Asamblea de Parados de Fontarrón: por un trabajo digno y de calidad

 

Asamblea de Parados de Fontarrón
La asamblea se reúne los martes en la asociación de vecinos / Foto: RBT.

ROBERTO BLANCO TOMÁS

En Vallecas, cuando hay un problema, los vecinos se organizan para solucionarlo, muchas veces con resultados sorprendentes. Ha sido así siempre, por lo tanto no es nada extraño que en estos tiempos difíciles surjan nuevas iniciativas en este sentido. Un buen ejemplo lo constituye la Asamblea de Parados de Fontarrón, que hemos visitado este mes.

La idea nace desde la asociación de vecinos del barrio. Fernando Rico, uno de sus miembros, nos lo cuenta: “la comisión gestora de la asociación estimó conveniente convocar una asamblea permanente de parados, entre otras cosas porque en Fontarrón hay más de un 40% de desempleo. Vista esta necesidad, la convocamos para el 5 de febrero, y ahí arrancó la iniciativa”.

La mayoría de la asamblea está compuesta por personas desempleadas, aunque “es una asamblea abierta a todo el mundo, a todo el barrio y a toda la gente que tenga ganas de cambiar este sistema”, apunta Fernando. También participa la asociación de vecinos como tal y algunos de los grupos nacidos en torno a la misma, como CEPA (Colectivo de Educación Permanente de Adultos) o Atiempo (que trabaja con drogodependientes), así como la parroquia del barrio. El objetivo es claro: “buscar trabajo, pero un trabajo digno y de calidad, que verdaderamente cambie nuestra vida y nos permita dar de comer a nuestros hijos; que no nos convierta en esclavos, y nos permita aumentar nuestra autoestima y nuestra dignidad como trabajadores”.

Pese a llevar funcionando tan poco tiempo, su actividad es intensa: han creado una bolsa de trabajo, mantienen actualizados los currículos de todos sus miembros, buscan posibilidades de formación y se están dando a conocer entre todas las empresas del barrio. Buscan el trabajo en todos los lugares donde pueda encontrarse, y cuando hay ofertas las difunden a través de la asamblea. Pero, como bien puntualiza Fernando, “la intención no es convertirse en una oficina de empleo: ese trabajo corresponde a la Administración, que entre otras cosas lo está haciendo bastante mal”; ellos son vecinos que se organizan ante un problema y tratan de buscar soluciones juntos. Lo que quiere decir que si en una empresa necesitan tres personas y en la asamblea hay seis interesadas, se envía a las seis y que la selección la haga la propia empresa.

Como el problema del desempleo es más amplio que la falta de trabajo y afecta a todos los aspectos de la vida, esta asamblea de parados está estudiando otras posibilidades para mejorarla en lo posible, como bancos de alimentos o de tiempo. Y siguen pensando más ideas, como personas inquietas que son. Fernando concluye: “nosotros, dentro de las posibilidades que tenemos, estamos tratando de cambiar esta situación. El país se está viniendo abajo, y tenemos que hacer algo para cambiarlo, que nos están llevando a la más absoluta miseria».

 

MÁS INFORMACIÓN:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha + 80 = 88

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.