El estado del arbolado sigue costando vidas

El deterioro afecta a todos los barrios de la capital. /FOTO: R.B.T.
El deterioro afecta a todos los barrios de la capital. /FOTO: R.B.T.

REDACCIÓN.

Tanto vecinos como trabajadores de las contratas municipales de jardinería y zonas verdes lo llevaban meses denunciando, y finalmente llegaron las tragedias. En la noche del 10 de septiembre, un vecino de 72 años de Villa de Vallecas fallecía aplastado por una rama de olmo mientras paseaba por la acera de la calle Virgen de las Viñas. El fuerte golpe en cabeza, tórax y abdomen provocó su entrada en parada cardiorrespiratoria, de la que no se recuperó. Es el segundo caso de estas características ocurrido en Madrid en lo que va de año: el pasado 21 de junio, un hombre de 38 años fallecía aplastado por una rama de acacia de 400 kilos cuando jugaba con sus hijos en el parque de El Retiro.

El Ayuntamiento ha negado responsabilidad alguna relativa al cuidado de los árboles, extremo en el que vecinos y trabajadores no coinciden, y están indignados. La Asociación de Vecinos La Colmena ha iniciado una recogida de firmas para exigir una revisión exhaustiva del arbolado y medidas “para que no sucedan cosas así”. También realizaron el fin de semana siguiente a este trágico suceso un acto de homenaje cerca del lugar del “accidente”, guardando dos minutos de silencio en recuerdo del vecino fallecido, y una manifestación el día 18 desde ese mismo lugar hasta la junta de distrito de Villa de Vallecas. Por su parte, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid está recopilando información sobre los distintos incidentes resultantes de las deficiencias en el mantenimiento del arbolado, “agravado por la disolución del contrato de mantenimiento de las zonas verdes en un contrato integral de prestación de servicios aprobado en agosto de 2013 que, en la práctica, supuso un recorte no solo cuantitativo, con 228 jardineros menos en la capital, sino también cualitativo”. En este sentido, los trabajadores de las contratas municipales de jardinería y zonas verdes han denunciado desde su entrada en vigor el recorte de personal que ha supuesto el resultante Expediente de

Árbol en Nuevas Palomeras. El riesgo de caída es evidente. /FOTO. R.B.T.
Árbol en Nuevas Palomeras. El riesgo de caída es evidente. /FOTO. R.B.T.

Regulación Temporal de Empleo sufrido por el sector, que viene a sumarse a carencias previas en personal y equipos, y que tiene como consecuencia la imposibilidad total de llevar a cabo el mantenimiento que el arbolado de Madrid requiere. Un hecho puesto de manifiesto con ejemplos concretos —y sangrantes— en los sucesivos informes de seguimiento que el sindicato CGT viene realizando tras la entrada en vigor del citado ERTE, y que las recientes tragedias vienen a confirmar.

Los grupos políticos también han denunciado la situación. En este sentido, La portavoz  socialista de Medio Ambiente, Ruth Porta, ha manifestado que “la cadena de caídas de árboles y ramas de las últimas semanas está provocada por la desastrosa gestión del arbolado viario y de parques que está haciendo el Gobierno municipal. Antes del contrato integral de mantenimiento de zonas verdes que entró en vigor hace once meses no se caían los árboles de este modo tan alarmante para los ciudadanos”. Desde entonces, en palabras de Porta, “hay menos jardineros para mantener los 300.000 árboles de alineación de Madrid, se poda y se riega mal, hay un 26% menos de presupuesto para hacer estas tareas, que llega al 41% en el caso de los parques históricos. Además, las empresas contratistas no cumplen con los pliegos de condiciones de sus contratos que les obligan a detectar y prevenir pudriciones y a eliminar ramas enfermas y con riesgo de caída”, denuncia la portavoz socialista.

Ante esta situación los tres grupos de la oposición de Villa de Vallecas —UPyD, PSOE e IU— se han unido para presentar en el último pleno una proposición relativa a la modificación de inspección del arbolado, que finalmente no ha salido adelante después de que dichos grupos firmasen en contra de la enmienda transaccional presentada por el PP y que éste votase en contra de la propuesta. El concejal presidente explicó que la intención de su enmienda era reforzar las labores de control, inspección y mantenimiento del arbolado, realizar un estudio específico sobre esta cuestión en Santa Eugenia y que los técnicos municipales revisen los planes de poda en aras de garantizar la seguridad de los ciudadanos. Los grupos de la oposición, por su parte, explicaron su negativa por haber recibido la transaccional poco antes de comenzar el pleno, lo que les ha negado la posibilidad de debatirla. Mientras tanto, el tiempo corre, y cada vez más ramas se van quebrando…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 74 + = 80

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.