‘Semillas’ se extiende a otros centros

El alumnado entregó cajas de la cosecha de su huerto a Somos Tribu VK

Por alumnos de 4º A y 4º B del IES Madrid Sur

Después de un mes de paréntesis en el que no hemos escrito la página del periódico, hemos seguido trabajando, y no poco, en distintas asignaturas el proyecto. Para empezar, hemos empezado una colaboración con el colegio Madrid-Sur, en el que hemos estudiado algunos de nosotros. Nuestra directora, Marisa Gismero, y su director, Íñigo Delgado, han acordado la colaboración de los dos centros para “trabajar los valores de colaboración, ecología, respeto al medio ambiente y sostenibilidad.”

La finalidad del proyecto de aprendizaje-servicio es aprender a ser competentes siendo útiles a los demás y nosotros intentamos serlo explicando a los alumnos del colegio todo lo que hemos aprendido en estos meses en el huerto. Fuimos a visitar el CEIP Madrid-Sur, donde nos recibió Íñigo, su director. Nos enseñó dónde estaba su huerto. Estuvimos quitando hierbajos y margaritas y preparando la tierra de los bancales (que ya existían y, de hecho, cuando alguno de nosotros íbamos a ese colegio ya trabajamos ese huerto) para plantar. El director nos dijo que tenían pensado plantar alcachofas.

En el huerto del instituto, del que se encarga Leonor, de Francés, hemos seguido picando. Con Charo, de Tecnología y madre del proyecto, hemos visto cómo lo que plantamos semanas atrás había crecido: tomates, alcachofas, lechugas, judías, fresas, remolacha, canónigos… La colaboración con Somos tribu sigue adelante, y el último día que les entregamos productos del huerto (habas, guisantes…) fue el 23 de abril.
En Educación Plástica, con Irene, Jefatura ha elegido, de los diseños propuestos, el del ‘skyline’ de Madrid, con edificios y monumentos famosos de nuestra ciudad. Pintaremos por dentro el muro del instituto que da a la Fundación del Secretariado Gitano.

La posguerra y la Transición

En Historia, con Isabel y con Carmen, hemos hecho entrevistas a familiares que han vivido la guerra civil y la posguerra (el Franquismo y la Transición). Les hemos preguntado cómo lo vivieron. Nuestros abuelos nos han contado muchas cosas. Uno de ellos estuvo en la cárcel por comunista, a un tatarabuelo lo fusilaron por ser de la CNT, otro estuvo ocho meses en un campo de concentración por sus ideas políticas, registraron la casa de un familiar republicano cuando el abuelo de uno de nosotros era pequeño y se llevaron a la cárcel a su padre (un policía se apiadó del abuelo, que entonces era un niño y estaba asustado, y no se llevó un folleto y unas fotos que podrían haber supuesto que ajusticiaran al bisabuelo).

Una vecina nos contó que a su abuelo le dispararon en la guerra, en el brazo. Otros hicieron hincapié en el hambre que pasaron durante y después de la guerra, y cómo tenían que trabajar desde muy jóvenes e incluso siendo niños. Durante la posguerra había cartillas de racionamiento de comida y de tabaco. Nos contaron también que había un toque de queda, es decir, a partir de cierta hora salían los tanques o coches militares a la calle y quien no hubiera vuelto a casa, tenía represalias. A veces se ocultaban los muertos.

  • El IES y el CEIP Madrid Sur se han unido para trabajar los valores de colaboración, ecología, respeto al medio ambiente y sostenibilidad

Durante la Transición, a un amigo de una abuela lo dispararon al salir del colegio, pero oficialmente era un desaparecido; a otro, le dieron un golpe con una farola, pero el Gobierno aseguraba que se lo había hecho solo. Tras el golpe de Estado de Tejero, al hermano de una abuela, que iba a hacer el servicio militar en tren, lo tuvieron durante una semana, con el resto de pasajeros, incomunicado en el tren. Estuvieron una semana sin tener noticias de él. En varias de nuestras casas, vivieron con miedo el golpe de Estado de Tejero.

En Filosofía y en Valores, con Raquel, vamos a hacer una liga de debates sobre la emergencia climática. Tendremos que formular 10 preguntas sobre cómo introducir este tema en el sistema educativo. Esta liga se realiza con otros institutos y el nuestro abordará la sostenibilidad. Además, hemos trabajado la emergencia climática con un documental sobre la activista Greta Thunberg. Ella afirmaba que había políticos ignorantes que desconocían las consecuencias del cambio climático y por ello no tomaban cartas en el asunto. En estas dos asignaturas estamos viendo también el pensamiento crítico y sus conceptos o pasos asociados.

La imagen que va a decorar el muro del Instituto Madrid Sur

El agua y el reciclaje

En CAAP (Ciencias Aplicadas a la Actividad Profesional), con Cristina, estamos trabajando dos temas también relacionados con el cambio climático: el agua y el reciclaje. Vimos los diferentes contenedores (hemos hecho cuatro grupos, cada uno es un contenedor: vidrio, papel, plástico y órganico), las depuradoras de agua… El Canal de Isabel II vino a dar una charla al instituto. En la calle de los Vecinos del Pozo (al otro lado de las vías, cerca del instituto) hay una planta de reciclaje. En el caso del vidrio, hay que separar los objetos porque a veces hay elementos químicamente incompatibles. Se separa según su tipo: color verde, ámbar, café. El vidrio se reutiliza a veces antes que reciclarlo.

En el contenedor orgánico, que suele ser de color marrón, depositamos restos de comida. Con lo que se recoge en este contenedor, se hace compost (ahí excluimos carne, pescado o cáscara de cítricos). El compostaje consiste en un proceso de descomposición biológica y su resultado puede usarse como abono para enriquecer el suelo para que crezcan las plantas. Hemos trabajado cómo hacer compostaje casero. Tiene que ubicarse en un lugar donde no haya mucha agua, en verano en un sitio que esté a la sombra y en invierno hay que combinar sombra y sol. Se tarda entre tres meses y un año en terminar este proceso.

  • Vamos a hacer una liga de debates sobre la emergencia climática y trabajamos en dos temas relacionados, el agua y el reciclaje

En el amarillo tiramos los envases y plásticos. Aunque los plásticos tienen mala fama, al reciclarlos podemos convertirlos en muchas cosas, entre ellas, combustible, mediante el procedimiento de pirólisis. Por su parte, en el contenedor de papel (azul) ponemos papel y cartón: folios, libretas, cajas de pizza… Para reciclarlo, se le añade disolvente químico y luego se hace una pasta. Esta mezcla se blanquea, se prensa y se obtiene de nuevo cartón.

Por último, el contenedor de resto es naranja o gris. Ahí depositamos todos los residuos que no sean envases o no tengan un sistema específico de recogida (es decir, lo que no podemos separar en los contenedores anteriores): vajilla, cubiertos, juguetes rotos, pañales, cristales, etc…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha + 86 = 92

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.