Los recortes en salud matan

Un mensaje que conviene no olvidar /FOTO: 15M Puente de Vallekas
Un mensaje que conviene no olvidar /FOTO: 15M Puente de Vallekas

ASAMBLEA POPULAR 15M PUENTE DE VALLEKAS.

En el distrito de Puente de Vallekas, a partir de agosto de este verano de 2014, somos más conscientes de que la frase “los recortes en salud matan” no es una frase hecha y sí una realidad palpable y verificable.

De vez en cuando aparecen noticias de ancianos que aparecen muertos en sus casas, sin que sus familiares, amigos o los Servicios Sociales detecten el avanzado estado de su enfermedad antes del fallecimiento. Casos como el que vamos a referir consideramos que no son aislados, sino que se pueden estar produciendo a nuestro alrededor, y que el estatus establecido no ayuda a su conocimiento ni a la evaluación real de esta trágica situación.

El caso concreto que impulsa este escrito se basa en que en este verano una residente de Vallekas constata el aislamiento y debilidad de su anciana vecina, a la que venía prestando ayuda, alimentos, etc. Observando que su estado físico se deteriora, la lleva al hospital de Vallekas, donde se le diagnostica una enfermedad terminal, quedando ingresada.

La vecina se va unos días de vacaciones, pero se asegura con la administración del hospital de que seguirá ingresada hasta su vuelta, con el acuerdo de ser avisada ante cualquier agravamiento de su estado. A la vuelta de las mismas, se interesa por su vecina en el hospital y le comunican que la mandaron a su casa. Como en su domicilio no responde, se llama a la Policía, que la encuentra caída y muerta desde hace unos días en la soledad de su casa, e inicia un atestado.

Estos hechos relatados con el respeto a la privacidad y a la presunción del buen funcionamiento del hospital en cuestión y de la asistencia domiciliaria, y con un atestado en curso, entendemos pueden estar produciéndose con más frecuencia de la que los ciudadanos creen, hasta que la coincidencia geográfica o del conocimiento nos los muestra como una realidad que es difícil de ignorar, por más que altere nuestra vida, y de la que al menos debemos informar para que estos hechos no vuelvan a producirse y cualquier ciudadano tenga una muerte lo más digna posible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 6 + 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.