“Alguna compañera ya ha empezado a trabajar”

Habiba y Blanca, dos mujeres que han apostado por la formación. Foto: R. Blanco

Escribe: Roberto Blanco Tomás.

En estos tiempos de crisis económica y aumento galopante del paro, cada vez más personas desempleadas optan por la formación, ya sea para mejorar y actualizar conocimientos en su ofi cio o para ampliar sus posibilidades accediendo a una nueva profesión. Blanca Esther Díez y Habiba El Karamouchi participaron como alumnas hace unos meses en un curso de Ayuda a Personas Dependientes ofrecido de forma gratuita por la Asociación Búlgaro-Española Cirilo y Metodio. Hoy nos cuentan su experiencia.

Pregunta: ¿Qué os ha parecido el curso?
Blanca:
Tengo una valoración muy buena, porque la formación lo era. Te enseñan desde cómo cuidar físicamente a una persona hasta a entenderle psicológicamente y saber gestionar todas las fases por las que pasa una persona dependiente.

Habiba: Fantástico, muy bien todo: los contenidos, los trabajadores del centro…

P.: ¿Y en cuanto a los otros contenidos como alfabetización digital y orientación laboral?
B.:
Muy bien, porque tienen mucha paciencia. Por ejemplo, en alfabetización digital yo era cero, y me han dedicado mucha atención y muy personalizada, desde el nivel de cada persona. Y además una formación en habilidades personales y laborales también espectacular, muy práctica. Te da mucha confi anza y seguridad personal, te apoyan mucho para poder lanzarte a buscar más alternativas…

P: Y tú, Habiba, ¿qué tal? Me contabas que tienes una difi cultad añadida con el idioma…
H.:
Bien: todos hablaban conmigo despacito, y podía entender… Me han ayudado mucho…

P.: ¿Cómo ha sido la relación entre las alumnas?
B.:
El curso estaba pensado para mujeres con cargas familiares o escasa empleabilidad. Eso ya hace que en el centro estés con personas con situaciones diversas, y, quieras que no, estás participando de otras formas de entender la vida. Cada persona va exponiendo cada día su situación personal en cantidad de comentarios. Poco a poco nos vamos conociendo… No se trata solo de mera formación académica: una persona le explica a otra dónde hay un centro de recogida de ropa, o cómo puede solicitar una ayuda del INEM, o dónde una empresa está buscando personas… Es una relación muy interactiva y muy constante, y además la forma de hacer estos talleres te “obliga” a la relación. De hecho, después de terminar el curso nos seguimos viendo y llamando, nos avisamos si conocemos ofertas de trabajo, alguna compañera ya ha empezado a trabajar…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 4 + 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.