Construyendo infraestructuras colectivas para iniciativas ciudadanas

Instituto Do It Your Self

ROBERTO BLANCO TOMÁS.

Todo Por la Praxis se define en su web como “un laboratorio de proyectos estéticos de resistencia cultural, […] con el objetivo último de generar un catálogo de herramientas de acción directa y socialmente efectivas”. En Vallecas es conocido sobre todo por esa mezcla de escultura y arquitectura que, con el lema “El barrio es nuestro”, podemos ver integrada en el museo al aire libre de Palomeras Bajas. Recientemente se han establecido de forma física en el barrio con la apertura, el pasado octubre, del “Instituto Do It Yourself”. Para saber algo más sobre su intensa actividad, este mes les hemos visitado.

Allí nos recibe Diego, uno de sus miembros, que nos cuenta algo más sobre sus orígenes: “Todo Por la Praxis es un colectivo que proviene en cierta medida de estas ideas del situacionismo, de recuperación de las prácticas colectivas negando un poco la figura de la autoría. Planteamos modelos más horizontales de trabajo, y el leitmotiv fundamental es trabajar en prácticas colaborativas en relación a iniciativas ciudadanas. Esto lo conforma un grupo de gente relativamente heterogéneo: arquitectos, diseñadores, incluso un abogado… Bueno, en realidad el colectivo son tres personas, las que trabajamos y sobrevivimos con esto, y luego hay toda una serie de colaboradores que nos echan una mano de manera puntual. Siempre trabajamos por proyectos y por objetivos concretos, y la dimensión del proyecto te va dando la del equipo”. El colectivo inicia su actividad en 1999, por lo que atesora ya un extenso recorrido. “Lo que pasa es que al principio nacemos de una manera muy informal —explica Diego—, trabajando mucho en la calle, desde un activismo muy de intervención en el espacio público mediante prácticas artísticas y acciones de visibilización de conflictos. Luego, poco a poco, fue formalizándose, cogiendo también otras derivas, y nos empezamos a centrar en otros proyectos de la mano de otros movimientos sociales. De aquí surgió ya un proyecto más complejo, articulado con este tipo de dinámicas”.

En Vallecas

Sobre la llegada a Vallecas, nuestro anfitrión nos cuenta que tuvo lugar “no hace tanto, unos tres años, en el marco del proyecto ‘El barrio es nuestro’. Dicho proyecto partió de un planteamiento que en principio no estaba vinculado al barrio en teoría, sino más bien al movimiento vecinal. Nos interesaba poner en valor la importancia de este movimiento en los procesos de transformación de la ciudad. Hicimos un trabajo de investigación, y nos pareció importante hacer visibles cosas que pensábamos que de alguna manera se habían perdido por el camino, o la existencia de generaciones que no tenían en cuenta cómo este barrio se había llegado a transformar por toda una lucha del movimiento vecinal y cuáles habían sido sus conquistas”. La forma de hacerlo escogida fue “rescatar los eslóganes importantes del movimiento vecinal y confrontarlos a las conquistas materiales”. De la mano de la FRAVM, se acercaron a ciertos barrios con una importante tradición de este movimiento, como Orcasitas, El Pozo o Palomeras, siendo este último el escogido. “Entre FRAVM, nosotros y la asociación de vecinos se dieron las condiciones para poder trabajar y plantear nuestra propuesta, que era en principio trasladar los eslóganes y hacer una campaña ‘de agitación y propaganda’ a través de cartelería, pegatinas y otros materiales con el eslogan de ‘El barrio es nuestro’, dando paso después a este cartel corpóreo, especie de escultura. También, como daba la coincidencia de que en Palomeras existe el único museo de esculturas al aire libre de todo el sur de Madrid, aunque no pretendimos hacer una escultura, nos parecía muy interesante que esto de alguna manera pudiese apoyar algo tan importante para este barrio. Por ello, lo incorporamos a la intervención, desde la asociación se entendió como una escultura más, y se convirtió en la décima escultura del museo”. Pero la instalación no fue tarea fácil, como narra Diego: “pasamos dos años negociando con la Administración. Nos dieron un permiso temporal de tres meses, e hicimos varias propuestas de ubicación, hasta que al final, en el último momento y de manera no muy consensuada se eligió una. Luego, como la escultura tenía ese permiso de tres meses, tuvo que cambiar de emplazamiento porque la cimentación no estaba preparada para mucho más tiempo. Al final acabó en una rotonda, pues nos planteaban que la escultura, por cuestiones de seguridad, no podía estar en mitad de la calle… Las rotondas parece que son territorio más seguro [risas]… Pero bueno, luego lo vimos, comprobamos que efectivamente era una rotonda, pero era la puerta del barrio, funcionaba, y quedamos relativamente contentos”.

“Hemos seguido muy vinculados a Palomeras a partir del proyecto de ‘El barrio es nuestro’ —reconoce Diego—, pues realmente hubo feeling. Luego ha surgido la posibilidad de los Planes de Barrio, por primera vez en Palomeras, donde se han hecho dos planes asociados. Uno con los colegios, con un taller de huertos didácticos, dando un refuerzo al trabajo que en este sentido se viene haciendo en ellos. Luego hemos hecho otro trabajo con la Asociación La Kalle y la Asociación de Vecinos de Palomeras Bajas en el taller de reciclaje y autoconstrucción para mobiliario que pueda equipar el espacio público. Y ya por último, otro Plan de Barrio con la Asociación de Vecinos del Alto del Arenal, que nos plantearon un taller de este mismo formato, pero para equipar ya un espacio, el Campo Azul, que se está empezando a recuperar en el barrio. Comenzamos con el merendero, y luego hemos hecho un escenario y seguimos trabajando…”.

Proyecto autogestionado

Instituto Do It Your SelfFinalmente, en octubre pasado el colectivo se instala de forma física en el barrio, en una nave situada en el número 19 de la calle Manuel Laguna, inventando lo que han llamado el “Instituto Do It Yourself”. “Abrimos este lugar con la idea de tener un espacio de trabajo compartido comunitario —explica nuestro anfitrión—. Es un proyecto autogestionado que funciona exclusivamente por las cuotas de los socios. Puedes venir, hacer tus aprendizajes de manera autónoma o colectiva, usarlo… Está equipado con herramientas como radiales, soldadores, material de construcción… Y bueno, con la intención de aprendizaje y conocimiento para trabajar en infraestructuras colectivas vinculadas a iniciativas ciudadanas. Luego tenemos también los talleres: hay un programa con talleres específicos, unos vinculados a iniciativas (p.ej. Campo Azul), y otros más de oficios concretos (soldar, carpintería, etc.). Tenemos varios formatos de participación: por un lado los socios o la gente que acude a los talleres, pero también nos interesa que vengan entidades o asociaciones, nos cuenten alguna propuesta o necesidad que tengan y veamos cómo podemos sumar. En realidad nosotros entendemos esto como una especie de escuela taller, donde hay aplicaciones directas de la formación a la práctica, y si nos surgen propuestas de asociaciones o centros sociales y les puede aprovechar que en un curso de formación podamos recuperar un sitio, pues mejor que mejor”.

En cuanto a proyectos inmediatos, “aquí en el barrio vamos a seguir trabajando el Campo Azul, y ahora tenemos un taller del 6 al 10 de julio donde estamos planteando hacer una pequeña infraestructura cultural para equipar espacios públicos: hacer cine de verano, teatro, un pequeño escenario, que te permita realizar de manera muy temporal actividades, en plan ‘montar y desmontar’. Queremos vincular a diferentes espacios y colectivos susceptibles de utilizarlo con la idea de que puedan compartir recursos comunes”.

A modo de conclusión, Diego resume: “Para nosotros ha sido muy importante salir del centro de la ciudad, donde se suele concentrar todo. Venir aquí al barrio también es un poco el cambio de mentalidad en ese sentido: que la ciudad también se acerque aquí, a Vallecas, y que se generen otras conexiones con otros barrios; una red…”. Y damos fe de que Todo Por la Praxis sigue “trabajando en ello” con energía admirable, vecinos.

 

Contacto y más informaciónInstituto Do It Your Self

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha − 3 = 5

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.