Participación vecinal

EDITORIAL.

Es evidente que nos encontramos en un nuevo momento político que todo lo tiñe. En estos días a nivel nacional lo estamos viendo con los intentos de investidura para un nuevo Gobierno. Al igual que los diputados nacionales se encuentran ante un gran reto y el pueblo aprobará o desaprobará sus decisiones, los políticos municipales y los vecinos, nos encontramos frente a la responsabilidad de la “participación” (entendiendo ésta como la capacidad de involucrarse en las decisiones políticas en nuestros distritos y barrios).

Pareciera que uno de los elementos que viene “imponiendo” este nuevo momento político es el de mirar a los demás de igual a igual, y pareciera también que así es como quiere mirar este ayuntamiento y las juntas municipales a sus vecinos.

La Administración municipal está poniendo en marcha diferentes instrumentos que hagan posible esa participación. A nivel del Ayuntamiento están los Presupuestos Participativos que permiten que una pequeña parte de los mismos (que paulatinamente irá creciendo) se dediquen a inversiones que son decididas por los propios vecinos, tanto en temas que competen a todo Madrid como en temas propios de cada distrito, proceso que ya se ha iniciado.

De otro lado, en este mes, el día 13, los vecinos del Ensanche de Vallecas podrán votar sobre el nombre que éste tendrá cuando se constituya administrativamente como “barrio”. Y por último, los Foros Locales, (cuya antesala fueron los pasados Estados Generales de Vallecas) es un proyecto muy ambicioso que pretende crear un nuevo espacio donde tanto las juntas municipales con sus máximos responsables políticos, como el entramado asociativo y los vecinos a título personal, puedan participar activamente y con capacidad decisoria (este tema todavía está estudiándose como quedará) en los asuntos importantes que hacen a un mejoramiento de los distritos.

Este camino que inevitablemente se va a recorrer, pone ante una nueva responsabilidad a los vecinos. Ahora se puede no solo opinar, sino decidir sobre el propio barrio. Esto es algo que puede tener una gran relevancia y que va a requerir un tiempo de concienciación, esfuerzo, paciencia y mucho aprendizaje por parte de todos.

La Administración va a tener una gran responsabilidad en cómo concreta el funcionamiento de esos foros locales, para que no solo permitan el máximo de participación y protagonismo al vecindario, sino que además en el proceso vaya consiguiendo un creciente interés y aumento progresivo del nivel de participación. Para esto es fundamental cuidar al máximo las condiciones de origen que se ponen y, como imprescindible actitud para todo ello, la de “escuchar” y la de “mandar obedeciendo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

74 + = 82

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.