El coronavirus en Vallecas

La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública en Vallecas denuncia que la pandemia ha agravado el deterioro de los servicios públicos sanitarios

Por Mª José García Berral (Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Vallecas)

Desde la Plataforma en Defensa de la Sanidad Publica de Vallecas hace años que venimos denunciando la privatización y la disminución de recursos de los servicios sanitarios en toda la Comunidad y en particular en Vallecas. Tras años y años de recortes, los centros de salud están masificados, las urgencias se colapsan todos los años durante las epidemias de gripe, las listas de espera para especialistas, cirugías o pruebas diagnósticas son de meses y faltan camas, tenemos 1,5 camas/1.000 habitantes, la mitad de la media de la región. Llevamos años denunciando a la Comunidad Autónoma de Madrid que en la tercera planta del Hospital de Vallecas (Infanta Leonor) hay sitio para ampliar 90 camas, que desde 2017 tendrían que estar en funcionamiento.

En esta situación de deterioro general de los recursos sanitarios públicos llega esta pandemia, inesperada, y nos coge con unos servicios sanitarios que ya eran muy insuficientes para atender los problemas habituales de la población, por lo que desde los primeros días la situación en las urgencias del Hospital de Vallecas (IL) es de colapso total.

En la sala de espera de urgencias es imposible guardar la distancia de seguridad. Está llena de personas enfermas esperando pasar el triaje. Con suerte esperas una hora para ser valorado.

Una vez dentro de las urgencias, las profesionales se esfuerzan por atender a las más de 100 personas enfermas, que esperan en sillas, sillones, camillas, ubicados en la sala de espera, en boxes, en pasillos … allí estarán 2, 3 días hasta conseguir una cama, muchas son personas mayores, solas, asustadas, algunas sin teléfono.

En hospitalización, los enfermos al menos tienen una cama, pero nos puede dar una idea de la situación en la que está el personal este dato: el hospital tiene habitualmente 264 camas y hay ingresadas 740 personas. Además, el hospital solo tiene 27 camas de UCI (Unidad de Cuidados Intensivos), que son claramente insuficientes. 

La situación es durísima para los profesionales. Trabajan sin medios, sin la protección necesaria para evitar contagiarse, en situaciones físicas y emocionales al límite de sus fuerzas. Son héroes, pero ellos no quieren ser héroes, solo quieren hacer su trabajo con seguridad para ellos y para los pacientes.

¿Qué está haciendo el Equipo Directivo, compuesto por Dra. Carmen Pantoja (Gerente), Dr. J. M. Vila Blanco (Director Médico) y M. A. Rodríguez Martínez, (Directora de Enfermería), ante lo que se está viviendo en el hospital de referencia de todos los vallecanos?.

Centros de salud, al límite

La situación en los centros de salud también está al límite. Se está atendiendo a más del 50% de los enfermos de coronavirus, que están pasando la enfermedad aislados en sus casas desde AP (Atención Primaria). Se hace seguimiento telefónico y apoyo a ellos y a sus familias, además de atender al resto de enfermos con otras patologías que siguen existiendo, como los crónicos,… la población sigue necesitando médicos, enfermeras, pediatras para que les atiendan. 

En estas condiciones la Comunidad de Madrid, la semana pasada, decide que va a cerrar centros de salud, en concreto en Vallecas el Centro de Salud Vicente Soldevilla, un recurso que en el mismo edificio tiene un servicio de Radiología y que, además del seguimiento domiciliario, está viendo alrededor de 80 enfermos de coronavirus diarios, de los que deriva al hospital una media de 12, con radiografía hecha, con lo que eso significa de descongestión para las urgencias del hospital.

Las asociaciones vecinales, junto con los profesionales del Vicente Soldevilla, conseguimos que, de momento, no se cierre el centro y se sigan haciendo radiografías a quien lo necesita.

A día de hoy, no se ha cerrado ningún centro de salud en Vallecas y no podemos permitir que se cierren, pero no tenemos el compromiso de la gerente de Atención Primaria, Dra. Marta Sánchez-Celaya, ni de la Dirección Asistencial Sureste, ni de la directora de Enfermería, Mª Jesús Calvo, ni de la Dra. Francisca Rodríguez, directora médica, comprometiéndose a que no se cierra ningún centro de salud.

Mensajes compartidos

En palabras de una médica, “el cierre del centro de salud supone dejar a la población sin la posibilidad de ser atendida por su médico y por su enfermera, que alivian, consuelan, tranquilizan y tratan la mayoría de las patologías, incluido el coronavirus no complicado, pero, además, implica poner en claro peligro a sus pacientes que tendrían que desplazarse a otros centros de salud o al hospital”.

En esta pandemia, la comunidad vallecana está respondiendo con la solidaridad y la fuerza de siempre, cuidando de sus vecinos, organizándose con grupos de ayuda como Somos Tribu VK o las peñas del Rayo.

Gracias a los profesionales sanitarios, a las organizaciones sociales y a los vecinas y vecinos se da respuesta a lo que el Gobierno de la Comunidad de Madrid no hace.

Quiero compartir el mensaje de un compañero que está ingresado con coronavirus en el hospital de Vallecas (HIL) desde hace 4 días y que ha pasado por silla, camilla y continúa en un sillón: “vivimos en un carrusel de horrores, sin espacio, comida insuficiente, que llega gracias al esfuerzo de los trabajadores, falta de información sobre el proceso, etc… Lo que estoy viviendo me hace llegar a varias conclusiones. El Gobierno de la Comunidad carece de empatía con los trabajadores y con los enfermos. Es casi un delito que la presidenta comparta los aplausos de las 8, cuando deberían ser mociones de censura contra ella. Cuando podía, ni quiso ni supo y ahora se dedica a molestar. Esta crisis nos está diciendo claramente lo que debemos hacer el primer día de salud: reclamar responsabilidades.”

Vamos a seguir aplaudiendo a las 20 horas a esos profesionales que nos están cuidando por encima de sus posibilidades, vamos a seguir aplaudiendo por la defensa de la Sanidad Publica, vamos a llenar nuestros balcones y ventanas de sábanas blancas, porque pese a las penurias, a los recortes que ha sufrido la sanidad madrileña, hay un sistema sanitario público potente, con grandes profesionales entregados que están haciendo su tarea de atender y aliviar el sufrimiento que ocasiona la pandemia y que, unido al rico entramado de cuidados comunitarios, que en Vallecas es muy grande, van resolviendo y resistiendo en estos duros momentos para la sobrevivencia.

Más protección

Pero también ahora vamos a exigir a la presidenta de la Comunidad de Madrid que: proteja a los sanitarios con EPI y pruebas de detección suficientes; que ponga a disposición de la Sanidad Pública los hospitales privados; que aumente plantillas, además de sanitarios, es insuficiente el personal de limpieza, transporte…; que no cierre los centros de salud; que aumente el personal socio sanitario para atender a las personas más vulnerables en los domicilios; y que ponga a disposición de los centros de salud habitaciones de hoteles para aislamiento de personas en cuarentena por contacto, o con síntomas leves, que no tienen condiciones de hacerla en sus domicilios, por hacinamiento o condiciones sociales inadecuadas.

Y cuando esto termine, vamos a pedir responsabilidades y vamos a luchar por recuperar la sanidad pública “de todos y para todos”.

En Vallecas sabemos ser solidarios y sabemos que la única manera de avanzar es luchar. De esta salimos más unidos y con fuerza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 53 − 46 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.