El fortín de Vallecas

Los jugadores rayistas celebran uno de los tantos frente al Fuenlabrada. Foto: Rayo Vallecano

Por Raúl González

El Rayo Vallecano venció con solvencia al CF Fuenlabrada en el derbi madrileño disputado en la tarde noche del 29 de octubre y continúa sin perder en el Estadio de Vallecas en esta Liga SmartBank. De esta manera, pone fin a su racha negativa de resultados. Andrés Martín volvió a ser determinante una jornada más, dando la victoria al club vallecano en esta novena jornada de la categoría de Plata, con una actuación brillante en la que aportó un gol y una asistencia. El derbi de la Comunidad de Madrid se quedó en Vallecas.

El Rayo Vallecano saltó al terreno de juego con determinación y confianza. El técnico rayista Andoni Iraola devolvió la identidad al equipo con una alineación más reconocible que en Albacete, a pesar de no contar en su plantilla con Catena, el único futbolista de la plantilla que ha jugado todos los minutos hasta la fecha. Advíncula, Mario, Ulloa y Trejo regresaron al once titular, tras estar varias jornadas consecutivas en el banquillo. El conjunto franjirrojo planteó este partido con una presión alta desde el inicio del encuentro, una gran intensidad en zonas interiores y una solidez defensiva. Estas fueron las claves de la victoria del Rayo, que anuló por completo al conjunto fuenlabreño.

A su vez, el Fuenlabrada mostró otra cara distinta a la que los aficionados de la Liga SmartBank están acostumbrados a ver. La vuelta de José Ramón Sandoval a Vallecas no fue tal y cómo esperaba. El técnico madrileño llegaba como un tiro a la que fue su casa durante cuatro temporadas y se marchó con una señora cura de humildad. Este club madrileño estuvo irreconocible durante los 90 minutos de partido, con unos bloques asentados en el terreno de juego en multitud de metros de distancia, cometiendo errores fáciles constantemente y, en general, con una falta de identidad.

El once inicial del Rayo. Foto: Rayo Vallecano

El partido comenzó con un evidente dominio franjirrojo, que se reflejó en la alta posesión del conjunto vallecano y las múltiples ocasiones de peligro generadas en los primeros compases del encuentro. Al C.F. Fuenlabrada le costó entrar en el partido, llegando tarde a los duelos y a los balones divididos en todo momento y quitándose el balón de encima. Sin duda alguna, el ecuador de la primera parte solamente tuvo un color: el franjirrojo.

Sin embargo, el C.F Fuenlabrada supo reponerse a este fulgurante inicio del partido. Fran Feuillasier tomó las riendas del centro del campo y se convirtió en la estrella del equipo. El atacante argentino pidió todos los balones, distribuyó la salida del juego de su equipo y se asoció con el resto de delanteros para poner en serios problemas a Dimitrievski, guardameta del Rayo Vallecano. Esta respuesta de la entidad fuenlabreña fue lo más cerca que estuvo su hinchada de reconocer su identidad sobre el terreno de juego en esta gélida noche en Vallecas.

Es más, estos minutos sirvieron al conjunto azulón para poner en aprietos al Rayo Valecano. Iban Salvador perdonó desde los once metros. El centrocampista del Fuenlabrada disparó a media altura a Dimitrievski desde el punto de penalti, hecho que sirvió al guardameta macedonio para detener esta acción con autoridad. El partido enloqueció a raíz de este penalti y se fue calentando progresivamente de la mano de varias faltas de extrema dureza.

Con el marcador igualado, se llegó al descanso. Ambos técnicos dieron órdenes a sus jugadores para mejorar en ciertos aspectos del juego y mantuvieron sus esquemas en el arranque de la segunda mitad. La dinámica de los primeros 45 minutos se mantuvo durante este período, ya que el Rayo Vallecano salió a presionar desde el principio a campo contrario, consiguiendo así asfixiar al equipo rival en su propia área, a pesar de tener éstos alguna oportunidad clara como el disparo de Nteka al palo al comienzo de la segunda parte.

José Ramón Sandoval movió ficha alrededor del minuto 60. Éste introdujo algunas variantes en su esquema de juego que desestabilizaron la solvencia de este equipo y decantaron el partido a favor del club vallecano. Las ocasiones más claras de estos instantes llegaron tras varias internadas en banda derecha y tuvieron a Advíncula e Isi como protagonistas. Sin embargo, Andoni Iraola dio entrada a Andrés, Antoñín y Comesaña, cambios claves en el desarrollo del partido, para revolucionar el encuentro.

Cambios claves

El conjunto de Andoni Iraola no estuvo acertado de cara al gol hasta el minuto 70, momento en el que el recién entrado Andrés cabeceó un gran centro de Álvaro y batió a Dragan. El internacional español se estrenó como goleador esta temporada y dio ventaja al Rayo Vallecano en el partido. Minutos después, este volvió a ser protagonista, pero esta vez de asistente.

Una gran acción individual por banda derecha, que culminó con un extraordinario pase de gol a Antoñín, otro de los cambios que introdujo Iraola. El atacante rayista definió a la perfección con un disparo potente y ajustado, ante el que nada pudo hacer el portero del C.F. Fuenlabrada. El ‘killer’ vallecano suma dos goles en su cuenta particular en este curso 2020-2021.

El resultado no se movió más. La guinda al pastel la pondría Bebé, el cual reapareció con el Rayo Vallecano ocho meses después de su grave lesión que le mantuvo alejado mucho tiempo de los terrenos de juego. Una atronadora ovación de sus compañeros sirvió al extremo rayista para volver a sentirse futbolista durante unos minutos.

La entidad franjirroja prolongó su racha positiva en Vallecas en este derbi madrileño, celebrando así su victoria con los aficionados presentes en los balcones situados en frente del campo, ante un Estadio de Vallecas completamente desértico. El Rayo Vallecano se posicionó en la cuarta posición de la tabla clasificatoria al término del partido, mientras que el C.F. Fuenlabrada descendió hasta la décima posición. Los próximos rivales serán el CD Lugo y el CD Tenerife, respectivamente.

Ficha técnica:

– Resultado: 2-0.

– XI del Rayo Vallecano: Stole Dimitrievski, Luís Advíncula, Emiliano Velázquez, Esteban Saveljich, Fran García, Óscar Trejo (86’; Óscar Valentín), Mario Suárez (68; Santiago Comesaña), Álvaro García, José Pozo (68’; Andrés Martín), Isi Palazón y Leonardo Ulloa (68’; Antoñín).

– XI del C.F. Fuenlabrada: Dragan Rosic, Moisés Delgado, Alejandro Sotillos (64; Álex Mula), Adrián Dieguez, Mikel Iribas (59; Pol Valentín), Rubén Pulido, Fran Feuillasier (64; Álvaro Aguado), Iban Salvador (59; Óscar Pinchi), Cristóbal Márquez (74’; Sekou Gassama), Abouvakary Kante y Randy Nteka.

– Goles: Andrés Martín (71’) y Antoñin (82’).

– Tarjetas amarillas: Emiliano Velázquez (14’), Luis Advíncula (19’), Iban Salvador (21’), Isi Palazón (45’), Mikel Iribas (50’), Sekou Gassama (86’).

– Tarjetas rojas: Delegado y Preparador Físico del Rayo Vallecano

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 12 + = 21

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.