Gimnasio Mabuni: preparados para la Primavera

Algunas máquinas del gimnasio Mabuni. Foto: A. Luquero

Escribe: Antonio Luquero.

El Gimnasio Mabuni no para de innovar. Si hace unos meses les informábamos de la renovación total de sus instalaciones
con el fin de adaptarse a los nuevos gustos de sus clientes, en esta ocasión queremos señalar la importancia de ofrecer los servicios adecuados a la nueva estación que acaba de empezar. Con la llegada de la primavera los días son más largos, las temperaturas se vuelven más agradables y el clima invita a salir a la calle. ¿Cambiarán por ello los hábitos deportivos de los vallecanos? Para saber más, contamos con la ayuda de Jesús Juan Rubio, coordinador de Áreas Deportivas del Gimnasio Mabuni.

Jesús, con la llegada de la primavera ¿notáis que la gente os pide cosas distintas a la hora de mantenerse en forma?
El perfil de gente que llega a nuestras instalaciones suele ser siempre igual y sus necesidades van en función de su edad, es decir, los niños hasta los 15 ó 16 años siguen demandando las artes marciales y natación; concretamente hemos creado para los más “peques” de 3 a 5 años una actividad que se llama pre-karate.
A partir de los 18 años y hasta los 30 ó 35 años el objetivo primordial de nuestros clientes es modelar su figura, perdiendo esos “kilos de más”. Casi todos tienen en común el lema: “Men sana in corpore sano”. Más allá de esa edad, nuestros clientes van buscando modelar su cuerpo pero con otros métodos, es decir, quitarte lo que te sobra, volver a tener las sensaciones de “después de entrenar”, lógicamente de forma moderada, y para ello nuestros monitores en la sala de musculación les asesoran sobre el tipo de rutina, frecuencia y ejercicio que debe realizar cada persona.

Además de la utilización del gimnasio ¿recomendáis complementarlo con la práctica deportiva al aire libre?
Por supuesto. Al principio todo el mundo intenta coger su bicicleta y dar un paseo, echar a correr de forma autónoma, sin embargo el deporte dirigido es mucho más recomendable y complementarlo con las rutinas de calle está muy bien. Para ello puedes entrenar dos o tres días en nuestro Centro, y el resto de los días puedes mantenerte con esas salidas al campo, jugar al fútbol, etc.

Qué empieza a preocupar a los clientes en estas fechas ¿el tema del peso?
Sí, uno de los motivos por el que vienen al centro es por el exceso de peso. Esos kilos o centímetros de las Navidades que cuando llega la primavera todavía nos están acompañando.

¿Es necesario “machacarse” en el gimnasio para lograr los objetivos que uno quiere?
El secreto está en la constancia. La intensidad depende de la habilidad, destreza, ganas y potencial de cada cliente. Si has tardado un año en decidirte en venir al Centro, no debes intentar conseguir los objetivos en un mes, eso es contraproducente. Hay que huir de los ejercicios machacones, de las agujetas y los dolores, pues solamente conseguiremos retraer la voluntad.

Pensemos en alguien que no ha hecho deporte en su vida, y se está pensando venir a Mabuni, pero le da miedo “sufrir” en un gimnasio. ¿Qué podemos hacer con él?
No hay ningún problema. Existen rutinas para gente sedentaria que se desarrollan de forma progresiva. Van desde el ejercicio más natural, que es el caminar, pasando por la elíptica, bicicleta sentado, incluso la cinta de correr a paso moderado y velocidad lenta. Todo ello logra activar el sistema cardiorespiratorio para seguir con ejercicios un poco más exigentes.

Un cliente nuevo ¿cómo sabe qué debe practicar y cuántas horas tiene que hacerlo?
Nuestros monitores están preparados para instruir, corregir y ayudar en la evolución de estas personas, para que vayan paulatinamente consiguiendo sus objetivos.

¿Se sigue un plan personalizado en función del peso, morfología, edad…?
Por supuesto. Previamente al comienzo de la actividad hacemos un test con las necesidades y el potencial del cliente. No es la misma rutina para una persona de 20 años que quiere opositar para un cuerpo de seguridad, que la que deben seguir personas de 40, 50 años o más que lo que pretenden es complementar su actividad diaria con un poco de ejercicio.

Hablamos del buen tiempo, de que el cuerpo luce más a partir de ahora, porque vamos con menos ropa. ¿Por eso estáis potenciando la cabina de belleza del centro?
Efectivamente. La estética juega un papel determinante en el bienestar de las personas. No sólo hay que estar sano y fuerte sino que también, como vulgarmente se dice, hay que sentirse guapo. Tenemos una cabina de estética con los últimos adelantos, y para esta primavera hemos hecho un plan con ofertas en fotodepilación, maquillajes para compromisos, bodas, comuniones, etc. Y ofrecemos lo último que hay en estética: la cavitación. Está a disposición de nuestros clientes y de toda la gente que quiera acercarse a Mabuni.

¿Qué es la cavitación?
Consiste en la aplicación de ultrasonidos para diluir los pequeños depósitos de grasa que es lo que vulgarmente llamamos celulitis, es una liposucción pero sin cirugía. Está teniendo una aceptación muy buena, cada vez los clientes son más exigentes y eso nos obliga a estar a la última en adelantos técnicos.

Todas estas actividades ¿son sólo para mujeres, o las utilizan también los hombres?
Esto es unisex. La fotodepilación es unisex y el resto de servicios también. Todo el mundo quiere tener buen aspecto y eso no tiene una vinculación sexista.

Por último quiero que me comentes cómo vais soportando la crisis y si tenéis algún tipo de oferta para los clientes en estas fechas.
Seguimos dando la mejor relación calidad-precio en todas las actividades; concretamente en la actividad de fitness tenemos una cuota de 29´90 euros al mes lo que hace más fácil el acceso a todo el mundo que quiera cuidarse. Paralelamente estamos haciendo ofertas de captación para fomentar esa primera visita de nuestros futuros clientes. ¡Os esperamos!

Gimnasio Mabuni
Adrada de Haza, 2
Telf: 91 777 66 61

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha − 5 = 4

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.