Los vecinos de Nuevas Palomeras piden soluciones para los árboles

Hojas afectadas por plaga de insecto. /FOTO: R.B.T.
Hojas afectadas por plaga de insecto. /FOTO: R.B.T.

ROBERTO BLANCO TOMÁS.

Los vecinos de Nuevas Palomeras están muy preocupados ante el estado de los árboles del barrio. Especialmente al ver que sus repetidas peticiones al Ayuntamiento para que los técnicos municipales realicen una inspección en este sentido y les sea ofrecida una solución hasta el momento no han recibido respuesta. Ya ha habido alguna rotura de ramas, e incluso el pasado 9 de septiembre tuvieron que acudir los bomberos para talar un árbol que amenazaba con caerse en una zona de juego infantil. El problema, como se ve, no puede esperar.

Este mes nos hemos acercado por el barrio, y hemos dado un paseo por sus calles junto a Pedro Hernández, miembro de la asociación de vecinos de Nuevas Palomeras. Con él, hemos podido comprobar que el deterioro del arbolado se encuentra muy extendido: raro es el árbol que no presenta algún tipo de daño: troncos secos, síntomas de putrefacción, restos de plagas en sus hojas, agujeros enormes… Realmente, da pena verlos, y más pena da comprobar cómo una zona a priori rica en arbolado ve sin poder hacer nada por evitarla su paulatina destrucción, causada por la falta de cuidado. Ciertamente, los recortes del Ayuntamiento en jardinería y zonas verdes están dando sus frutos envenenados.

Pedro nos cuenta cómo el problema afecta tanto al arbolado como a los jardines. “Los jardines es un tema que no causa riesgo —explica—, pero el arbolado sí… La raíz del problema está en el abandono por parte del Ayuntamiento, y se está agudizando con el paso del tiempo. Los árboles, en su inmensa mayoría, están podridos o pasados de altura, con el consiguiente riesgo que aumenta los días en que hace un poco de aire, cuando se bambolean en exceso. De hecho se ha producido ya la rotura de algún árbol. Si esto se sigue dejando, es cuestión de tiempo que estos árboles empiecen a caerse uno detrás de otro, y habrá que esperar que haya suerte y no le den a ningún vecino, porque si no, habrá alguna desgracia, como está pasando en otras zonas de Madrid”.

Hace aproximadamente seis meses, Pedro se puso en contacto con el 010, informando del estado de los árboles y pidiendo que se acercara algún técnico para revisarlos… “Y bueno, el tiempo ha pasado y nadie ha tomado el tema en serio”, comenta. Por eso, el 11 de septiembre este vecino presentaba un escrito en el registro del Ayuntamiento, adjuntando varias fotos de los árboles, como muestra de la situación actual del problema. En este sentido, desde la asociación de vecinos se considera que las primeras medidas a tomar “serían que técnicos del Ayuntamiento, técnicos en jardinería, se encargasen del asunto, vieran los árboles que son irrecuperables, y los cortasen inmediatamente, antes de que puedan causar algún problema… Y los que sean recuperables, hacer lo necesario para recuperarlos, al tiempo que se procede a repoblar con árboles jóvenes otra vez toda la zona”.

Éste que nos hace Pedro es un apunte importante: los vecinos quieren sus árboles. “El tema no es ‘se quita todo, queda desierto y ya no hay riesgo’. No se trata de eso, sino de que sea una zona en la que se pueda caminar por las aceras en verano porque tenga su arbolado y su sombra, para disfrute de la gente que pueda pasear por la calle o sentarse debajo de ellos”, concluye.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 84 − = 80

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.