Cañada Real se manifiesta frente a Naturgy tras más de 90 días sin luz

Por Redacción

“Me muero de frío, duermo con dos mantas y con mi abrigo. La profe me ha bajado las notas porque no puedo hacer los deberes y no puedo estudiar con velas porque me quemo el pelo”. Este es el testimonio de una de las niñas de Cañada Real que, micrófono en mano y frente a la sede de Naturgy, empresa encargada del suministro en la zona, han solicitado el lunes 4 de enero que la luz vuelva a la antigua vía pecuaria tras más de 90 días sin electricidad en hogares y calles.

“Estas vacaciones la gente ha disfrutado de la luz, calientes en sus casas, y nosotros pasando frío, vergüenza es la palabra”, comenta otra de las menores. “Somos gente honrada, que tenemos derecho a la igualdad, nos sentimos excluidos de la sociedad, inferiores a los demás. En la Cañada Real hay personas enfermas, niños pequeños, bebes recién nacidos que necesitan la luz para su desarrollo. Niños y adolescentes que necesitan luz para sus clases virtuales y continuar con su educación. Gente que la necesita para lavar su ropa, ducharse con agua caliente, cargar su móvil, ver la televisión. Los niños se aburren en su casa al llegar a casa, no pueden jugar con otros niños debido a la situación en la que vivimos”, añade.

Cientos de vecinos de la Cañada Real Galiana se concentraron frente a la sede en la capital de Naturgy, en la avenida de San Luis, al grito de “queremos luz” y “la luz no es un lujo, es un derecho”, para pedir que vuelva la luz y que se acabe con la «criminalización del sufrimiento» que están padeciendo. Las familias afectadas exigen que se restaure la electricidad en el sector 5 y 6 de la Cañada Real después de casi tres meses.

Los niños portaron varios carteles. Foto: J. Arguedas

La presidenta de la asociación Al-Shorok-Amanecer y vecina del sector V, Cristina Pozas, dice que han decidido manifestarse frente a la sede de la empresa, después de hacerlo en Cibeles, Sol y en la Consejería de Vivienda, porque Naturgy es «colaboradora o parte implicada en el plan estratégico que han elaborado» para dejarles sin suministro eléctrico.

«Estos tres meses han sido de pasar mucho frío, mucha incertidumbre, con silencio de parte de las administraciones y la imposibilidad de reunirnos con Naturgy», critica esta residente.

Habla Naturgy

La responsable de la zona centro de UFD, distribuidora eléctrica de Naturgy en la zona, Mónica Puente, explica que la empresa «comparte la preocupación» de vecinos, instituciones y organizaciones al tratarse de un «problema social grave y complejo». «Las interrupciones se están produciendo por sobrecargas en la red de consumos intensivos y consumos no localizados. Naturgy nunca ha cortado el suministro en los más de 25 años que lleva suministrando energía eléctrica en la Cañada Real. Las interrupciones de suministro de producen por elevados consumos que llegan a ser hasta siete veces más que el consumo residencial de una vivienda tipo en España», argumenta.

Los concentrados a las puertas de Naturgy. Foto: J. Arguedas

Por último, Puente asegura que Naturgy está «a disposición de todas las administraciones» y ha considerado que con la colaboración de todas se pueden encontrar «soluciones al problema». «Naturgy no ha cortado el suministro y las interrupciones se deben a sobrecargas por consumos intensivos en la red», ha insistido.

Las administraciones

Mientras, el consejero de Vivienda y Administración Local de la Comunidad, David Pérez, vuelve a instar a la Delegación del Gobierno a que ejecute el plan de choque de la Cañada Real ante la situación «insoportable» de las familias. «Venimos hablando con la compañía suministradora para que, dentro de esta situación, se adopten las medidas para paliar en la medida de lo posible estos cortes de luz», manifiesta.

A pesar de esto, indica que todas las administraciones involucradas que es necesario que se desmantelen «las plantaciones de droga» que están provocando los cortes. Pérez incide en que el Gobierno regional es «sensible» con la situación, «no ha parado de llamar la atención sobre esta necesidad urgente» y mantiene sobre la Cañada más de 50 reuniones, «muchas de ellas orientadas a la recuperación de la luz».

Por su parte, el delegado de Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, criticó que la Comunidad echara «la culpa» a otras administraciones. «Hay que ser muy claros y muy respetuosos. Es un drama que hay que resolver colaborando entre administraciones y no lavándose las manos y echando la culpa a otros, como estoy viendo. Es algo más que un tema de orden público», señaló.

La Comunidad y el Ayuntamiento de la capital se reunieron el pasado mes de diciembre para poner en marcha una estrategia de Servicios Sociales para paliar la situación de vulnerabilidad de estos vecinos con cortes de luz, en los sectores 5 y 6. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, sostenía que «mientras no se solucione el problema de las plantaciones de marihuana», va a ser difícil que se solvente el de los cortes de luz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 47 − 41 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.