Más de 700 firmas para acabar con las depuradoras La China y Butarque

Una de las recientes protestas vecinales

Por Redacción

Los colectivos vecinales del entorno del Río Manzanares han puesto en marcha una campaña a través de la plataforma Change.org para exigir al Ministerio de Transición Ecológica (MITECO) y al Ayuntamiento de Madrid el desmantelamiento de las depuradoras La China y Butarque. En apenas cuatro días, ya han recabado el apoyo de más de 700 ciudadanos. Entre estas entidades están las asociaciones La Viña de Entrevías, Doña Carlota-Nueva Numancia, Puente de Vallecas-San Diego y Pozo Tío Raimundo, de Puente de Vallecas.

Los residentes, con gran extrañeza, preocupación y malestar, han decidido pasar a la acción, tras varias protestas en la calle, al conocer por la prensa la decisión de las dos administraciones de mantener en su ubicación actual las plantas de tratamiento de aguas residuales de La China, Butarque y Sur, desechando otras posibles alternativas.

“La construcción de viviendas, así como de equipamientos de uso multitudinario como la Caja Mágica, hace que entren en conflicto ambas realidades (depuradoras y hábitats urbanos). Por lo que es obvio que hay conflicto que debe resolverse y la realidad sitúa el tema en el lado de las depuradoras, cuya única alternativa es desaparecer”, señalan los vecinos en el escrito que acompaña a la recogida de firmas.

Por otro lado, advierten de que no pueden aceptar la opción adoptada de mantener las tres depuradoras rehaciéndolas “Nuestra opción es que se desmantelen las EDAR de La China y de Butarque y solo quede la Sur. Un estudio de febrero de 2019 indica como razones la cercanía de las viviendas a las primeras depuradoras (y no así a la Sur), la oportunidad de liberar suelo y espacio en el Parque Lineal del Manzanares para también aliviar el estrangulamiento del río”, añaden.

Futuras movilizaciones

Por último, adelantan que llevarán a cabo diferentes movilizaciones en los próximos meses. “Hay que pasar a actuar considerando el desmantelamiento de las dos depuradoras, evitar el despido de los trabajadores de las plantas y la recuperación medioambiental de la zona”, abundan. “Por nuestra parte no podemos quedarnos simplemente lamentando que no se atiendan los argumentos vecinales, fundados en los mismos argumentos técnicos planteados por quienes han decido no tenernos en cuenta”, se lamentan.

“Es un largo sufrimiento el que estamos padeciendo los que llevamos viviendo toda la vida en esa zona. Parece mentira que la evolución de los territorios no contemple unos nuevos modelos del sistema de depuración…Si no saben hacerlo, ¡que copien de otros países más evolucionados!. ¡Cierre ya!”, dice una de las vecinas que ya ha prestado su apoyo a las causa vecinal. “Vivir al lado resulta insufrible”, agrega otra de las voces en contra de los planes de las administraciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 57 − 47 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.