Doce vecinos de Cañada se convierten en Mediadores Interculturales

Foto de familia de los nuevo mediadores

Redacción

El Ayuntamiento de Madrid entregó el martes 3 de noviembre los diplomas del curso de Formación de Mediadores Interculturales de la Cañada Real a 12 personas, todas ellas pertenecientes a diferentes minorías étnicas (gitana de origen español, rumana o portuguesa) y de la comunidad magrebí de Cañada Real.

El curso, organizado por la Asociación Barró, está dirigido a apoyar y mejorar la convivencia entre los vecinos de la Cañada Real y esta ha sido su cuarta edición.

«Los mediadores nos permitís acercarnos a la realidad y al modo de entender la vida de muchas personas», explicó el delegado municipal de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, que destacó el papel del curso como una «pieza clave» en la inserción laboral, la inclusión social de las diferentes comunidades y en la prevención de conflictos.

«La mediación favorece la comunicación, el conocimiento, la aceptación mutua y la permeabilidad entre distintas identidades culturales y es un instrumento crucial para la cohesión social en Madrid», subrayó el edil de Ciudadanos.

Los cursos de mediadores interculturales, que inició la Asociación Barró en el año 2014, se han repetido durante los años 2016, 2018 y 2020 y han formado en total a 51 personas, favoreciendo sus procesos de inserción laboral.

Un alto porcentaje de ellos, según fuentes municipales, han conseguido empleo como mediadores en diferentes entidades sociales como El Fanal, Romi Serseni, Fundación Diagrama y en la Red Artemisa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 28 − 20 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.