La cultura vallecana se queda en casa

La XXI edición Vallecas del Libro, prevista para abril, se aplaza y se celebrará en octubre

Por Isa Mendi / Vallecas VA

La cultura de Vallecas cambia de formato, pero mantiene su tirón habitual en estos días de obligado confinamiento debido a los efectos del Cov-19. Cerrados los espacios culturales, la alternativa ante la cascada de anulaciones de actividades es disfrutar de libro, películas, cuentacuentos, obras de teatro, museos… con la necesaria complicidad de Internet. En esta línea de aplazamientos, Vallecas Calle del Libro, cuya celebración estaba prevista para este mes de abril, se trasladará según sus organizadores a la segunda quincena de octubre, del 18 al 31.

“A todas y a todos que descanséis mucho, que no contraigáis coronavirus o similares y que la imaginación se imponga a la monotonía de la rutina diaria”, dicen desde Vallecas Calle de Libro. “Es una decisión forzada por la lógica de los elementos. Nos la prometíamos felices hasta que llegó el dichoso coronavirus. En los contactos que habíamos mantenido con la embajada de China, para garantizar su presencia en esta XXI edición de Vallecas Calle del Libro, nos lo habían advertido:¿ Por qué no lo aplazáis. Mirad que esto va a crecer mucho…? Su experiencia era definitiva y nosotros ingenuos, siempre optimistas, decidimos que los plazos transcurrieran y a esperar  tiempos mejores”, añaden.

“Esperemos que en los meses que nos quedan podamos complementar con nuevas y mejores actividades y por supuesto que en este espacio de tiempo se pueda mejorar la actividad prevista, ampliar las iniciativas y sorprender a todas y todos con una mejor edición de Vallecas Calle del Libro”, apuntan.

Sus responsables confirman que los certámenes de Guerreros de Xian y de micro narraciones con el lema de Galdós seguirán en marcha, aunque aplazarán sus resultados a fechas que más adelante irán concretando. “Esperamos que a sea finales de abril cuando veamos el final del túnel”, concluyen.

De forma paralela, Vallecas VA ha querido recoger el testimonio de cómo están viviendo los vallecanos este momentáneo parón cultural. “Desde la Mesa de Cultura de Villa de Vallecas, estábamos preparando el IV homenaje a Miguel Hernández. Debido a las medidas decretadas por el estado de alarma, se suspendió de forma presencial, pero decidimos seguir adelante convocando un recital en red que fue difundido por todos nuestros canales el 28 de marzo”, dice Jesús López.

Recomendaciones

“Suavizo la situación con la lectura de las obras de Miguel Delibes, dedicando especial atención a ‘Las ratas’, donde destaca su entrañable personaje de “El Nini”. La apasionada defensa que el vallisoletano traza de la naturaleza, de una forma de vida ancestral que prácticamente ha desaparecido, me evade hacia ese postrero campo vallecano repleto de esencia de libertad”, dice Juan Sin Credo, asiduo colaborador de este periódico en su sección de Cultura.

En el capítulo de recomendaciones para estos días, Vallecas Todo Cultura aconseja leer y visualizar alguno de los documentos existentes sobre la historia de Vallecas. Entre ellos, mencionan: ‘El amanecer de las bibliotecas como bien público’, ‘Alberto Sánchez y el cerro insomne’, ‘Apuntes entrañables sobre mi barrio: Vallecas’, ‘Benjamín Palencia (Exposición 2000)’, ‘El censo de infraviviendas en Vallecas. Retratos de amor y dolor’, ‘La educación popular en Vallecas desde los años 50’, ‘Escuela de Vallecas, una vanguardia artística’, ‘Historia breve sobre el centro educativo Ciudad de los Muchachos’ e ‘Historia del Rayo Vallecano de Madrid’.

Otros libros que versan sobre los dos distritos son: ‘OSCUS, una institución con entrañable solera’, ‘Palomeras, un barrio obrero de Madrid, durante el franquismo’, ‘Párroco Emilio Franco, un ejemplo de conflicto entre la escuela pública y la escuela privada’, ‘Pioneros de la Educación Popular de Vallecas’, ‘La sede de la Asamblea de la Comunidad de Madrid’, ‘La II República y la Guerra Civil en Vallecas (De la euforia a la depresión/represión)’, ‘El ruiseñor y el burro, narración popular’ y ‘Vallecas, de arrrabal a ciudad  (1900-1936)’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 51 + = 57

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.