Festival vecinal contra el ‘scalextric’ de Puente de Vallecas

Algunos de los asistentes lo calificaron de cicatriz y de infraestructura ineficaz, injusta e insalubre

Varios de los asistentes, bajo el Puente de Vallecas

Por Isa Mendi

Alrededor de 400 vecinos de Puente de Vallecas y Retiro volvieron a reivindicar en la calurosa mañana del domingo 12 de junio la demolición del ‘scalextric’ que separa los dos distritos, una infraestructura que califican de cicatriz y que, a su juicio, debe desaparecer para fomentar una ciudad «más verde y más habitable». Estos residentes hicieron visibles sus demandas a través de la jornada festiva ‘Fuera el Scalextric’, donde los más pequeños de la casa tuvieron la oportunidad de derribar de forma simbólica el paso elevado, tirando cajas de cartón.

Las actividades comenzaron a las 10:30 horas cerca del Estadio del Rayo Vallecano, donde un grupo de ciclistas recorrieron distintas calles de Puente de Vallecas y de Retiro, bajo la consigna de ‘Red Ciclista ya’. Por detrás de ellos y a su ritmo, marchó la charanga de la Escuela de Vallecas, que descendió por toda la Avenida de la Albufera al grito de: ‘Hay que tirar, el scalextric hay que tirar’.

Alrededor de las 12 horas, los dos grupos se juntaron bajo el Puente de Vallecas y continuaron con sus demandas. De forma paralela, diferentes colectivos prepararon actividades infantiles y para todos los públicos, como un pintacaras, una clase de swing o de cuidado de plantas, entre otras.

Uno de los portavoces de la Asociación de Kasko Viejo de Puente de Vallecas, Luis Sánchez, aseguró que este puente «es una cicatriz que tienen durante muchos años», al tiempo que consideró que, en el siglo XXI, «el de derribo de las fronteras», no puede continuar este puente «siendo una separación física de dos distritos».

En la misma línea, se manifestó uno de los representantes de las Asociación Palomeras Bajas, Miguel Perales, que destacó el factor medioambiental de la demanda. «Hasta 170.000 coches pasan a diario por aquí y provocan contaminación y ruido. Se está generando un proceso de huida. Esto es una pérdida de salud, que además provoca una consecuencia económica negativa en la parte más cercana al parque», argumentó.

“A pesar del calor, las escapadas y la visita a las piscinas hemos llenado las calles de ilusión por un barrio más verde, sin humos y más justo. Muchas gracias al vecindario que ha participado y a todos los colectivos que han arrimado el hombro”, dijo la Asociación Vecinal Puente de Vallecas-San Diego en su cuenta de Twitter.

La jornada reivindicativa discurrió a ritmo de batukada

Más reacciones

A través de las redes sociales llegaron más testimonios. “El puente es un símbolo que representa una ciudad creada para la producción, no para el gozo de sus habitantes. Representa una infraestructura ineficaz: cuando se utiliza se atasca. Contaminante: lo sabemos quiénes vivimos a su vera. Injusta e insalubre”, explicaron los responsables de la Asociación Vecinal Doña Carlota Numancia.

La convocatoria fue un éxito, según la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM). “La vecindad responde porque quiere que desaparezca ya el scalextric que separa gentes y barrios”, aseguraron.

“Estamos en la calle pidiendo un barrio unido y con menos contaminación.  ¿Sabías que debajo del Puente de Vallecas ya existe un túnel para coches? Tirar el Puente es un proyecto viable y necesario para acabar con las barreras en los barrios”, señalaron desde Greenpeace Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 59 − = 51

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.