La lucha por la mejora de las pensiones mínimas continúa

La Plataforma de Vallekas por la Defensa de las pensiones públicas rechaza la penalización de la jubilación anticipada y la prolongación de la vida laboral

Una de las movilizaciones del colectivo vallecano

Por Plataforma de Vallekas por la Defensa de las pensiones públicas (COESPE)

Cuando el movimiento pensionista se puso masivamente en pie en todo el Estado frente a las ridículas subidas del 0,25% de la ley aprobada por Rajoy en 2013, nadie imaginaba que se iba a convertir en protagonista de una demanda de cambio del Sistema Público de Pensiones de mucho más calado.

No solo obligamos al gobierno del PP a dar un paso atrás, recuperando provisionalmente la subida de las pensiones con el IPC y a posponer la entrada en vigor del Factor de Sostenibilidad que iba a suponer un recorte general de pensiones para las generaciones futuras. También ampliamos las exigencias tratando de revertir completamente las reformas de 2013 y también la de 2011. El nuevo Gobierno surgido de la moción de censura, y en particular el de coalición PSOE-UP, así como otros partidos y sindicatos, incluyeron en sus compromisos muchas de nuestras demandas.

La Comisión del Pacto de Toledo tuvo que revisar en 2020 sus recomendaciones acogiendo tibiamente algunas de nuestras reclamaciones. En diciembre pasado, se materializó la nueva Ley de Reforma de las Pensiones que, entre otras cosas, recuperaba la revalorización anual con el IPC medio (no el real); derogaba el Factor de Sostenibilidad por un nuevo “Mecanismo de Equidad Intergeneracional” que habrá de negociarse en el futuro; mejoraba ligeramente las pensiones de viudedad; reconocía que las bonificaciones y prestaciones no contributivas que venían cargándose a la Seguridad Social debían ser a cuenta del Estado; y se creaba una cotización extra del 0,6% (0,5% las empresas, 0,1% los trabajadores) para engrosar la esquilmada “hucha de las pensiones”.

Discrepancia

La Ley de Reforma de la Pensiones también recoge otros aspectos con los que estamos en contra, en particular, la mayor penalización de algunos casos de jubilación anticipada y la incentivación de la prolongación de la vida laboral más allá de la edad ordinaria de jubilación que quedaba como en la reforma de 2011 (67 años), igual que el periodo de cálculo de la Base Reguladora (25 años). Tampoco ha hecho justicia con quienes se jubilaron obligatoriamente (por despido) a los 60 años al no reconocerse el 100% de su Base Reguladora. También aplazaba aspectos fundamentales como igualar las pensiones mínimas al SMI (Salario Mínimo Interprofesional), como pide la Carta Social Europea. Y sigue pendiente la auditoría de la Seguridad Social comprometida y que el propio Tribunal de Cuentas reconoce que, entre los años 1989 y 2018, se desviaron a partidas no contributivas más de 100.000 millones de euros.

Igual que nos parece decepcionante el recién aprobado en el Congreso Proyecto de Ley de impulso de los planes de pensiones de empleo (negociados en los convenios) con la creación de un fondo de promoción pública, pero de gestión privada. La Plataforma en Defensa de las Pensiones Públicas de Vallekas creemos que, aunque estos planes de pensiones privados, que ya venían funcionando, son legítimos (están contemplados en la CE), rechazamos rotundamente que se incentiven a costa de la Seguridad Social, bonificando a las empresas las cotizaciones sociales de las aportaciones a esos fondos, las desgravaciones fiscales de que se benefician también las pagamos todos los ciudadanos.

El logo de la plataforma

Hay el riesgo de que las empresas reduzcan las mejoras salariales de los convenios para destinarlas a esos planes. Además, al cederse su gestión al sector privado, el riesgo de quiebra lo podríamos tener que pagar todos como ya ocurrió con la banca.

En definitiva, la Plataforma por las Pensiones Públicas de Vallekas, reconociendo los avances logrados hasta ahora con la movilización, rechazamos las medidas que contribuyen a deteriorar las pensiones públicas y seguiremos luchando para acabar con la gran desigualdad existente, igualando las pensiones mínimas al SMI y mejorando las de viudedad; evitando el saqueo de la Seguridad Social con bonificaciones indebidas; destopando las base máxima de cotización para que los salarios más elevados contribuyan a elevar la recaudación de la Seguridad Social; y auditando la Seguridad Social para que el Estado restituya lo que ha gastado indebidamente a lo largo de años. También defender lo conquistado frente a quienes, empresarios y Banco de España entre otros, amenazan ahora con arrebatarnos con el pretexto de la inflación.

Para mantener la lucha, la plataforma invita a los vecinos y vecinas del distrito a nuestro espacio de participación. Contactar en pensionistasvk@gmail.com.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha + 20 = 23

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.