De la mano de tu enfermera: protegernos para proteger

Las enfermeras de familia de los Centros de Salud Campo de la Paloma y Ángela Uriarte, Concha Párraga y Marisa Gascón, están detrás de la nueva sección de Vallecas VA ‘De la mano de tu enfermera’. De carácter divulgativo, tiene como objetivo dar a la población la mayor cantidad de herramientas para que puedan ser responsables de su proceso de salud/enfermedad y de la adecuación a las diferentes etapas vitales. Su primer texto, como no podría ser de otra manera, versa sobre el coronavirus y la importancia de la colaboración de la población para erradicarlo.

Por Concha Párraga y Marisa Gascón

La pandemia por coronavirus 2019-20 es provocada por un virus de la familia de los coronavirus que es el causante del síndrome respiratorio agudo (SARS -COV 2) que se trasmite entre personas. Al hablar, estornudar, toser, reír o, simplemente respirar, emitimos unas gotitas microscópicas (flügge) que pueden contener patógenos, como el coronavirus. Los síntomas de infección por COVID-19 son fiebre, tos, falta de aire, en algunos casos disminución del olfato y el gusto, odinofagia, mialgias, cefaleas, vómitos o diarreas. En la mayoría de los casos provoca síntomas leves, pero otros mucho más graves que pueden provocar neumonías bilaterales, fallo multiorgánico y la muerte.

Mayores de 60 años, hipertensos, diabéticos, obesos, enfermos cardiovasculares, renales, enfermedad pulmonar previa, cáncer, inmunodeprimidos y embarazadas son los grupos de personas más vulnerables, pero no debemos olvidarnos que también jóvenes sin patología previa pueden sufrir coronavirus y, por desgracia, tener un final fatal. En la actualidad, el número de casos ha disminuido, pero debemos seguir siendo muy cautos, el virus continúa estando entre nosotros por lo que a la espera de la vacuna debemos trabajar activamente en la prevención.

Prevención

La prevención se basa en cumplir las medidas de seguridad generales, que son, fundamentalmente, lavado de manos, respeto de la distancia de seguridad y uso de mascarillas. El lavado de manos exhaustivo se debe impregnar en nuestro código genético, cuando volvamos de la calle, al salir del servicio, antes de las comidas, siempre con agua y con jabón. El uso de soluciones hidroalcohólicas solo se aconseja si no podemos realizar una estricta higiene de manos con agua y jabón.

Otra de las medidas fundamentales en esta batalla es mantener la distancia social, recordemos que las gotitas de ‘flügge’ pueden ir cargadas de patógenos que pueden recorrer gran distancia. Por ello, debemos mantener la distancia social de metro y medio. Todos estamos obligados a mantenerla e instamos a los jóvenes a que lo hagan de manera activa, ya que ellos, por su tipo de ocio, tienden a borrar esas barreras sociales. Os necesitamos también a vosotros, solo si lo hacemos todos juntos podremos vencer a este virus.

Por último, es importante hablar de las mascarillas. Debemos llevarlas siempre que no podamos cumplir la distancia social y en los espacios públicos cerrados. Debemos llevarla bien puesta, tapando boca y nariz, de otro modo no sirve de nada.

Si nos diagnostican COVID-19 debemos hacer aislamiento para no ser vector de trasmisión, seguiremos las medidas de aislamiento en domicilio para evitar contagios (uso independiente de un aseo, si no fuera posible higienizar con agua de lejía, aislarse en una habitación, hablar con los cohabitantes por teléfono, uso exclusivo de útiles de comida y lavado de estos y de ropa a alta temperaturas). No se debe salir a la calle a no ser que sea extremadamente necesario hasta que hayan pasado 14 días asintomático.

Debemos pensar en mayúsculas en “protegernos para proteger” a los vulnerables. Os necesitamos a todos, niños jóvenes, adultos y ancianos en esta batalla. Hagamos historia, consigamos todos juntos el Nobel a la Mejor Prevención Comunitaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha 89 + = 99

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.