La vuelta al cole más incierta

Una de las aulas de Infantil del colegio Padre Mariana

Vallecas VA ha querido conocer las sensaciones de parte de los protagonistas del inicio del curso académico 2020-2021

Por Isa Mendi

La comunidad educativa de Puente y Villa de Vallecas afronta el curso más incierto de los conocidos hasta el momento debido a la actual crisis sanitaria motivada por la segunda oleada de expansión del coronavirus que tiene como unos de sus epicentros la capital y la región madrileña. La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha apostado por una vuelta al cole semipresencial con un inicio de curso escalonado (Educación Infantil, Primaria- 1º, 2º y 3º y Educación Especial- 8 de septiembre; 4º, 5º y 6º de Primaria- día 17 de septiembre; 1º y 2º ESO y FP Grado Medio y Básica- 18 de septiembre; y 3º y 4º de ESO y Bachillerato,-día 9), bajada de ratios y por un refuerzo de personal y de las medidas sanitarias que no han eliminado la zozobra con la que profesionales de la Educación y progenitores viven estos primeros días de septiembre.

Los primeros en tomar la palabra son los directores de los colegios públicos de Puente de Vallecas que, a requerimiento de este periódico, han elaborado un comunicado conjunto en el que expresan que su principal preocupación es saber con qué refuerzo de medios humanos y materiales contarán finalmente.

Un curso bastante convulso

“Nos estamos enfrentado a un principio de curso bastante convulso y, además, sin haber descansado, ni mental, ni físicamente; es una sensación de que el curso pasado no se ha cerrado y continúa, como si se sumaran dos periodos lectivos sin haber desconectado”, comentan.

De cara a la vuelta de sus alumnos, explican que desde los colegios se está llevando a cabo un trabajo de acondicionamiento de espacios, de momento, “con lo que hemos ido adquiriendo por nuestra parte (mamparas, dispensadores de gel, papeleras de pedal, pegatinas y carteles para señalizar, termómetros)”. “Y además toda la parte organizativa de grupos, dividiéndolos pensando cuáles son las mejores opciones, buscando y acondicionando espacios donde meterlos; creando planes de contingencia en los que se especifican las diferentes metodologías, normas, etc.. que vamos a desarrollar durante el curso, y todo en tiempo récord”, destacan. “Aunque llevamos todo el verano trabajando, pensando y preparándonos, la normativa oficial última, en la que se corrigen algunos aspectos de la publicada en julio, ha salido el pasado 29 de agosto por la mañana, por lo que nos da muy poco margen de tiempo. Y realmente es la parte teórica, puesto que desconocemos los recursos personales extras con los que vamos a contar, que son ahora mismo lo fundamental para planificar tiempos y espacios”, abundan.

La entrada al colegio Honduras, en Villa de Vallecas. Foto: I. Mendi

La experiencia del curso pasado

Por otro lado, reconocen que, como profesorado, tienen muchas inquietudes. “Es un curso muy complicado en el que se nos pueden presentar un montón de variables, pero tenemos la experiencia de haber sacado adelante el curso pasado, con mucho esfuerzo, con nuestros medios, pero con la seguridad de haber hecho un estupendo trabajo”, dicen.
De igual modo, aluden a que como equipos directivos se les ha puesto este curso sobre sus hombros la responsabilidad de la situación sanitaria de los centros, sin ser personal sanitario ni técnicos en prevención de riesgos laborales, en una situación que para ellos tampoco es fácil.

“Las familias presentan las mismas inquietudes, el desconocimiento ante una situación nueva, el miedo al contagio, y hasta ahora son pocas las respuestas que podemos darles por la propia tardanza en la publicación de la legislación; lo único que podemos transmitirles son nuestras ganas de ver a sus hijos e hijas de nuevo en el centro y nuestras buenas intenciones, poco más. Algunas han manifestado su deseo de no llevar a los menores al centro”, concluyen.

Hablan los padres y las madres

El turno ahora es para los representantes de los padres y madres que se posicionan a través de la FAPA Giner de los Ríos en Vallecas. En un texto elaborado para Vallecas VA advierten que en los últimos meses se han llenado muchas páginas de periódicos y pantallas de noticias de todo tipo, sobre la vuelta a las aulas. “La pandemia y el consecuente confinamiento que hemos sufrido desde mediados de marzo y el cierre generalizado de los centros educativos en todo el país han sido una de las situaciones de mayor impacto en nuestra sociedad”, consideran.

Recuerdan que, a finales de junio, en el marco de trabajo de la Delegación de la FAPA de Vallecas, organizaron una asamblea por videoconferencia, para poner en común y consensuar unas propuestas para el inicio del curso 2020/2021, “con una amplia participación de AMPAS Y AFAS de colegios, institutos y escuelas infantiles de ambos distritos de Vallecas”.

Una de las actividades del AMPA del CEIP Asturias

“Las comunidades educativas quieren volver a los centros, pero no de cualquier manera. Es necesario garantizar condiciones sanitarias adecuadas para evitar contagios masivos, proteger al alumnado, a las familias y a todo el personal que interviene en los centros. Todo está relacionado: las condiciones sanitarias adecuadas dependen de recursos del ámbito de la salud, ampliación de espacios, reducción del número de alumnas y alumnos por grupo, reorganización del servicio de comedor, contratación de más personal tanto de enseñanza como de servicios auxiliares, con una atención específica sobre los aspectos de higiene, desinfección y limpieza”, inciden.

En cuanto al marco competencial, subrayan que teniendo en cuenta que las competencias en Educación son de la Comunidad de Madrid, solo una parte de las medidas a tomar pueden hacerse por parte del Ayuntamiento de Madrid. “En nuestro caso, planteamos al Consistorio la puesta a disposición de espacios en centros culturales, bibliotecas, parques y locales varios para ampliar las posibilidades de distanciamiento personal y entre grupos. Depende de estas instituciones la coordinación necesaria para habilitar y organizar el uso de esos espacios”, proponen. “Mantenemos un posicionamiento crítico con la Comunidad de Madrid ante la falta de claridad de cara al inicio de curso, el retraso en las medidas a tomar y la falta de respuestas a muchas de las propuestas de los colectivos profesionales y de familias para afrontar el curso. En este sentido, tenemos que prestar atención a lo que se anuncia, pero sobre todo a las medidas que se comunicarán a los centros por parte de la administración educativa”, denuncian.

Más comunicación con los docentes

En este punto, reiteran su respaldo a los centros educativos, desde las AMPAS y AFAS, para llevar el curso lo mejor posible. Al respecto, consideran que es necesario mantener una comunicación fluida con los equipos docentes y más que nunca las reuniones de consejos escolares y otros espacios de coordinación. “Si la participación de las familias es un reto permanente en los centros educativos, en estos momentos lo será mucho más. Habrá que ingeniarse nuevas formas y necesitaremos muchos esfuerzos y manos para afrontar los problemas que vendrán”, argumentan desde la FAPA de Vallecas.

Por último, invitan a las familias a tener confianza en los equipos de sus centros, a colaborar en lo que puedan en función de los planes que se van a establecer, a acompañar muy de cerca a sus hijas e hijos, a apoyar y contar con su AMPA o AFA, y a participar en las manifestaciones en defensa de una vuelta segura a las aulas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha + 38 = 48

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.