Lo pequeño se hace grande

urnaESPECIAL ELECCIONES MUNICIPALES Y AUTONÓMICAS 2015

EDITORIAL.

 


Es muy probable que este 24 de mayo se haya abierto una nueva realidad en centenares de localidades por todo el Estado, y Madrid no ha sido una excepción. Nuevas sensibilidades y formas de entender y practicar la democracia se han abierto paso desde la horizontalidad, la construcción colectiva y el consenso.

Ahora Madrid, encabezado por Manuela Carmena, tomó la forma de partido instrumental para poder presentarse de la forma más sencilla posible a estas elecciones municipales en Madrid capital. Fue impulsado hace solamente cuatro meses por Podemos y Ganemos Madrid, aunque el proceso se venía gestando por este último desde hace ya casi un año.

Se ha empujado con decisión “lo nuevo”, y en muchas situaciones la gente lo ha votado.

Al cierre de esta edición, todavía no se ha constituido el nuevo ayuntamiento, pero no tememos arriesgarnos a decir con voz muy alta: “Se ganó”. Se ha conseguido la alcaldía para todos los madrileños y las juntas de distrito para los vecinos.

En Vallecas, hemos de celebrar que, por fi n, el concejal de distrito representará a la opción que los vecinos han elegido mayoritariamente, tanto en Puente como en Villa. Ahora Madrid no solo ha sido votado por más de un 42% de vallecanos en Puente y por casi un 41% en Villa, sino que buena cantidad de vecinos ha hecho suya la campaña y la ha empujado hasta el último minuto. Estas elecciones tienen el gran valor de que las hemos ganado, voto a voto, toda la gente que sentíamos la necesidad de un verdadero cambio.

Por su parte, el PP se ha quedado a algo menos de 8.000 votos de conseguir un concejal más, lo que le habría dado bastantes posibilidades a Esperanza Aguirre de ser la futura alcaldesa. Esto pone de manifiesto que todos somos imprescindibles cuando compartimos un mismo anhelo y una misma necesidad. Si hubieran faltado unas pocas manos buzoneando, repartiendo folletos, pegando carteles… si con el boca a boca no se hubiera animado a los vecinos a votar, quién sabe si el PP habría conseguido esos 8.000. He aquí una de las grandezas de estas elecciones y una lección a no olvidar.

De nuevo, se hizo evidente que “sí se puede”. Si hemos conseguido todo esto en unas elecciones municipales (aquí en Vallecas, como en la mayoría de barrios del sur de Madrid), ¿qué no podremos llegar a conseguir en las próximas generales, previsiblemente en noviembre? ¿Se empoderará otra vez la gente, haciendo suya la campaña y produciendo un nuevo desborde de entusiasmo aún mayor?

En buena parte, dependerá de que los partidos estén a la altura y permitan una confluencia lo más parecida posible a la que se ha producido en las candidaturas ciudadanas en estas elecciones. Éste es el ejemplo a seguir. Ahí está nuestro futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha − 3 = 2

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.