Caminos libres de escombros

Uno de los tramos del Camino de la Magdalena

Por Isa Mendi

La Asociación Vecinal PAU Ensanche de Vallecas ha puesto en marcha una campaña de recogida de firmas a través de la plataforma Change.org (http://chng.it/c68djKGS) para que las administraciones implicadas, entre ellas la Comunidad de Madrid, limpien de escombros los caminos de tierra aledaños a su barrio. En apenas unas horas, ya ha recabado el apoyo de cerca de 300 ciudadanos.

“Queremos que se recuperen los caminos aledaños al Ensanche de Vallecas para garantizar el disfrute del vecindario y garantizar paseos seguros durante el confinamiento (y más allá), señala este colectivo vecinal en el texto que acompaña a esta iniciativa telemática.

Estos residentes explican que el Ensanche de Vallecas tiene la suerte de encontrarse literalmente pegado al campo, en el límite de la ciudad, con lo que de sus confines parten diversos caminos de tierra aptos para el paseo, el deporte, o para sacar a las mascotas. “La búsqueda de distancias de seguridad entre personas ha empujado a muchos vecinos y vecinas a adentrarse en estos caminos en las franjas horarias del paseo y el deporte. De forma circunstancial, muchas personas del barrio han descubierto por primera vez este tesoro natural que tenían al lado de casa y no conocían, y lo han hecho en una época en que la primavera está espléndida de flores. Estos caminos hace unos meses estaban prácticamente desiertos, pero hoy son un bullicio de gente al atardecer”, argumentan.

“Sin embargo muchos de ellos se encuentran en un estado de abandono importante, con montañas de escombros a ambos lados de la senda. Esta situación incluso amenaza la seguridad de los paseantes que, por separarse para mantener la distancia necesaria, se ven obligados a caminar por dichos montones, donde abundan astillas, cristales, o metales oxidados. Se trata de caminos públicos, es decir, para el disfrute de la ciudadanía, que tiene derecho a pasear por ellos con seguridad”, añaden.

La suciedad y los desperdicios jalonan los caminos

El Camino de la Magdalena

Como ejemplo, ponen el Camino de la Magdalena, un tramo de la Cañada Real del Santísimo que une el pueblo de Vallecas con el río Manzanares, plagado de escombros y todo tipo de residuos desde el desmantelamiento del poblado chabolista de Las Barranquillas, hace ya más de 10 años. “Exigimos a la Comunidad la recuperación de éste y otros caminos aledaños, su desescombrado y limpieza, así como su adecuación para su uso como caminos peatonales, incluyendo la adaptación de carriles bici. En algunas zonas como el camino de la Magdalena esta recuperación debe ir acompañada también la recuperación del curso del arroyo de la Gavia”, comenta esta asociación.

“Disfrutar de espacios al aire libre para el ocio del vecindario es importante siempre, pero la escasa seroprevalencia de la COVID19 en nuestro país y la ausencia de una vacuna ante la enfermedad, que nos anuncian periodos de confinamiento recurrentes a largo plazo, lo hacen hoy más importante que nunca. Necesitamos disponer en el barrio de zonas seguras y agradables para disfrutar las horas al aire libre de las que dispongamos. Por ellos solicitamos a la CAM que actúe cuanto antes para solucionar este problema”, concluyen estos vecinos.

Uno de los espacios elegidos por los vecinos para pasear

Sendas históricas

Francisco García, una de las personas que ya ha apoyado la petición, señala que se trata además, de caminos históricos del pueblo de Vallecas. “No sólo son espacios medioambientalmente a recuperar, sino que son un medio de conectar andando o en bici con Villaverde, por ejemplo, y forman parte de la historia y el quehacer de las anteriores generaciones que habitaron aquí. El trazado de muchos de ellos no ha variado apenas a lo largo de centenares de años y hoy están amenazados con desaparecer por la desidia y el abandono”, apunta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 6 + 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.