El IES Villa de Vallecas denuncia graves dificultades fruto de la política de la CAM

IES Villa de Vallecas

A continuación reproducimos la declaración firmada por 349 personas de su comunidad educativa sobre «el comienzo del curso 2014-2015 y el ataque al derecho a la educación»

IES VILLA DE VALLECAS.

El profesorado, las familias y el alumnado del IES Villa de Vallecas nos esforzamos a diario en cumplir con nuestras responsabilidades y en mejorar para conseguir una mayor calidad educativa y resultados académicos. Pero creemos que la política de personal de la Comunidad de Madrid no solo no ayuda a conseguir los objetivos que nos hemos propuesto, sino que los dificulta y llega incluso a deteriorar el derecho a la educación de nuestros alumnos. No queremos entrar a valorar las consecuencias directas de los recortes y medidas dirigidas a endurecer las condiciones de trabajo del personal docente. Sí señalar las graves dificultades de muchas familias por la crisis y los recortes en becas de libros y otras ayudas. Pero al analizar el comienzo de este curso en nuestro centro podemos constatar las siguientes medidas negativas:

Alumnado, profesorado y familias, todos a una. /FOTO: Marea Verde
Alumnado, profesorado y familias, todos a una. /FOTO: Marea Verde
  1. Unas ratios de alumnado elevadísimas. Por ejemplo, hay algún grupo hasta de 35 alumnos en ESO y de 38 en bachillerato. No vale el argumento de la aplicación técnica de una normativa que nos parece injusta y pedagógicamente negativa. Más aún en un centro como el nuestro, que está considerado como de difícil desempeño de la docencia. Esta saturación de las aulas resta calidad educativa porque más alumnos supone menor atención. También impide aplicar los desdobles necesarios en los laboratorios de ciencias y en otras materias.
  2. El número de alumnos de Compensatoria prácticamente se ha doblado, pero nos siguen asignando el mismo número de profesores, lo que supone una renuncia a atender en condiciones la diversidad y las necesidades educativas de este alumnado tan vulnerable, cuya situación repercute en el resto del alumnado.
  3. Hemos empezado el curso en septiembre sin la mayoría del profesorado interino del curso pasado, hurtándoseles el derecho a evaluar y a decidir en la convocatoria extraordinaria sobre la promoción o titulación de su alumnado. En septiembre, el alumnado ha sido evaluado por otros profesores, ajenos a su trabajo y evolución a lo largo del curso, lo que menoscaba el derecho del alumnado. Es más grave aún en el caso de haber sido tutores.
  4. Se han negado las comisiones de servicio solicitadas para profesores, a pesar de ser un centro de difícil desempeño. Se ha disuelto por ello el equipo de mediación para la mejora de convivencia y se ha creado un agravio comparativo al conocer centros donde sí se han concedido.
  5. Se han demorado las adjudicaciones de destino a los profesores desplazados, de expectativa e interinos, que han llegado al centro con los horarios y grupos ya repartidos en los departamentos.
  6. No entendemos cómo no se ha permitido la creación de un nuevo grupo de 1º de Bachillerato cuando había una lista de espera de 35 alumnos. No se respeta el derecho a la elección de centro por las familias.
  7. Sigue sin sustituirse al profesorado que disfruta del derecho a licencias, como la de matrimonio, a pesar de estar previstas con antelación. Cuando el alumnado se queda sin profesorado se está conculcando su derecho a la educación durante semanas.
  8. No se ha aprobado un cupo de profesores suficiente para poder aplicar la reducción de jornada establecida para los mayores de 55 años. Esto supone que hay algún profesor que, en contra de su voluntad y sin estar habilitados para ello, está impartiendo docencia a grupos de alumnos en áreas para la que les falta preparación.
  9. Por último, con el curso ya comenzado se nos ha quitado la profesora de Servicios a la Comunidad que trabajaba media jornada y que era de una alta competencia profesional, que llevaba varios años en el centro y conocía a fondo su dificultad y singularidades. La razón argumentada: dedicarla a tiempo pleno a otro centro. Hemos pasado varios días sin que haya sido sustituida en un inicio de curso donde su tarea es especialmente importante.

Todo lo anterior es un golpe a la calidad educativa, apenas evitado por el compromiso del propio profesorado y de la comunidad educativa en su conjunto. Por ello queremos manifestar nuestro malestar por el trato que está recibiendo el instituto, por el no reconocimiento de nuestro trabajo y por todo lo que puede suponer de deterioro de la calidad educativa por una gestión puramente contable y nada pedagógica.
Solicitamos solución a los problemas planteados y aplicar las medidas que permitan realizar el proceso de enseñanza-aprendizaje con éxito para todo nuestro alumnado.

Firmado por 349 personas pertenecientes a la comunidad educativa del IES Villa de Vallecas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 83 + = 92

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.