Vamos bien. La gente común, vamos bien

EDITORIAL

La brecha entre “la clase política” y la inmensa mayoría de la gente no hace más que agrandarse a pasos agigantados, por más que lo quieran acallar los medios de comunicación tradicionales.

La gente sigue mostrando de muy diferentes maneras su indignación y cabreo. Es muy significativo el más de un millón de firmas recogidas por internet en algo más de una semana, a raíz del caso Bárcenas, en el que se pedía la dimisión de la cúpula del PP.

La Iniciativa Legislativa Popular por la dación en pago retroactiva, la paralización de los desahucios y el alquiler social. A mediados de febrero una nueva Marcha por la Sanidad Pública, en esta ocasión a nivel estatal y la Marea Ciudadana del 23F que sacó a la calle a cientos de miles de personas en una veintena de ciudades de España.

Toda esta situación social compleja, está propiciando que entre la misma gente común, se empiece a respirar otro tipo de trato en las relaciones, ya no hay por qué cuidar una imagen para fingir “no sé qué”. Nos estamos dando un trato más sincero, algo más profundo y eso nos reconforta.

Vamos bien.  Mientras “la clase política”, cada vez lo van haciendo peor. La gente común, sin embargo, pese a las grandes dificultades del día a día, o quizás gracias a ellas, vamos encontrando el “cómo queremos hacer” y lo vamos haciendo. Vamos bien.

     En este número de Vallecas VA son muchos los ejemplos de actividades, acciones, colectivos que plasman esa sincera aspiración que se convierte en realidad cotidiana, el Vallecas real, el de la gente de a pié.  Por ejemplo: La escultura de Nuestro Barrio. La presentación del libro “Qué es Educar”. La acción de toda la comunidad educativa del Arcipreste de Hita por defender su centro. La rápida y contundente respuesta vecinal ante la detención  de los Bukaneros. La columna desde Vallecas en la Marea Ciudadana del 23F y la marcha desde Vallecas por la Sanidad Pública. Las acciones de los afectados por “Las preferentes” en Entrevías. El Raimundo Lulio, algo más que un “cole”, una “institución vallecana”  con sus  50 años abocados  al servicio a los demás. La asociación cultural Al Alba, haciendo barrio a través de la cultura desde hace 30 años. El Carnaval, mostrando un año más que  “Sí se puede” salir a la calle de forma lúdica reivindicando lo que más nos preocupa: educación, sanidad y vivienda para todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

− 1 = 7

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.