Adaptar una vivienda para personas mayores

Con el paso de los años ganamos en sabiduría y en experiencia, pero perdemos movilidad. Cuando llevamos mucho tiempo viviendo en un mismo lugar, tenemos tantos recuerdos que los cambios resultan difíciles. Por eso en Torresrubí nos esforzamos tanto en ayudar a encontrar la vivienda de vuestros sueños, para que paséis muchos años en ella.

En nuestro barrio, algunas viviendas no están adaptadas para personas mayores. En el caso de un piso en una cuarta planta sin ascensor no podremos hacer mucho, pero dentro podemos realizar algunos cambios para que la vida sea más fácil.

El baño es uno de los lugares que antes se adaptan, ya que es aquí donde más golpes y caídas se pueden sufrir. Lo más común es instalar un plato de ducha en el lugar de la bañera. Es deseable que quede a ras de suelo y que tenga una silla o banqueta para la ducha. Para facilitar el uso es recomendable instalar barras de sujeción para entrar y salir y junto al inodoro.

En el dormitorio, una cama articulada ayudará a cambiar de posición y no debemos pensar sólo en la inmovilidad, la podemos usar también para ver la tele cómodamente. Con un mando de control remoto cambiarás de canal y con otro orientarás la cama.

Para la cocina es mejor tener una vitrocerámica que una encimera con fogones elevados. Un detector de humo debe estar en todas las cocinas pues todos podemos dejarnos algo olvidado en el fuego. Un grifo con manguera extraíble hace más fácil el llenado de las ollas evitando mantenerlas a peso mientras se llenan. La iluminación también debe ser correcta para evitar tropiezos. Hay luces led que ofrecen mucha luz con un consumo eléctrico reducido. 

En el caso del suelo, si las losas generan resbalones y no tenemos un gran presupuesto, podemos colocar suelos vinílicos.

Pero no todo va a ser añadir. Si la movilidad es reducida se deben eliminar alfombras y los muebles prescindibles que entorpezcan el paso. Si en la cocina solemos usar un par de sartenes y un par de ollas no tiene sentido tener los armarios llenos con menaje.

Para gestionar las luces podemos instalar un altavoz inteligente como Google Home o Amazon Echo al que solo con decirle “Apaga la luz del pasillo” evitaremos tener que volver sobre nuestros pasos.

En el caso de que la reforma se haga por una persona dependiente en el hogar, os recordamos que desde la Comunidad de Madrid hay algunas ayudas para la adaptación de viviendas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

VK Captcha − 3 = 5

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.