El 15M Villa de Vallecas dice no al TTIP

No al TTIP

15M VILLA DE VALLECAS.

El 14 de diciembre, Iñaki, de la Plataforma No al TTIP, acudió a nuestra asamblea para explicarnos este acuerdo que se está negociando desde 2013 entre la UE y EE.UU. con una total falta de transparencia a la ciudadanía y a sus representantes electos. Su objetivo principal es eliminar las “barreras” reguladoras que limitan los beneficios potenciales de las corporaciones transnacionales a los dos lados del Atlántico, lo que supondrá colocar nuestras vidas, nuestros derechos ciudadanos y nuestro planeta al servicio de las grandes empresas multinacionales y de las élites financieras y políticas pagadas por éstas con el solo propósito de controlar los recursos, la producción de bienes y la gestión de todos los sectores de actividad pública y económica.

El TTIP concederá a las grandes empresas multinacionales más poder que a las personas. Para  ello se dotará de un Consejo de Cooperación Regulatoria, que no solo controlará la aplicación de los compromisos existentes en materia de desregulación, sino que además dará a  las multinacionales el poder de escoger y eliminar otras normativas una vez finalizadas las negociaciones del TTIP y el Mecanismo de Resolución de Disputas Inversor-Estado (ISDS), una verdadera amenaza  a la democracia. Con esta disposición se otorgará a las corporaciones trasnacionales el poder  de cuestionar decisiones democráticas tomadas por Estados soberanos y pedir indemnizaciones cuando estas decisiones afecten de forma adversa a sus beneficios. Lo más aberrante es que estas disputas no se dirimen en los tribunales internacionales ya existentes, sino que se presentan a un tribunal privado compuesto por 3 abogados que tienen intereses económicos en la disputa y acordarán la sanción y la sentencia.

La  firma del Tratado implicaría por lo tanto la pérdida de la soberanía  nacional y el sometimiento de nuestros sistemas legislativos a los  intereses de las empresas multinacionales.

Las consecuencias irreversibles del TTIP:

  • Derechos laborales: eliminación de los derechos de huelga,  sindicación y negociación colectiva.
  • Empleo: pérdida estimada de un millón de puestos de trabajo. Reducción de salarios. Deslocalizaciones. Eliminación de las pequeñas y medianas empresas en todos los sectores.
  • Servicios: privatización de la sanidad, educación, Administración pública y servicios públicos tales como el agua, transporte, gestión de residuos y sistema público de pensiones.
  • Agricultura: control de la producción de semillas y alimentos por parte de las multinacionales. Eliminación masiva de pequeñas y medianas explotaciones agrarias a favor de las grandes explotaciones. Imposición a gran escala del modelo agrario de agricultura industrial y pérdida drástica de las producciones ecológicas. Entrada libre de transgénicos en nuestro país y eliminación del etiquetado.
  • Seguridad alimentaria: desmantelamiento de las regulaciones europeas en materia de seguridad alimentaria y derechos del consumidor. Introducción en los alimentos de todo tipo de agro-tóxicos que en Europa están prohibidos.
  • Protección ambiental: incremento en el ritmo de explotación de los recursos naturales. Desmantelamiento de todas las regulaciones de protección ambiental. Armonización de la regulación sobre prácticas que dañan al medio ambiente, abriendo la puerta al fracking en Europa.
  • Finanzas: eliminación de los controles financieros, impidiendo a Estados y Gobiernos cualquier tipo de regulación.
  • Protección de datos: eliminación del derecho civil a la protección de nuestros datos personales, dando pie al comercio con nuestro historial médico o de consumo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 1 + 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.