Foros locales: el mandato de los vecinos

Una votación en Villa de Vallecas. Autor: A. Oca

Puente y Villa de Vallecas constituyeron sus principales órganos de participación ciudadana para esta legislatura los días 27 y 30 de enero

• Paloma Cuesta: “Es un mérito que haya tal cantidad de vecinos aquí reunidos si se tiene en cuenta la nula educación para la participación que existe en este país. Los Foros Locales son canales de oxígeno para la democracia directa”.

• Luis Miramón: “Creo que la principal vía es el interés que muestren las entidades y asociaciones del distrito en que los Foros funcionen”

 

Por Andrea Oca/ I. Mendi / Vallecas VA

Cada cuatro años, por norma general, los ciudadanos de cada rincón de España acuden a las urnas. De sus papeletas salen ministros, alcaldes, concejales. Representantes, en definitiva, a los que el pueblo confiere el poder de decidir sobre la vida pública. Y, casi siempre, cada uno de esos electores tendría mucho que reprochar si se encontrase cara a cara con su elegido. ¿Cuántos vecinos tienen demandas de mejora para su calle, barrio, ciudad? ¿Cuántos de ellos querrían tener mayor voz sin necesidad de afiliarse a un partido político? Todos, de forma individual o a través de asociaciones, pueden ejercer una especie de mandato popular. Este mandato de los vecinos está en los foros locales. 

 

A finales del pasado mes de enero, Vallecas vivió la constitución de sus nuevos foros. Tanto el distrito de Villa (el 27 de enero) como el de Puente (el día 30), ya tienen su renovado plenario local para debatir y decidir sobre los asuntos cotidianos. Y, en ambos casos, el éxito ha sido absoluto. La concejala presidenta de Villa de Vallecas, Concepción Chapa, reconocía al inicio de la sesión celebrada en la Junta de distrito que la asistencia había superado todas sus expectativas. Por su parte, en Puente, la presencia ciudadana también fue muy relevante, poniendo en evidencia la importancia que para el movimiento vecinal tiene este tipo de órgano de participación.

 

Estos renovados foros locales pueden funcionar gracias a las personas que ejercen de coordinadoras de todas las mesas y grupos de trabajo, una función que recae en el puesto del presidente y vicepresidente del foro. La presidencia, por ley, la ejerce el concejal o la concejala del distrito. Chapa lideró la sesión plenaria de Villa de Vallecas, y quiso poner el acento en que lo que necesitan los Foros Locales es inversión pública para actualizarse tecnológicamente. Una necesidad que quedó patente en las complicaciones que surgieron durante la sesión para contabilizar los votos de los vecinos. 

 

Al margen del presidente del Foro, quien tiene un contacto más directo con el trabajo diario es el vicepresidente. Paloma Cuesta, repite como vicepresidenta del Foro Local de Villa de Vallecas gracias al respaldo mayoritario que consiguió en el pleno de constitución. En su discurso de presentación de candidatura, Cuesta dio la clave de su éxito: “lo más importante es tener amor al barrio, y querer escuchar a los vecinos; con amor a la tierra se pueden conseguir grandes cosas”. Cuesta será la encargada de la ‘mediación’ entre el Foro Local y los representantes políticos del distrito. Para ello, dará voz y forma a los acuerdos que se adquieran en las diferentes mesas de trabajo. En Villa de Vallecas, el mandato vecinal arranca con récord de mesas: nueve equipos de trabajo divididos en las temáticas de Cultura, Educación, Empleo, Deporte, Igualdad, Urbanismo y Movilidad, Participación, Infancia y Juventud, y Medio Ambiente.

 

A modo de balance, tras la celebración de la sesión, Cuesta asegura que “falló la organización, el aforo del espacio elegido, las mesas institucionales sugeridas por el Ayuntamiento que duplicaban algunas de las existentes y la irrupción atropellada, pero orquestada de personas que no habían trabajado antes en el Foro, pero que se apuntaron masivamente en las mesas tanto institucionales como las ya existentes sin apenas mostrar interés en lo que en ellas se trabaja, creó gran confusión y desorden”. “Lo mejor del plenario fue la alta asistencia de personas que han trabajado en las mesas del Foro Local en sus tres años de existencia, mostrando su apoyo y respeto por este canal de participación que abre la democracia directa a la gente para mejorar sus barrios”, añade.

 

Puente de Vallecas

Al igual que en Villa, el concejal de Puente, en este caso Borja Fanjul, trató de marcar los tiempos de la sesión que acabó con un descontento general por parte de los asistentes con respecto a la actuación y la falta de interés en esta convocatoria por parte de las autoridades municipales, que finalizaron cediendo la voz cantante a los propios residentes mientras ellos se limitaban a dejar pasar el tiempo, mirando continuamente el reloj, esperando que acabara este acto formal de constitución.

 

El reelegido vicepresidente del Foro Local de Puente de Vallecas, Luis Miramón, asegura que no es nada fácil captar el compromiso de los vecinos. “Creo que la principal vía es el interés que muestren las entidades y asociaciones del distrito en que los Foros funcionen. También sería de gran ayuda si el propio Ayuntamiento creara su proyecto y lo promocionase decididamente, así como hacer propuestas más vinculadas a las competencias de la Junta”, afirma. Pese a las vicisitudes, para Miramón la experiencia ha sido muy buena gracias a las propuestas que han podido aprobar pese a que algunas todavía están pendientes de ejecución. Como ejemplo, habla de las sugerencias en el calendario de las fiestas, la organización de Festikas, la reordenación del tráfico en la Avenida de la Albufera y otras calles del barrio; o la creación de huertos urbanos, así como la mejora en la atención a los animales que se encuentran en instalaciones municipales. 

 

En cuanto a la sesión del 30 de enero, Miramón muestra su descontento. “Lo destacable son los problemas del concejal y del secretario para organizar las votaciones con constantes protestas de todos y eso quizás sin mala fe. La continuación del pleno podría haber quedado marcada por una deriva autoritaria y poco efectiva, hasta el momento en que acordaron invitarme a la mesa. A partir de aquí me tocó dirigir el plenario entre el guión que traían y la opción más razonable. Finalmente, el concejal se desentendió del plenario, lo cual fue motivo de protesta de los compañeros, y alguna queja más formal que saldrá. Ningún problema con las mesas propuestas”, subraya.

 

Testimonios

Una de esas personas que tienen voz en asuntos que afectan directamente a cada esquina del barrio es Micaela Preoteasa, técnica de ACCEM, asociación centrada en la mejora de la calidad de vida de personas en situación de vulnerabilidad. Ella trabaja codo con codo con las personas que viven en la Cañada Real, tanto para recordar sus demandas como para fomentar la participación: “siempre mediamos los técnicos, pero nuestro trabajo es empoderar a la ciudadanía”, reconoce. Muy en la línea de ese amor al barrio del que hablaba la vicepresidenta del Foro de Villa de Vallecas, se pronuncia otra de las asistentes, que conoció la existencia de este proyecto en la asociación de mayores a la que acude. A ella también le mueve el apego: “para mí no hay nada como Vallecas”, asegura.

 

En el mencionado distrito algunos de los campos más atractivos de cara a conseguir resultados son las áreas de Deporte y de Cultura, ya que la Junta Municipal tiene competencias para poder llevar a cabo las diferentes iniciativas. Jesús es miembro de la mesa dedicada a la cultura. Este es su tercer año como participante del Foro, y el motivo de su entrega se puede entender por el entusiasmo con el que habla de algunos de los logros de los últimos años: “un homenaje a Lorca, la Semana de la cultura, o el Día del libro”.  Para Ana, su lucha es la igualdad, y cree que la existencia de los foros locales es muy necesaria: “no llega con los representantes, hay que ponerse en marcha y resolver los problemas. Es básico que la gente del barrio luche por la igualdad”.

 

Pero no es oro todo lo que reluce. En el día a día surgen las habituales complicaciones de conciliación para cada uno de los participantes. Los Foros exigen reuniones periódicas para consensuar las propuestas que después se trasladan a la Junta. Como reconoce Marinete Alves, una vallecana muy comprometida con la educación social, “los principales problemas de las mesas son de coordinación y de burocracia, algo necesario pero que aleja a la gente. Se necesita mucha constancia en la participación”. 

 

Cuatro años por delante

Por delante quedan cuatro años de trabajo tanto en Puente como en Villa, con retos que se han quedado pendientes en las últimas reuniones, como el de la movilidad. “Necesitamos vías en buen estado que ayuden a la movilidad entre distritos. No es de recibo que de Villa a Puente no podamos ir andando o en bici. Solo los más valientes cogen la bicicleta”, denuncia Paloma Cuesta. Pese a todo, ella es positiva y recuerda que se han conseguido grandes cosas en materia medioambiental y de igualdad. Desde pequeños gestos como retirar las botellas de plástico de los plenos, hasta grandes actos colectivos como los realizados el Día de la Mujer.

Comienzan así los nuevos foros locales para discutir, debatir, mejorar. El espacio en el que los vecinos pueden expresarse y trasladar sus inquietudes de manera directa, democrática y tolerante. Un poder que, a tenor de las palabras más repetidas en las sesiones constitutivas del Foro, se basa en la responsabilidad y el apego a las calles, farolas, casas y, en definitiva, en los sentimientos que hacen de Vallecas el lugar de orgullo que representa para todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha − 2 = 1

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.