólo pierden el color, sino que se deforman. Nuestros estores están tratados para que no pierdan su color con el sol. Yo comprendo que los de los bazares y las grandes superficies son en principio más económicos, pero no van a cubrir las necesidades que están buscando. Nuestras cortinas de exteriores, por ejemplo, son de resina, no de plástico, y ni se deforman, ni se decoloran, tampoco se quedan pegadas a la puerta.

En cuanto a modas ¿qué es lo que se lleva actualmente?
En decoración la gran novedad es un estor para las ventanas abatibles que evita que las cortinas se enganchen. Va sin instalación previa, se coloca a presión, por lo que lo puede instalar el cliente, si quiere, y se puede ahorrar la mano de obra. También tenemos el estor de día y noche, que yo lo llamo “estorvisión”, que va con unas franjitas con las que se puede ir graduando un poquito la luz que quieras que entre. En persianas trabajamos todas las novedades que hay en el mercado, es mi punto fuerte, así es que nos pueden pedir lo que quieran.

¿Ayudáis a elegir y a decorar?
Por supuesto. Ese es el principal motivo por el que puse una tienda, para poder orientar en cuanto a color, espacio, solucionar el problema del sol, del frío. Es preciso saber primero cómo es la casa para poder asesorar sobre si es mejor poner un estor, una persiana o un toldo…

¿Vais a casa a tomar medidas?
Sí claro. La visita es sin compromiso y siempre asesoramos sobre lo que se puede o no se puede poner, y hacemos un presupuesto. No se cobra la visita.

Presumes de tener productos de primera calidad. Dentro de esta gama ¿hay posibilidad de adaptarse a distintos tipos de bolsillo?
De precios andamos muy bien teniendo en cuenta que lo que nosotros ponemos te olvidas de ello. No hay que repararlo al año, ni a los dos años, ni a los tres… Ahora bien, dentro de la calidad, ofrecemos productos algo más asequibles. Ahora mismo tenemos venecianas, mosquiteras y herrajes que están muy bien de precio. También quiero recordar que en Persianas Leo prestamos servicio no solamente en el barrio de San Diego, sino en todo Vallecas, tanto en el Puente, la Villa como el Ensanche.

Más información
C/ Carlos Martín Álvarez nº 86
(Zona San Diego)
Tels. 91 166 62 86 y 622 46 78 60

2 Comentarios

  1. El problema de cual quier pequeña-mediana empresa española son las grandes superficies y los comercios tipo «chinos-ultramarinos», «restaurantes-chinos», «peluquerias de chinos», «tiendas de ropa de chinos»… y ahora lo ultimo: bares de chinos. El problema es que en muy pocas ocasiones cumplen toda la ley a rajatabla y no siempre se les sanciona, ademas que ofrecen una mala calidad de sus productos y de atención al cliente, eso sin contar las horas que abren sus comercios los 365 dias del año (no se hasta que punto será eso legal) ofreciendo una total competencia desleal.

  2. Tienes toda la razón, es muy difícil competir en cuanto a precio y horarios.

    Pero el mayor error que hemos cometido en españa, es ponernos a su altura… Es decir, en realidad NO SON COMPETENCIA. Todo cae por su propio peso, creo que ya nos hemos dado cuenta, de que la manera de hacer de nuestros mayores es la mejor, comprar algo y olvidarte, es mejor que renovar cada año porque es de mala calidad… lo barato sale caro y esto es una realidad como un templo.

    Nuestro trato atención y profesionalidad no tenemos que perderlo simepre nos hemos identificado por ello. Y si te paras a pensar no son competencia real, pero hemos creído que sí y unos a otros hemos hecho que muchas pequeñas empresas cierren, porque dejamos de comprarles……

    Grandes superficies tienen ahora su «boom» pero también se irá… La gente se desencantará por lo mismo, hay mucha gente pero nadie sabe de nada y la atención deja que desear ( salvo en ocasiones, no quiero iofender a nadie) porque son muchos y su idea es salir cuanto antes de ese trabajo, por lo que iniciativa, asesoramiento y atención «escaso»

    Siempre habrá gente que compre caro y gente que compre barato por su situación económica o simplemente porque le gusta cambiar y tirar cada año ( nos lo han metido en la cabeza ).

    Estamos a tiempo, todavía hay muchas pequeñas empresas que resisten y nos tenemos que acordar de ellos a la hora de comprar y no ir a lo fácil, en realidad todavía existen calles comerciales que en 100 metros tienes de todo.
    Precio????? y qué precio tendrémos que pagar dentro de unos años, si dejan de existir los pequeños…. Os imagináis que los profesionales desaparezcan ! La deseperación de ue nadie te de solución, ni con reclamaciones !!!!! como sucede con las compañias de móviles …. PERO CON TODO

    Hay que pensar en el futuro…..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 7 + 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.