Vallecas avanza en la desescalada

La terraza del Mirador del Cerro del Tío Pío. M. TORRADO

Los vallecanos y vallecanas ya pueden ver a sus familiares, reunirse con amigos y tomar algo en terrazas al aire libre

Por Isa Mendi

Lunes 25 de mayo. Después de tres semanas, la Comunidad de Madrid conseguía entrar finalmente en la fase 1 de la desescalada que ha aliviado el confinamiento de los madrileños y madrileñas y de los vallecanas y vallecanas. Era un día esperado, sin duda, tras dos intentos fallidos a la hora de conseguir el visto bueno de las autoridades sanitarias. Una de las estampas más repetidas ha sido la de vecinos y vecinas sentados en las terrazas al aire libre de los establecimientos de Puente y Villa de Vallecas, aquellos que han abierto sus puertas, porque desgraciadamente un buen número aún no ve rentable reiniciar la actividad de su negocio sin la posibilidad de atender en el interior de sus locales. En estos tradicionales lugares de encuentro se han podido ver también reuniones de amigos y familiares que han podido compartir mesa y mantel, cerveza y aperitivo, hasta un número máximo de 10 personas, manteniendo las preceptivas distancias de seguridad y adoptando las pautadas medidas de higiene.

Colas en la terraza de la Sidrería Asgaya, situada en la avenida de Buenos Aires, 28. M. TORRADO

Reencuentro familiar

Pero, además, esta jornada tenía un carácter más íntimo, menos visible y mucho más personal, el del reencuentro de familias que llevaban más de dos meses y medio sin verse, en miles de hogares de Vallecas, de la capital y de la región. Con emoción pudieron, aunque de forma menos natural, sin besos ni abrazos y con menos tiempo de lo habitual, ver a sus seres más queridos, padres, madres, abuelos, abuelas… Desde ese día, nuestros mayores están un poco menos solos. Antes se debían conformar con imágenes en pantallas de dispositivos electrónicos o con la voz a través del frío auricular de un teléfono.

Las calles de Vallecas vuelven poco a poco a retomar su pulso perdido por la expansión de la pandemia que le ha robado la primavera a sus habitantes. Ya no es necesario que uno de los progenitores se quede en casa a la hora de salir con sus hijos a dar un paseo. Ya lo pueden hacer los dos sin tener que recurrir a la picaresca de dividir la familia en unidades diferentes para salir juntos.

La prematura llegada del calor también puso en evidencia la inconveniente franja horaria reservada a los más pequeños de la casa, que era de 12 a 19 horas. Desde el jueves 28 de mayo, niñas y niños de Vallecas de hasta 14 años disfrutan de un nuevo horario, de 10 a 13 horas y de 17 a 21 horas, que les permite pasear, distraerse, jugar o simplemente montar en bici, mitigando en parte los efectos de las altas temperaturas.

Vallecas avanza en la desescalada y, poco a poco, recupera su pulso habitual aunque habrá que esperar hasta, al menos, finales de junio para alcanzar la denominada ‘nueva normalidad’. La presión sanitaria continúa bajando en los Hospitales Infanta Leonor y Virgen de la Torre pero, ahora más que nunca y de cara a evitar un posible repunte de contagios, no hay que caer en la relajación y cumplir con las normas de protección y de higiene personal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

− 4 = 2

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.