El hijo adoptivo de Vallecas vuelve a la carga

Escribe: Juan Carlos Saire Arenas.

En los últimos años mucho ha llovido sobre este artista madrileño quien fue la cabeza visible de la SGAE en defensa del canon digital. Ahora ha dejado de lado esa lucha y ha vuelto a lo suyo, hacer buena música. Ramón acaba de presentar el CD The Cover Band en el que revive el rock de los 60 y 70, además, trabaja en paralelo para la publicación de un nuevo disco personal. En esta entrevista recuerda sus inicios musicales en el barrio, además afirma que a dónde vaya sigue siendo «El cantante de Vallecas».

VallecasVA: ¿Cómo se inicia tu relación con Vallecas?
Ramoncín: Yo empecé ensayando allí con el segundo grupo del que formé parte (en 1976) Ensayábamos en unos pesebres en una vaquería detrás del cine Bristol y los primeros conciertos los dimos en el (antiguo) colegio Gredos de la Plaza Vieja. Aunque mi relación con Vallecas viene de antes ya que yo vivía al final del Paseo de las Delicias y siempre bajábamos con los amigos a las discotecas de Entrevías. Mi primera novia formal la tuve allí. También iba mucho por la casa de Fofó en el mercado Doña Carlota ya que uno de mis tíos vivía por allí.

VVA: Tu relación con el barrio fue tanta que hasta la Junta Municipal te distinguió por eso
R: Sí, en 1978 la Junta del Puente de Vallecas me hizo Hijo Adoptivo de Vallecas bajo la orden de la caña de cerveza y el bocata de calamares. El título era: Hijo Adoptivo de Vallecas ¡Por que sí!, y nos la concedieron en la Plaza Vieja junto a Eleuterio Sánchez (El Lute), después que había salido de la cárcel, Francisco Umbral y un jugador del Rayo Vallecano de ese entonces.

VVA: De Vallecas han salido grandes músicos, algunos afirman que es la cuna del rock madrileño…
R: Es que hubo bandas excelentes que nacieron en Vallecas, por ejemplo Asfalto, también Topo que nació de la escisión de Asfalto (el redactor le recuerda a otros artistas como Luis Pastor o Ismael Serrano), aunque creo que es injusto decir que Vallecas es más que Carabanchel o Legazpi, mi barrio. Lo que sí puedo decir es que el nombre de Vallecas es muy llamativo ya que desde el principio hasta el final del franquismo el barrio fue muy valiente.

VVA: Y tu nombre sigue relacionado con el distrito
R: Sí, por ejemplo todo el mundo sabe que yo no soy de Vallecas pero voy por Barcelona u otros sitios de España y me presentan como Ramoncín, `el cantante de Vallecas´ , ya que eso suena más contundente. Alguien que vive en Vigo o en Vic no ha escuchado hablar de Legazpi o Carabanchel, pero sí de Vallecas.

VVA: ¿Y cómo sigue tu relación con el barrio?
R: Tenía un buen amigo allí pero ahora se ha mudado, pero de vez en cuando voy a lo mejor a ver a la gente de la Federación de Box o al campo del Rayo Vallecano. Aún tengo unos amigos que hacen unas comidas una vez al mes así que cada vez que puedo me apunto.

The Cover Band

VVA: Con el disco The Cover Band has querido sacar del olvido el rock de los 60 y 70 ¿por qué?
R: Por varias cosas. Estoy sorprendido porque por ejemplo veo en Televisión Española que hacen un programa titulado «50 años de» y cuando tocan el tema musical es asombroso como pasan de los 60 y 70 y dejan fueran a bandas como Los Canarios, Los Ángeles o Los Iberos, no les hacen ni una reseña, es como si no hubieran existido. Eso es alucinante.

VVA: Este disco ya salió el año pasado en Vinilo, ¿crees que este formato regresará al mercado?
R: La gente no ama el CD, no le produce nada emocionalmente. Dijeron que el CD iba a revolucionar todo pero sólo ganaron algunos, allí nos equivocamos todos. No hay que olvidar que desde 1954 hasta el 97 más o menos, el negocio de la música se produce con el vinilo. Cuando hablamos de la historia verdadera de la música hablamos de vinilos y sin debates, sin toda esa historia fea, sin peleas en la calle. Yo soy de los que cree que el vinilo volverá a imponerse.

El disco
José Ramón Martínez Márquez, nombre real de Ramoncín, fue llamado por una compañía discográfica para que realizara este proyecto. Tras hacer una lista con la ayuda de sus amigos, los temas seleccionados fueron 98.6 (Los Ángeles), A dos niñas (Juan y Junior), Ponte de rodillas (Los Canarios), entre otros. En este trabajo no se ha hecho «versiones irreconocibles, tampoco covers calcados. Es el mismo sonido de esos tiempos pero actualizados por nuestra banda», remarca el cantante. Ramón se encuentra trabajando a toda máquina en su disco personal que espera vea la luz antes de fin de año. Hay que recordar que en 1982 el artista grabó el tema Valle del Kas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + = 21

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.