«Un día muy especial para la Cañada Real»

El encuentro reunió por primera vez en la Cañada a los distintos protagonistas de su realidad.
El encuentro reunió por primera vez en la Cañada a los distintos protagonistas de su realidad.

ROBERTO BLANCO TOMÁS.

El 16 de marzo se celebraba, en la Antigua Fábrica de Muebles del sector 6 de Cañada Real Galiana, el I Encuentro Comunitario, que congregaba a entidades sociales, representantes de las Administraciones y ciudadanía de la Cañada con motivo de la presentación de la Monografía Comunitaria Infancia, Familia y Convivencia en Cañada Real, a cargo del equipo ICI (Intervención Comunitaria Intercultural). La cita constituyó lo que podríamos denominar una “ocasión histórica”, al reunir por primera vez, en la propia Cañada y en un ambiente ilusionante, a los distintos protagonistas de esta realidad.

Para hacer balance del evento, hemos entrevistado a las cuatro integrantes del equipo: Susana Camacho (coordinadora), Adela Carrasco, Nabila Chedid y Micaela Romana Preoteasa, las dos primeras por Fundación Secretariado Gitano y las dos últimas por ACCEM. Este equipo desarrolla un proyecto de intervención comunitaria intercultural en Cañada desde julio de 2014, impulsado por la Fundación La Caixa en colaboración con la Comunidad y el ayuntamiento de Madrid, ACCEM y la FSG, con el objetivo de generar cohesión social entre ciudadanía, entidades sociales y Administración.

 

¿Qué balance hacéis del encuentro?

Susana: Ha sido un momento muy simbólico en el territorio. Se ha realizado la “devolución” de un documento elaborado por todos a través de dos formas de acercarse a la realidad: se han analizado estudios previos sobre la Cañada, y luego se ha seleccionado el método de la audición, con una serie de coloquios para hacer una escucha activa de nuestros protagonistas. Fue un día muy especial para la Cañada Real, porque se ponía en evidencia lo importante que es compartir la mirada de un mismo lugar para ver qué puede hacer cada uno para mejorarlo. Nuestra monografía está centrada en infancia, familia y convivencia, y le dimos un valor muy importante a la participación de niños y niñas, que además han sido escuchados. Vinieron familias, entidades sociales de la Cañada, medios de comunicación, políticos de la CAM y del ayuntamiento de Madrid… La palabra más repetida fue “ilusión”: es ilusionante que haya tantas personas que quieran cambiar una realidad.

La mirada sobre Cañada tiene décadas ya, y hemos aprovechado lo existente para organizarlo, porque hasta ahora no había conexión entre todo. El ICI genera así unos espacios de relaciones “improbables”, como este evento: es muy difícil que en un mismo espacio se junten políticos de alto nivel, como un director general de Servicios Sociales de la CAM, y un vecino. Los dos son igual de importantes, pero tienen una posición en la sociedad muy diferente. La gente se está dando cuenta de que las políticas tienen que ser muy cercanas y tienen que hacerse allí. Y es la primera vez que los políticos estaban sentados allí en la Cañada para decidir cómo negociar acuerdos para mejorar la situación de la vida. Creo que éste puede ser un camino diferente para ver las cosas más cercanas a la realidad de este barrio que ni siquiera está considerado como barrio.

¿Con qué imagen os habéis quedado de este acto?

Micaela: me gustaría destacar la participación de la diversidad cultural. En un mismo espacio han estado presentes vecinos de distintos grupos etnoculturales: gitanos españoles, gitanos rumanos, rumanos, españoles, portugueses, marroquíes… Eso en cuanto a habitantes de la Cañada, pero luego también hemos tenido como colaboradores externos a arquitectos de la Facultad Paisajística de Múnich y a un artista de París que nos ha hecho una bonita presentación con fotos de Cañada. El que tanta diversidad cultural y gente que ha participado en toda la recopilación de información haya estado junta es para nosotras un éxito, porque es gente a la que normalmente nadie llega. Por fin se han visto reconocidos como vecinos y partícipes del cambio que pueda haber, y eso es muy importante, así como que haya quedado demostrado que podemos trabajar juntos: todo el mundo ha puesto el hombro para hacer algo, y hemos visto que juntos podemos hacerlo mucho mejor y más rápido.

Nabila: A mí me impactó mucho, aparte de la cantidad de gente que había, ver a todo el mundo mezclado compartiendo el mismo momento, el mismo espacio y en igualdad. Y luego, por otro lado, me di cuenta del gran despliegue que supone organizar algo así y coordinarnos entre todas las entidades. A pesar de que hubo dificultades, al final todo salió bien, y eso dice mucho de en qué momento está la Cañada a nivel de implicación y participación entre las entidades que estamos allí. Hay mucha disposición para trabajar todos a una, y eso me parece de destacar.

Susana: Y hay que nombrar a todos: Cáritas Madrid, Cruz Roja, Parroquia Santo Domingo de la Calzada, Barró, FSG, ACCEM, El Fanal, el programa ASPA del Ayuntamiento, Alamedillas (Servicios Sociales municipales de Villa de Vallecas), CAES, La Garbancita Ecológica… Y luego los Servicios Sociales, los trabajadores sociales…

Adela: Me quedo con una frase: “el sueño de los niños es que haya hospitales, carreteras, piscinas, castillos hinchables…”. Yo me sumo a ese sueño. Y también me gustaría agradecer a mi compañera Laura Gil [Laura, que está presente, sonríe], que ha estado aquí con nosotros sufriendo y nos ha ayudado un montón. Aunque nominalmente no pertenece al equipo, sí que pertenece muchísimo…

¿Qué va a pasar en los próximos meses?

Nabila: El diagnóstico ya lo tenemos en marcha, y ya ponemos la mirada en el segundo encuentro comunitario, en junio, con fecha todavía por confirmar. En él presentaremos la programación comunitaria y una guía de recursos para la infancia de los distritos de Vicálvaro y Villa de Vallecas. Un poco antes, el sábado 7 de mayo, tenemos la segunda Acción Global Ciudadana, que es más un espacio lúdico destinado sobre todo a familias y a chavales, contando con el apoyo, como siempre, de nuestros protagonistas: vecinos, Administraciones y entidades. Y luego, ya para finalizar nuestro segundo año de proyecto, tendremos la segunda Escuela Abierta de Verano, que tendrá lugar del 4 al 15 de julio.

¿Algún mensaje para los lectores?

Adela: Dar las gracias, aparte de a Laura [risas], a mi cura payo y a todas las entidades que han apoyado.

Micaela: Y a los vecinos que han participado, que no es poco. E invitar a los vecinos de otros barrios a que conozcan Cañada para hacerse una idea de cómo es en realidad este futuro barrio. Como decía la artista Anna Katharina Scheidegger, hay que conocer Cañada, porque tiene muchas caras…

Susana: Sí, que vayan a Cañada… Se puede llegar fácilmente desde Villa de Vallecas en el autobús 339. Y muchas gracias a nuestros siete compañeros y compañeras de Caixa Proinfancia. Preparar esto es mucho trabajo, y ellos son los que han movilizado a todo el mundo.

Nabila: Digo lo mismo: que vengan a Cañada. Por ejemplo, la segunda Acción Global Ciudadana es un buen momento para conocer al barrio de una forma festiva.

Adela: Y la romería: el domingo 1 de mayo, romería de la Virgen del Rocío. Nos vemos allí…

 


Foto: Mugur Chiujdea

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 96 − = 86

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.