Hacer prensa local en tiempos de la pandemia

El reparto de una de las ediciones de estos meses. Foto: Mar Torrado

Por Isa Mendi

La información local ha conseguido sobrevivir a la peor crisis sanitaria de los últimos tiempos. Ante tanta adversidad, Vallecas VA ha sido uno de los contados medios de comunicación local de Madrid que se ha mantenido al pie del cañón en estos complicados meses de confinamiento, de Estado de Alarma y, por qué no decirlo, de miedo a lo desconocido. Este periódico no ha faltado a su cita mensual con los lectores ni en los peores momentos cuando las cifras de contagiados y de fallecidos por la COVID-19 se disparaban. Y lo ha hecho en papel, fiel a su costumbre, asumiendo unos riesgos en la distribución y unos costes económicos para dar algo de luz a los vallecanos más allá de los números. Unos tres primeros meses que han sido tan intensos como tal vez tres años. Pero apasionantes, haciendo una información desde dentro, desde el corazón, desde el sentimiento, dando voz a un Vallecas que ha vuelto a dar un ejemplo de solidaridad a todo el mundo. Cada uno de estos tres números ha sido también una experiencia de vida, una satisfacción y sus páginas son un fiel reflejo de cómo se estaban viviendo estos días que siempre estarán perennes en el recuerdo.

  • “Cada número ha sido también una experiencia de vida y sus páginas un fiel reflejo de cómo se estaban viviendo estos días que siempre estarán perennes en el recuerdo”

La situación sanitaria y el nacimiento de la red de apoyo mutuo Somos Tribu Vallecas fueron el punto de partida del periódico de abril que, a pesar de las adversidades, dio el salto a 24 páginas. Las largas horas de reuniones telemáticas y de trabajo en equipo tuvieron su premio con una edición que, además, cambiaba su imagen. El reparto fue más complicado de lo habitual en comercios y calles desiertas, pero los ejemplares pudieron llegar a los hogares.

Mayo trajo algo más de optimismo a la ciudadanía a medida que se relajaba el confinamiento. Pero empezaba a hacer visible la brecha social que se iba haciendo más grande. Asistimos, entonces, al nacimiento de las primeras despensas solidarias en San Diego, Palomeras, Villa de Vallecas, etc… que empezaron a cubrir los huecos que dejaban unos Servicios Sociales municipales, desbordados en los primeros momentos de la pandemia.

Datos oficiales

La conexión directa con fuentes oficiales también ha quedado patente. Prueba de ello, son los datos facilitados por el Hospital Infanta Leonor acerca de la evolución de la pandemia en Vallecas y los procedentes del propio Consistorio concernientes a los diferentes programas de emergencia contra la vulnerabilidad, a solicitud de este periódico.
Ya en junio, la cercanía del final del Estado de Alarma se corroboraba con el avance en la desescalada, con mayor vida en las calles de Vallecas y con la apertura de más establecimientos. Por otro lado, la importancia de lo público y la llegada de un verano diferente fueron los temas centrales de la edición de julio.

En fin, una intensa y gratificante labor al servicio de los vallecanos y de las vallecanas que son nuestra razón de ser. Sus inquietudes, como no puede ser de otra manera, son y serán las nuestras. Su voz tendrá su eco en nuestras páginas, en nuestra web y nuestras redes sociales. Seguimos adelante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 52 − = 48

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.