Despilfarro en Valdecarros

Olores Valdemíngomez

A.V. PAU DEL ENSANCHE DE VALLECAS.

Como veníamos informando, la Junta de Compensación del futuro PAU de Valdecarros, tras conveniarlo con el ayuntamiento de Madrid, ha encargado un estudio olfatométrico con un coste de 380.000€. Ya hemos averiguado que la empresa contratada es Odournet, que según su web es “un grupo independiente formado por sociedades limitadas, que pertenecen y están organizadas por Odournet Holding BV”.

El 26 de agosto publicaron una oferta de empleo sobre el doctor en química analítica que buscan para la realización del mencionado estudio. En relación con esto, y por las similitudes con algunas condiciones —que no todas— de nuestros estudios, decir que los encargados por nuestra asociación también han sido realizados por un doctor en química analítica.

Desde hace ya bastante tiempo se suceden las movilizaciones por este asunto.Aunque la oferta está en inglés, creemos que se puede entender que, a nuestra costa, se dotarán de aparatos de elevado coste para el laboratorio de Odournet en Barcelona, incluyendo una furgoneta, que están pensados para medición de emisiones de olores (en el foco del olor) y de los que no existe ni una sola referencia de su aplicación en la medición de inmisión de olores (en el lugar al que llega el olor).

Una vez más, nos encontramos con que se emplea una metodología inapropiada para medir los olores de Valdemingómez. Los responsables de encargar el estudio deberían haber entendido ya que la cuestión no es solo cuánto olor se emite y cómo es ese olor en su foco de emisión, sino cuánto olor llega a una zona habitada y cómo es ese olor. Si la metodología empleada no es apropiada para medir olores en inmisión, ¿qué validez pueden tener las conclusiones del estudio?

En realidad, el tipo de medición que se han planteado es como si ampliaran los típicos detectores en continuo de amoníaco y sulfuro de hidrógeno dentro de instalaciones de compostaje, pero sin saber qué resultados van a obtener. Es decir, le vamos a financiar a Odournet durante un año una investigación, que no un estudio, ni más ni menos que por 380.000€. ¿No podríamos emplear ese dineral en empezar ya a aplicar soluciones a los malos olores de Valdemingómez? ¿Por qué seguir estudiando/midiendo un problema que ya está identificado y dimensionado?

Los vecinos quieren una soludón.Y decimos que se la vamos a pagar los madrileños porque, según nuestra experiencia, ninguna junta de compensación finanza nada que luego no repercuta a los vecinos y al consistorio.

En resumen, creemos que queda claro que con el estudio se persigue un objetivo principal: obtener un informe que contradiga, que se oponga, a los que hemos realizado desde la A.V. PAU del Ensanche de Vallecas. O lo que es lo mismo, algo que les permita defender que se puede construir ese nuevo desarrollo. Y si para ello hay que gastar 380.000 euros, ¿qué más da? Es una minucia —que encima acabaremos pagando nosotros— comparada con el beneficio que obtendrán si se permite que ese desarrollo vea la luz.

 


Fotos: A.V. PAU DEL ENSANCHE DE VALLECAS

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 22 + = 26

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.