Martín Presa se reunió con los pequeños accionistas del Rayo Vallecano

Raúl Martín Presa, en el centro de la imagen, acompañado de pequeños accionistas del Rayo Vallecano. (Foto: L. HERRERA / VallecasVA)

Escribe: Antonio Luquero / VallecasVA.

El propietario del Rayo Vallecano, Raúl Martín Presa, se ha reunido en la tarde del jueves con los pequeños accionistas del Club, con el fin de informarles sobre sus planes de gestión y la situación económica actual de la entidad. Martín Presa se mostró preocupado por los problemas adicionales con los que se ha encontrado, como la deuda con Hacienda, que puede multiplicarse por nueve por culpa de las multas por impago.

Cualquier acreedor podría impedir el ascenso del Rayo, por eso su afán por hacer un inventario exacto de las personas y entidades a quienes se debe dinero. “Hay datos que todavía estamos descubriendo y cada día hay una sorpresa”, afirmó a los accionistas. Aseguró que vendrá con su equipo de confianza pero que va a contar con personas que actualmente se encuentran en el Club. Calificó la situación de éste “de muy grave, yo diría que gravísima”, pero tranquilizó diciendo que “es subsanable”. Afirmó que se va a pagar la nómina de este mes con los jugadores.

De los 600.000 euros de capital con que llegó el nuevo dueño al Rayo, sólo ha aplicado 240.000 hasta ahora, pero asegura que el resto se pondrá antes del 30 de junio para hacer frente a los pagos que sean precisos.

El fondo americano

“Yo traía unos fondos muy potentes de inversión de Estados Unidos”, pero la situación económica y legal impidió que este fondo se decidiera a invertir en el Rayo; pese a todo Martín Presa decidió tirar para adelante. “Soy rayista y me la jugué por amor al Rayo, por eso entramos proponiendo los pagos y la reestructuración del Club, porque está muy descompensado”. La máxima “gastar lo que ganas y vivir conforme a tus posibilidades” no se cumple en el Rayo, según el nuevo dueño.

Aseguró que la situación actual no se había generado en el último año, sino en los últimos 16 años de gestión, una bola que se ha hecho enorme y ha terminado estallando.

Pero lo que más preocupa a Martín Presa actualmente es tener a todos los acreedores controlados, algunos de ellos tan antiguos como una reclamación que han descubierto recientemente. Se trata de una deuda contraída por el Rayo con Anton Polster, de hace más de 15 años, por una deuda de 1,2 millones de euros, aunque tranquilizó al afirmar que ya habían hablado con él y logrado renegociar esa deuda.

Para Raúl, lo más importante es que el equipo y el Rayo sobrevivan y salgan de esta “enfermedad” en que está metido, teniendo toda la deuda acordada con todos los acreedores. “A todos nos debe unir el mismo interés, que es la supervivencia del Rayo Vallecano”, dijo a los pequeños accionistas.

“No me voy a ir”

Negó los rumores que aseguran que si no se levantan los embargos él se vaya a ir del Club: “Yo me he comprometido con el Club y con el rayismo, y no me voy a ir. Habrá que tomar decisiones más difíciles que otras”, pero aseguró que para eso había venido.

Respecto a los ingresos, afirmó que se iban a redoblar esfuerzos en los contratos de publicidad, los ingresos por la venta de jugadores, el adelanto de posibles derechos o activos del Club. “Todo eso, en el tiempo, permitirá una viabilidad que hace un par de meses era impensable”.

Sobre el abandono que el Rayo sufre por parte de la Comunidad de Madrid y Ayuntamiento, pidió a los accionistas ser inteligentes, y que no se trate mal en el campo a aquellas personas que acuden al palco, como ha sucedido a veces. “Hay que lograr que sea quien sea quien gobierne, nos echen una mano. Como con el equipo femenino, que es muy deficitario y lastra al primer equipo. Necesitamos que las instituciones nos apoyen”.

A ese respecto, afirmó que respeta muchísimo el movimiento “ADRV”, pero que la inteligencia dice que hay que luchar “para que se nos trate igual que al Madrid o al Atleti. Y si no igual, incluso mejor, porque lo necesitamos muchísimo más. En Vallecas también pagamos, votamos y somos contribuyentes, y tenemos derecho a exigir”, dijo a los pequeños accionistas.

Ingresos a corto plazo

El Rayo tiene ingresos de la Liga de Fútbol Profesional que actualmente están embargados, por una cuantía que ronda los 600.000 ú 800.000 euros. La idea también está en que con el trabajo de la secretaría técnica, se pueda vender un jugador y contratar otro más barato que dé igual o mayor rendimiento que el que se ha vendido. Pero lo más importante para Martín Presa son los 4 ó 5 embargos que actualmente tiene el Rayo, aunque confió en que se van a levantar próximamente tras presentar la documentación oportuna.

El presidente y los empleados

La directiva del Rayo en la actualidad aún no está constituida, pues hay prioridades más importantes. Martín Presa aseguró que no es el presidente del Rayo, sino el mayor accionista, siendo el actual consejero Jesús Fraile quien representa al Consejo de Administración del Rayo actualmente, y desmintió que Javier Ruiz-Mateos tenga ningún poder actual en el Club. Sobre el resto de empleados del Club, afirmó que algunos seguirán en su función actual, otros se reubicarán y otros, desgraciadamente, saldrán del Club, porque hay quien no cumple bien con las funciones que tienen encomendadas. Preguntado por la continuidad del gerente Jesús Fraile, aseguró no conocerle hasta ahora, y reconoció su interés –de Fraile- por ayudar al Club por l que pidió darle la oportunidad de ver si es o no válido. Y le defendió diciendo que hasta la fecha “era un asalariado” que seguía las órdenes de su anterior jefe, y comentó en presencia del propio Fraile que ahora estará en una especie de “periodo de pruebas”.

Llega el Real Madrid

La falta de liderazgo y la difícil situación económica del Club, ha permitido que en los últimos días, el Real Madrid se haya llevado a nueve jugadores del infantil del Rayo Vallecano, lo que ha puesto en alerta a los responsables de la cantera. Martín Presa intentó solucionar el problema con Jorge Valdano, la única persona que se hizo cargo de la situación, pero como lo han despedido de la Casa Blanca, no se sabe realmente cómo va a terminar el conflicto.

Deprisa deprisa

Unas de las cosas que destacó Martín Presa a los accionistas fueron las repentinas prisas que les han entrado a los futbolistas por cobrar desde que el pasado domingo se consiguiera el ascenso. Sí aseguró que todo lo que se haga “se hará legalmente, conforme a la Ley y por el bien del Rayo. Y lo que no estuviera legal de antes, se va a legalizar ahora. No se va a hacer ni un movimiento ilegal”, afirmó. “Tenemos que hacer lo imposible porque el Rayo juegue en Primera la próxima temporada, por encima de los intereses personales de nadie”. Por eso, quiso explicar a los accionistas una situación que se ha sabido en el día de hoy: “Hay un señor, ídolo de la afición, el señor Jorge Andújar Coke, es el único futbolista que tiene interpuesta una denuncia contra el Club pidiendo la rescisión de su contrato. Eso está en un juzgado y nos está quitando fuerza con el Sevilla cuando tengamos que negociar. Por eso, que son tan buenos, luego al final ni son tan buenos ni son tan rayistas…”, subrayó el accionista mayoritario. Con el resto, se ha cumplido un plan de pagos y ninguno ha denunciado hasta la fecha al Rayo Vallecano, Coke es el único que lo ha hecho, según Martín Presa. Y añadió: “Yo tengo que ponerme al lado del Rayo Vallecano. Y si tengo que ponerme en frente de un ídolo del campo lo haré, porque está haciendo daño al Rayo Vallecano”, concluyó.

1 Comentario

  1. Muy buenas tardes.Me parece muy bien lo que usted dice pero hay que cumplir con los jugadores que para mi ellos ya han cumplido y ahora le toca al club cumplir con lo que se dijo de si se logran el ascenso cobraban no?pues paguenlos y resuelva los problemas que le han dejado en el club.Muchas gracias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 42 − = 38

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.