“Estamos a tiempo de mitigar el cambio climático”

Entrevista con la meteoróloga vallecana, Isabel Moreno

Isabel Moreno posa con su libro

Por Olivia Anders

“El mañana depende de las decisiones que se tomen hoy”. Así de claro lo tiene Isabel Moreno, física, meteoróloga y especialista en cambio climático, que trabaja en el programa ‘Aquí la Tierra’ de RTVE. Vallecas VA ha conversado con ella con motivo de la publicación de su libro ‘Cambio climático para principiantes’ el 6 de octubre.

Pregunta: ¿Qué van a encontrar los lectores en ‘Cambio Climático para principiantes’ que no hayan leído ya?
Respuesta:
Un pequeño manual donde cuento de forma sencilla y amena las causas y cómo está afectando el cambio climático a las temperaturas, las precipitaciones, el hielo, el mar… y cómo esperamos que evolucione en el futuro. Es decir, las claves principales de este gran problema. Además, doy algunas pinceladas de qué implicaciones tienen todos estos cambios en nuestro mundo y, por supuesto, qué podemos hacer para mitigar y adaptarnos a sus efectos. Aparecen cuestiones que hemos escuchado mogollón de veces, pero espero haber sido capaz de mostrar aspectos que no son los que típicamente escuchamos (por ejemplo, al hablar de algunas corrientes oceánicas o impactos del cambio climático en la salud o en la economía…).

P: ¿Nos dará el libro pistas y consejos sencillos para frenar ese cambio?
R: Sí, aunque con “peros”. Confieso que ese ha sido el capítulo más difícil de escribir, porque este libro está dirigido a la gente de a pie, por lo que tenía que mostrar nuestra contribución y qué podemos hacer desde este sector, pero sin que pareciera que toda la responsabilidad recae sobre los ciudadanos. En cualquier caso, no hay una lista “que podamos ir tachando” con acciones para ser completamente neutros en carbono. Este tema es tremendamente complicado, porque hay aspectos de nuestro día a día que llevan asociados emisiones de gases de efecto invernadero y en algunos casos son muy difíciles de cambiar. Es importante saberlo, pero me parece que es aún más ser conscientes de que no es imposible aspirar a vivir de otra forma y, sobre todo, que aún se puede hacer mucho y que el poder ciudadano es mucho más poderoso del que podemos pensar inicialmente. Doy pistas y consejos, sí, pero también espero haber podido transmitir esperanza e impulso para continuar construyendo este camino tan difícil.

P: ¿Cuáles son las causas de los cambios tan bruscos de temperatura?
R: Bueno, es que menudo veranito hemos pasado… el más caluroso de nuestras vidas ni más ni menos (de verdad). Precisamente, las situaciones de calor extremo son uno de los fenómenos más fáciles de atribuir al cambio climático. ¿Las causas de que este verano haya sido así? El cambio climático debido al aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero en nuestra atmósfera, por supuesto, pero también que este año ha dado la casualidad de que ha sido muy cálido aquí. Me explico: no todos los años vamos a pasar más calor que en el anterior, porque en el clima hay una serie de patrones que hacen que algunos años sean más cálidos que otros, o más lluviosos… tal vez 2022 hubiera sido un año relativamente cálido “de forma normal”, pero el cambio climático ha estado detrás de hacerlo completamente excepcional. No se entendería que haya sido el más cálido de nuestras vidas sin su influencia.

P: ¿Qué consecuencias a corto y medio plazo tendrá el aumento de las temperaturas?
R: Uf, ¡Muchísimas! Este año por ejemplo hemos visto que la prensa también se ha hecho eco del impacto del calor en la salud. Hemos visto cómo el Instituto de Salud Carlos III publicaba estimaciones de mortalidad por este motivo, no sólo por golpes de calor, sino también como reflejo del empeoramiento de otras patologías, o del aumento de ozono troposférico por ejemplo. También afecta al humor de las personas, a su capacidad para concentrarse en el trabajo, a su salud mental… Y en cuanto a la economía “fuera de casa”, también hemos visto cómo se ha tenido que adelantar la vendimia en algunos lugares, por ejemplo, o cómo ese calor también ayudaba a evaporar parte del agua de los pantanos, cómo era un factor importante en la propagación de incendios forestales… Si nos vamos a un plazo medio, vamos a tener que adaptarnos a él. No ya solo en casa, sino que también tendrá que haber planes para proteger a las personas que están expuestas al calor, cambios de horarios o de fechas en las que se hacen determinadas actividades…

P: Actualmente se están llevando a cabo medidas como la obligatoriedad de instalar puertas en los grandes comercios que eviten el malgasto del aire frío, así como la regulación de los termostatos, entre otras, ¿llegan a tiempo?
R: Aquí tendría que señalar tres cosas. La primera es que estas medidas son necesarias y tenemos que hacerlas. Mejorar nuestra eficiencia energética y adaptar la temperatura tal vez sea algo que podría haberse hecho antes, pero más vale tarde que nunca. Pero, ojo, porque no vamos a frenar el cambio climático únicamente regulando el termostato un grado o con algunas medidas para evitar el derroche energético. Necesitamos mucho más y aquí viene la buena noticia: aún estamos a tiempo de aplicar más medidas para mitigar el cambio climático. La tercera cosa no es tan buena. Hay algunos aspectos que no tienen vuelta atrás en un futuro cercano o medio, por lo que habrá que aplicar otras medidas para adaptarnos a la nueva realidad.
P: Hay personas y organizaciones que niegan que el calentamiento global tenga origen humano, ¿cómo podemos enfrentarnos a ese discurso?
R: No dándoles voz. Esa es la forma más sencilla de combatir el negacionismo desde nuestras casas. Al hacerlo se magnifica el mensaje, aunque sea para rebatir lo que dice. Además, las personas que tienen esas creencias no van a cambiar de opinión por muchos datos que se les muestren. Lo que no podemos es consentir que siembren la duda en lugares donde antes no las había. Por otro lado, siempre he dicho que a mí ese sector en España no me parece importante porque son un porcentaje residual de la población. La clave no está en ellos… sino en el gran porcentaje de personas que sabemos qué está pasando y no actuamos en consecuencia.

P: Por último, ¿qué nos dice la historia de las decisiones que se tomaron en el pasado que nos han llevado a este presente?
R: La historia más reciente nos muestra que las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera no han dejado de crecer a pesar de los acuerdos, COPs o informes presentados. Pero termino con dos buenas noticias: algunos acuerdos mundiales han dado sus frutos, como el famoso Protocolo de Montreal por el que se está recuperando la capa de ozono (aunque hay muchas diferencias entre lo que se necesitaba para ello y lo que necesitamos ahora). Es importante saber que se pueden lograr éxitos con la cooperación mundial. La otra buena noticia es que aún estamos a tiempo de evitar situaciones peores, pero tenemos que darnos prisa para que el mañana se parezca lo máximo posible a lo que estamos viviendo hoy.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha + 83 = 90

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.