Tormenta en Vallecas

Rayo Vallecano 3 (Santi Comesaña, Álvaro García y Óscar Trejo, de penalti)- Real Madrid CF 2 (Modric, de penalti, y Militao). Estadio de Vallecas, 7 de noviembre de 2022, jornada 13 de la LaLiga Santander

Los jugadores rayistas celebran el tanto del empate a 2 de Álvaro García. Foto: Rayo Vallecano

Por Christian R. Bachiller

Ya lo dice el bueno de don Rafael García, ‘speaker’ del Rayo Vallecano, antes de que el balón ruede cada partido en Vallecas: esto no será Anfield ni Old Trafford, pero el Estadio de Vallecas es el mejor escenario posible para vivir el sueño de un barrio entero.

Y es que el Rayo volvió a ofrecer una maravillosa obra de teatro a su afición, esta vez con todo un Real Madrid como invitado. Sin Toni Kroos comandando el centro del campo merengue, Ancelotti volvió a colocar a Fede Valverde en la posición de mediocentro para darle una nueva oportunidad a Marco Asensio en el extremo derecho. Por su parte, Iraola recuperó al sancionado Óscar Trejo y decidió sacar su once de gala. Los mismos que endosaron una manita al Cádiz en el último partido como locales.

Los franjirrojos golpearon demasiado pronto. Fran García apareció como un cohete por su sector para servirle un balón raso a Santi Comesaña quien, con su pierna izquierda, abrió la lata cuando aún no se habían disputado los primeros cinco minutos del choque. La estirada de Courtois no sirvió para evitar el primer tanto en liga del gallego.

Durante los minutos siguientes reinaron las faltas y las discusiones. Una de estas últimas tuvo como protagonistas a Vinicius Júnior y al propio colegiado del encuentro, Martínez Munuera. El brasileño protestó tanto la cartulina amarilla que le mostraron tras endosar un pisotón en el tobillo a Balliu, que incluso Ancelotti tuvo que mediar entre su jugador y el árbitro alicantino.

Álvaro García pudo aumentar la diferencia en un mano a mano con Courtois, pero el extremo rayista estrelló el balón contra el cuerpo del belga. El Real Madrid supo aprovechar su posesión más larga del encuentro y Asensio, después de una extraordinaria pared con Valverde, fue zancadilleado por Fran García dentro del área local. Munuera Martínez, tras revisión en el VAR, señalaría el punto fatídico de penalti y Modric, ejerciendo los galones de capitán por la ausencia de Benzema, transformó la pena máxima con un tiro potente al centro de la portería.

Apenas unos minutos después, Militao mandaba un testarazo al fondo de las mallas proveniente de un balón servido desde la esquina por Asensio, quien acabó siendo de nuevo protagonista en el gol que significaba la remontada de los visitantes. Pero un minuto antes del descanso, Álvaro García devolvía las tablas al marcador. El utrerano se encontró con un balón suelto en el área, tras una serie de desajustes por parte de la zaga madridista, y fusiló con un potente zurdazo a un Courtois que llegó a tocar la pelota con las manos antes de que se colase en la portería.

La afición del Rayo fue, de nuevo, el jugador número 12, y ánimo a los suyos hasta la extenuación. Foto: Rayo Vallecano

La segunda mitad fue para el equipo que más se lo creyó. Los nervios se dejaban ver en ambos banquillos y, tras varias protestas, Andoni Iraola sería expulsado recibiendo una gran ovación por parte de toda su hinchada. Poco después, se produjo la acción que determinaría el resultado del encuentro. Álvaro García trató de recortar dentro del área rival a Carvajal y el balón impactó en la mano del lateral. Martínez Munuera volvió a señalar el punto de penalti tras acudir de nuevo al monitor del VAR.

Trejo erró en una primera instancia, pero el penalti tuvo que volver a repetirse porque Courtois estaba adelantado en el momento de la ejecución. El capitán del Santa Inés volvió a asumir la responsabilidad, esta vez cambiando de lado el lanzamiento, y subiría el definitivo 3 a 2 con el que terminó el encuentro. Resultado que pudo cambiar Rodrygo en el minuto 89 de no haber mandado a las nubes un centro de Asensio al área pequeña que parecía más fácil de marcar que de fallar. La última del partido la tuvo Lejeune, quien a punto estuvo de repetir su golazo de falta ante el Cádiz, solo que esta vez se topó con una gran estirada de Thibaut Courtois.

Los franjirrojos siguen con su buena dinámica y suman ya cinco partidos sin conocer la derrota y tres victorias consecutivas, aupándose a la octava posición a solo dos puntos de puestos europeos y a 10 ya de la zona roja de la tabla. Para el Real Madrid las noticias no son tan buenas, pues aparte de consumar su primera derrota en liga, pierden el liderato de la competición y duermen esta jornada por detrás del FC Barcelona.

La plantilla rayista celebró a lo grande en el vestuario el triunfo frente al Real Madrid. Foto: Rayo Vallecano

El próximo compromiso del Rayo será de nuevo en casa, el próximo jueves 10 de noviembre a las 19 horas frente al Celta de Vigo, en la última jornada liguera antes del parón motivado por la celebración del Mundial de Catar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 11 − = 2

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.